#Catalunya  #JudiciProcés  Mundo

El exnúmero dos de Zoido niega las cargas policiales del 1-O y Torrent defiende que el “conflicto sólo se resolverá votando”

Este lunes ha comenzado en el Tribunal Supremo de Madrid la cuarta semana de juicio contra el procés con las declaraciones de José Antonio Nieto, exsecretario de Estado de Seguridad y número dos de Zoido que ha afirmado que el 1-O no hubo "cargas policiales", sólo el "mínimo empleo imprescindible" de la fuerza. El segundo en declarar ha sido el president del Parlament, Roger Torrent: "Voté el 1-O y tengan presente que volveremos a votar. El conflicto sólo se resolverá así", ha defendido. Por su parte, la Comisión Internacional de Juristas alerta de que una sentencia condenatoria podría "socavar la confianza en el Estado de derecho" y el Colegio de Abogados de Barcelona exige expulsar a Vox del juicio.
| 4 marzo, 2019 20.03
El exnúmero dos de Zoido niega las cargas policiales del 1-O y Torrent defiende que el “conflicto sólo se resolverá votando”
Torrent, durante su declaración en el juicio.

El número dos de Zoido afirma que el 1-O no hubo “cargas policiales”, sólo el “mínimo empleo imprescindible” de la fuerza

La jornada matutina la ha ocupado enteramente el testimonio de José Antonio Nieto, exsecretario de Estado de Seguridad y número dos de Zoido que se ha hecho responsable del operativo policial del 1-O, pero se ha contradicho ante las preguntas de los abogados, la fiscalía y la acusación popular exponiendo dos relatos muy diferentes de lo que, según él, pasó el otoño del 2017. Nieto ha llegado a afirmar que durante el referéndum del 1 de octubre celebrado en Catalunya no hubo “cargas policiales”, sólo el “mínimo empleo imprescindible” de la fuerza. También ha asegurado que no hubo orden “política” de cesar las actuaciones policiales y que se hicieron “las actuaciones que estaban previstas”.

Nieto también ha cargado duramente contra los Mossos: “No tengo constancia que de que los Mossos mostraran el más mínimo interés en coordinase o colaborar en orden a evitar la celebración del referéndum”, ha dicho para añadir: “Estoy convencido de que si los Mossos de forma clara hubiesen manifestado su voluntad de cumplir el mandato judicial el referéndum no se hubiese celebrado. Estoy convencido de que se hubiese desconvocado”. Sin embargo, preguntado por el abogado de Joaquim Forn, Xavier Melero, Nieto ha asegurado desconocer los detalles del operativo preparado por los Mossos para el 1 de octubre, que se presentó en primer lugar el 20 de septiembre y se modificó el 29.

En clara sintonía con la tesis de la Fiscalía, Nieto ha asegurado que las personas que fueron a votar el 1-O también se concentraron en los colegios para “hacer frente” a la Policía y la Guardia Civil. En este sentido, ha afirmado que “hubo agresiones, un número importante de policías y guardia civiles recibieron golpes, vallas, bancos y adoquines”, obviando por completo las cerca del millar de personas que fueron heridas por las cargas policiales. No obstante, preguntado por el abogado Jordi Pina, ha confirmado que ninguno de esos agentes fueron atendidos por ambulancias medicalizadas y que ninguno tuvo que cogerse la baja por las lesiones.

A diferencia de lo que hicieron sus superiores Mariano Rajoy, Soranya Sáenz de Santamaría y Juan Ignacio Zoido, Nieto ha asumido la responsabilidad de la actuación de la Guardia Civil y la Policía española durante el 1-O. Precisamente, uno de los momentos clave del testimonio de Nieto ha sido cuando ha puesto en entredicho la versión dada antes este tribunal por la exvicepresidenta del Gobierno español, Soraya Saenz de Santamaría. Nieto, ha diferencia de Santamaría, ha confirmado que la operación Copérnico -el operativo policial de septiembre y octubre de 2017- se empezó a preparar tras los plenos del Parlament del 6 y 7 de septiembre.

Pina, responsable de la defensa de Sànchez, también le ha recordado a Nieto otra afirmación hecha en la declaración sobre el hecho de que en el referéndum había gente “que actuaba de buena fe” y otra “que actuaba de mala fe”. A lo que Nieto ha respondido, titubeando: “No tengo la capacidad para establecer o separar los buenos de los malos, usted puede valorarlo, pero yo tengo una opinión”. El abogado le ha recriminado que estaba en el juicio como “testigo” no como “opinador” y Marchena ha vuelto a interrumpirlo para decirle que esto no tenía “ninguna trascendencia jurídica”.

Nieto también ha justificado el asedio a la sede de la CUP porque, según él, “había un mandato judicial”. Una afirmación falsa, dado que los agentes de la policía no tenían ninguna orden. David Fernàndez, exdiputado de la CUP, ha contestado a Nieto en Twitter: “Sobre el asedio a la CUP el 20S de 2017. Jefe imputado de la Brigada de Información de la Policía, hace una semana ante la juez en Barcelona: “Esperábamos una orden judicial que no llegó”. Nieto, exsecretario de Estado, hoy ante el Supremo: “actuamos por orden judicial”.

Sobre el 20-S, y preguntado por las defensas, Nieto ha apuntado que las protestas supusieron un “punto de inflexión”, ya que, en su opinión, la ausencia de antidisturbios de los Mossos creó en las personas que se concentraban frente a la Consellería la sensación de que “no había límites”. Para justificar que hubo violencia se ha limitado a recordar el “destrozo” de los vehículos de la Guardia Civil sin poder poner otro ejemplo de la supuesta violencia a la que ha hecho referencia con insistencia.

Roger Torrent: “Voté el 1-O y tengan presente que volveremos a votar. El conflicto sólo se resolverá así”

La declaración de Roger Torrent, actual president del Parlament, ha comenzado a las 16.00 horas respondiendo a las preguntas de la acusación popular, representada por el abogado del partido ultraderechista Vox, Javier Ortega Smith.

De hecho este ha sido uno de sus primeros alegatos: que parlamentarios y parlamentarias estuvieran sentadas en el banquillo de los acusados, mientras la ultraderecha actúa como acusación popular.

“Un presidente del Parlament no puede limitar, ni censurar el debate. Habría actuado igual que la presidenta Forcadell”, ha señalado Torrent en referencia al papel que le otorga su cargo.

A preguntas ya del fiscal Fidel Cadena, el actual president del Parlament ha dicho, sobre la declaración de independencia, que “el día 10 de octubre se hizo un acto fuera del pleno, pero no se votó ningún documento”. Asimismo, ha recordado que lo que se vota es la parte dispositiva, y no la parte declarativa en la que se encontraba la declaración de independencia.

A continuación, y tras finalizar la intervención del fiscal, se ha producido un tenso ‘tira y afloja’ entre la defensa de Oriol Junqueras y Raül Romeva, el abogado Andre Van den Eynde, y Manuel Marchena, por la pertinencia o no de las preguntas sobre los hechos del 20-S y el 1-O lanzadas a Torrent. Finalmente, el presidente del tribunal ha impedido a las defensas realizar estas cuestiones.

“Voté el 1-O y tengan presente que volveremos a votar. El conflicto sólo se resolverá así”, ha subrayado Torrent para defender que la ley del referéndum y la de transitoriedad planteaban “la voluntad mayoritaria de las y los catalanes a decidir nuestro futuro”, a la cual no piensan renunciar.

Declaraciones durante la tarde

La sesión ha continuado con las declaraciones de José María Espejo-Saavedra, diputado de Ciudadanos y vicepresidente segundo del Parlament; David Pérez, diputado del PSC y secretario segundo de la Mesa del Parlament; Antoni Bayona, ex-letrado mayor del Parlament; y Xavier Muro, ex-secretario general del Parlament.

La Comisión Internacional de Juristas alerta de que una sentencia condenatoria en el juicio al procés podría “socavar la confianza en el Estado de derecho en España”

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) alertaba este domingo de que una sentencia condenatoria en el juicio al procés podría “socavar la confianza en el Estado de derecho en España”. En declaraciones recogidas por ElNacional.cat la abogada y directora de la asociación en Europa, Roisin Pillay, asegura que si el Tribunal Supremo condena a los 12 dirigentes independentistas, se enviaría “un mensaje muy desafortunado” y se podría crear la percepción que ha sido un procés político.

La CIJ considera las acusaciones de rebelión y sedición como “una extralimitación” del código penal “particularmente” por “la falta de evidencia del uso de la violencia”. Por eso, ve “preocupante” que se lleve al campo del derecho penal un caso “que fue un ejercicio legítimo de opinión y asociación política”.

Además, este lunes, la Comisión de Defensa del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) ha denunciado la vulneración de una serie de derechos en el juicio contra el procés y ha pedido la expulsión de la acusación popular de Vox de la causa, cuyo objetivo es “visibilizar su programa político”.

Calendario del juicio y cronología hasta el día de hoy

El juicio se retomará este martes, 5 de marzo, a las 9.30 de la mañana con el testimonio del exdelegado del Gobierno español en Catalunya, Enric Millo, cuya declaración estaba prevista para este lunes. También han quedado pendientes las testificales de Juan Antonio Puigserver Martínez, responsable del Departamento de Interior desde la aplicación del artículo 155, y la exconsellera Neus Munté.

Este martes, según calendario, está prevista la comparecencia del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que fue coordinador del dispositivo de seguridad organizado para el 1-0; y el miércoles 6 lo hará la letrada de la Administración de Justicia del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, miembro de la comitiva judicial que el 20 de septiembre de 2017 practicó un registro en la sede de la Consellería de Economía de la Generalitat.

El pasado martes se cerró la primera fase del juicio contra el procés, en esta primera parte fueron interrogados a Jordi Cuixart y Carme Forcadell; Oriol Junqueras y Joaquim Forn; Jordi Turull y Raül Romeva; Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs y Carles Mundó; y Santi Vila y Jordi Sànchez.

El miércoles comenzó la fase testifical con los testimonios del expresidente español Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría y el ex ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. También lo hiceron Joan Tardà, Artur Mas, Marta Pascal y Nùria de Gispert.

La última sesión de la semana pasada, la del jueves 28, tuvo como testigos al lehendakari Iñigo Urkullu, el diputado de ERC Gabriel Rufián, el exsecretario general de Podem Albano Dante-Fachín, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el exmininistro del Interir, Juan Ignacio Zoido, entre otros.

En las tres semanas que llevamos de proceso, la plataforma Internacional Trial Watch -que ejerce de observadora internacional- ha denunciado la “preocupante” actitud de la Fiscalía y ha advertido sobre la “carga política” del juicio.

4 marzo, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR