#Catalunya  #JudiciProcés  Mundo

Observadores internacionales critican a Marchena por permitir “la banalización de la violencia policial” del 1-O

En su informe semanal también critican que "en reiteradas ocasiones" Marchena interrumpe a las defensas y vuelven a denunciar el carácter "fundamentalmente político" del juicio que "pone en duda" el derecho de defensa y a un juicio justo. Por otra parte, la Junta Electoral Central ha ordenado a la Generalitat quitar esteladas y lazos amarillos de sus edificios. Este sábado, la ANC y Òmnium se manifestarán en Madrid bajo el lema ‘La autodeterminación no es delito’.
| 12 marzo, 2019 14.03
Observadores internacionales critican a Marchena por permitir “la banalización de la violencia policial” del 1-O
Hadi Cin (AED, Turquia), Gustavo Palmieri (CELS, Argetina), Mònica Aranda (Universitat de Barcelona) y Jorge Correcher (Universitat de Valencia), observadores de la plataforma ITW.

La plataforma International Trial Watch, que ejerce de observadora internacional en el juicio contra el procés, ha hecho público este lunes su informe sobre la cuarta semana de la vista oral en el que critican al presidente del tribunal, Manuel Marchena, por permitir “la banalización de la violencia policial” durante el referéndum del 1 de octubre en Catalunya.

“No se puede verificar la credibilidad de testigos con rigurosidad si no se pueden confrontar sus declaraciones con otras preguntas, con la exhibición de documentos o de material videográfico materializando el principio de contradicción propio de la jurisdicción penal. Eso sucede especialmente cuando emerge el tema de la violencia policial contra los votantes del 1-O”, detalla en su informe la plataforma International Trial Watch.

La plataforma asegura que “en reiteradas ocasiones” Marchena interrumpe a las defensas: “Marchena deniega a las defensas interrogar y repreguntar a los testigos propuestos por las acusaciones. Este modo de conducir el juicio, que impide verificar la credibilidad de algunos testigos y limita el interrogatorio de forma libre por parte del presidente, está permitiendo, entre otras cuestiones, la banalización de la violencia policial desplegada el 1 de octubre de 2017”, inciden.

Las y los observadores también critican que se hayan “permitido tantas preguntas” sobre el funcionamiento del Parlament de Catalunya, y afirman que esto “revela el carácter fundamentalmente político” del juicio y “pone en duda” el derecho de defensa y a un juicio justo.

La plataforma también expresa su queja porque las y los testigos tienen “información previa” de las declaraciones de los testigos anteriores, sobre todo en los casos de mandos policiales “en un orden jerárquico de mayor a menor”. “Iban realizando sus declaraciones después de haber podido escuchar previamente lo declarado por sus superiores, pudiendo construir así unos relatos acusatorios de dudosa espontaneidad, tal y como exige la jurisprudencia que emana de la Ley de enjuiciamiento criminal”, añade el informe.

Por último, muestran su preocupación por el cansancio de las y los dirigentes independentistas procesados tras cuatro semanas de juicio en sesiones muy largas y pocas horas de descanso: “El cansancio acumulado de las sesiones puede provocar un importante menoscabo de su capacidad de seguimiento y preparación de su defensa con sus abogados y abogadas”.

Entre los aspectos positivos, la plataforma destaca que Marchena hace un intento de “guiar los interrogatorios de manera ordenada, otorga tiempo prolongado para la práctica de interrogatorios a los testigos y trata de evitar que las preguntas empiecen con un enunciado indicativo de las respuestas”.

Ordenan a la Generalitat quitar esteladas y lazos amarillos de sus edificios

La Junta Electoral Central le ha dado 48 horas de plazo al president de la Generalitat, Quim Torra, para que ordene la retirada de todas las esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos “con el fin de cumplir con el deber de neutralidad política de los poderes públicos” ante las elecciones estatales del 28 de abril.

El máximo órgano arbitral del procedimiento electoral atiende así una petición registrada por Ciudadanos, que se quejaba de la exhibición en Catalunya de “símbolos ideológicos o partidistas en edificios y espacios públicos”.

El acuerdo, que se va a trasladar a las Juntas Electorales de Catalunya, es firme en la vía administrativa y contra él ya sólo cabe interponer un recurso contencioso-administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo en el plazo de dos meses.

Según informa VilaWeb, el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, ha amenazado a Torra,afirmando que el estado tiene los “instrumentos apropiados” para “hacer cumplir las disposiciones de las instituciones encargadas de velar por el normal funcionamiento de la democracia”, en referencia a la Junta Electoral española (YAZCO).

En una entrevista a la Cadena Ser, Borrell se ha mostrado satisfecho por la decisión de la YAZCO de ordenar la retirada de los lazos amarillos y esteladas de los edificios dependientes de la Generalitat. Según Borrell, que los “símbolos partidistas” invadan el espacio público de manera “permanente y sistemática” choca con la neutralidad de todos los periodos, no solo el electoral, apunta el medio digital catalán.

Manifestación en Madrid: ‘La autodeterminación no es delito’

Las entidades soberanistas catalanas Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural han convocado este sábado, 16 de marzo, en Madrid una manifestación bajo el lema ‘La autodeterminación no es delito’. La plataforma ciudadana vasca Gure Esku Dago ha anunciado su adhesión a esta convocatoria, a la que también se han sumado diversos colectivos madrileños para “defender los derechos, las libertades y la democracia”.

Calendario del juicio y cronología hasta el día de hoy

Este lunes arrancó en el Tribunal Supremo la quinta semana de juicio en la que han testificado los comisarios de los Mossos Manel Castellví y Emili Quevedo.

La de este martes por la mañana ha sido la sesión más corta desde que empezó la vista oral, apenas 20 minutos. Estaban citados, José Oriol González, propietario de la empresa Buzoneo Directo, que se ha acogido a su derecho a no declarar porque está siendo investigado por los mismos hechos en el juzgado 13 de Barcelona, el que investiga los preparativos del referéndum desde febrero de 2017; y Rosa Maria Sans Travé, responsable de recursos humanos de la empresa Artyplan. Dos testigos menores con cargos en las empresas de paquetería e imprenta que supuestamente habría contratado el Govern el 1-O.

El miércoles 13 está prevista la comparecencia de cinco testigos, entre ellos, Jaume Mestre, director general del departament de Difusió i Atenció Ciutadana de Presidència y Albert Royo, ex-director del Diplocat. El jueves 14 lo harán otros ocho, entre ellos está citado el antiguo responsable de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero -que con toda seguridad no declarará-, el ex secretario general de la Consellería de Economía de la Generalitat de Catalunya Josep María Jové, el magistrado Santiago Vidal y el exvicepresidente del Tribunal Constitucional Carles Viver.

Para la semana que viene, la sexta de juicio, la letrada de la Administración de Justicia del tribunal de la causa especial 20907/2017, notificó este lunes una diligencia de ordenación en la que se cita como testigos a 35 miembros de la Guardia Civil y a cinco integrantes de los Mossos d’Esquadra.

Entre ellos figuran el instructor y el secretario de los atestados levantados por el instituto armado el 1 de octubre de 2017, cuya comparecencia –prevista inicialmente para el martes 12 de marzo- se ha desplazado hasta el 26 de marzo a petición de las defensas de los procesados, que habían solicitado más tiempo para preparar el interrogatorio.

Además, el 27 de marzo prestarán declaración por videoconferencia el parlamentario alemán Felix von Gründberg y la diputado del Parlamento de Québec Manon Masse, que participaron como observadores en el referéndum del 1-O.

En las dos primeras semanas de juicio al independentismo se cerraron los interrogatorios a los 12 dirigentes procesados: Jordi Cuixart y Carme Forcadell; Oriol Junqueras y Joaquim Forn; Jordi Turull y Raül Romeva; Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs y Carles Mundó; y Santi Vila y Jordi Sànchez.

El miércoles 20 de febrero comenzó la fase testifical con los testimonios del expresidente español Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría y el ex ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. También lo hiceron Joan Tardà, Artur Mas, Marta Pascal y Nùria de Gispert.

La última sesión de la tercera semana tuvo como testigos al lehendakari Iñigo Urkullu, el diputado de ERC Gabriel Rufián, el exsecretario general de Podem Albano Dante-Fachín, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el exmininistro del Interir, Juan Ignacio Zoido, entre otros.

En la cuarta semana testificaron, entre otros, el exnúmero dos de Zoido que negó las cargas policiales del 1-O y el presidente del Parlament, Roger Torrent, que denfendió que el “conflicto sólo se resolverá votando”. También declararon el exdelegado del Gobierno español en Catalunya, Enric Millo, y el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que construyeron un relato de “violencia” para defender las tesis de las acusaciones.

12 marzo, 2019

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR