Mularroya: retorcer la ley para despilfarrar 200 millones en hormigón, desecar el río Jalón y poner en riesgo a Zaragoza

Varias sentencias firmes del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional anulando el proyecto del pantano de Mularroya, e incluso paralizando sus obras ya iniciadas, no han sido obstáculo suficiente para el Estado español, que retorciendo la ley para incumplir los mandatos judiciales, la normativa medioambiental de la Comisión Europea, y el sentido común, ha continuado destrozando el territorio, el patrimonio cultural, y enterrando cientos de millones de euros en las obras de Mularroya, cuya seguridad está en entredicho, y por tanto supone un riesgo para poblaciones como Ricla, Calatorao, o incluso la ciudad de Zaragoza.

Este pasado miércoles, 11 de noviembre, comenzaban las obras de una de las actuaciones más estrambóticas del ya, en general, esperpéntico proyecto del pantano de Mularroya, la construcción de un túnel de 13 km para perpetrar el trasvase del río Jalón al río Grío en Mularroya. Coincidiendo con ello la Plataforma Jalón Vivo, la Asociación La Sabina -Ecología y Desarrollo Rural- de Ricla, la Asociación Cultural La Noguerilla de Embid de la Ribera, y los alcaldes de Morata de Jalón y Arándiga se unieron “para protestar y evitar un desastre ecológico en la ribera del Jalón” y exigir “la paralización de la tuneladora”.

Una de las personas afectadas señalaba que “las ZEPAS -Zona de Especial Protección de Aves- de las Hoces del Jalón y de Los Desfiladeros del Jalón están afectadas plenamente por el Trasvase de Jalón que desecará sus riberas durante meses dañando irremediablemente fauna y flora. Pero, no solo estas dos ZEPAS también las ZEPAS de las Sierras de la Vicora y de Algairén, porque la vida y la naturaleza no son compartimentos estancos. También destruirá la agricultura y ganadería tradicional y sostenible, las posibilidades de turismo, deporte, observación de aves, o senderismo. Mularroya es una aberración, es un atentado ecológico, y es ilegal”.

“Hoy es un día triste. Hoy la CHE ha comenzado un túnel que nos robará el agua del río Jalón aguas arriba de mi pueblo para beneficio de unos cuantos poderosos. Tanto han defendido las obras y las defienden algunos, unos abiertamente y otros con su silencio, de los beneficios que va a traer, que yo, agricultor ocasional de huerta, he escuchado y hablado con verdaderos agricultores, muchos de ellos de mi pueblo y no tienen ni idea, al igual que yo, de qué repercusiones va a tener ese pantano ahí, no saben qué derechos al agua van a tener y si los tienen, cuánto les va a costar. Porque esa obra hay que amortizarla. Los agricultores ya están pagando por imposición de la CHE, un canon de un pantano que lleva construido la friolera de 60 años, pues… imagínese usted… Por no hablar del roto medioambiental ocasionado ya y el que vendrá. La tecnología ha de estar al lado del progreso de la humanidad con el máximo respeto hacia nuestro planeta, no para destruirlo. Más que progreso, me han recordado a las imágenes de los gusanos come tierra de la saga de El Hobbit. Existen alternativas más sostenibles para la madre Tierra y para todos nosotros. Si no paramos esta barbarie nos arrepentiremos siempre”, señalaba otra de las personas afectadas por este macroproyecto.

20 años de Jalón Vivo: 20 años de lucha ecologista y resistencia ciudadana

También esta semana se cumplen 20 años de la lucha medioambiental iniciada por el colectivo Jalón Vivo, convertido ya en referente en la defensa Medio Ambiental de las comarcas centrales de Aragón.

Desde el colectivo explican que “la lucha y conciencia ecologista en Morata nace con la Semana de Ecología de 1984. Desde entonces siempre esa preocupación y mirada ecologista han estado presentes en la vida pública y sociedad de Morata. Mirando fotos y publicaciones, noticias de prensa alguna lagrimica es inevitable que se escape al ver tanta buena gente que por desgracia ya nos falta. Pero todo hay que decirlo, que buenos amigos hemos hecho estos años de sinsabores, de persecuciones, vendettas políticas y personales, de arduo trabajo, de incomprensión, de fracasos, de desgaste, pero también de empatía, de compañerismo, de solidaridad, de crecimiento humano y ético, de triunfos y de alegrías”, destacan.

Concluyen afirmando que “seguimos luchando, más viejos, quiero que pensar que más sabios, pero sobre todo con una sonrisa y honrando su recuerdo. Mularroya es Ilegal. No al Trasvase del Jalón. Ríos Vivos Pueblos Vivos”.

La CHE y el Estado español mantienen políticas hidrológicas del siglo XIX

En el informe “Viabilidad del Proyecto de Presa de Mularroya, Azud de Derivación y Conducción de Trasvase” disponible en la web del Ministerio para la Transición Ecológica puede leerse que “la no construcción del Embalse de Mularroya supone seguir en la situación actual, es decir con un río Jalón regulado únicamente por los embalses de La Tranquera, Maidevera y Monteagudo de las Vicarías. En esta situación, el nivel de regulación es bajo, del 40 %”. Tres pantanos y un 40% de regulación es para el Estado español un nivel bajo, quizá la CHE prefiera una regulación del 200% y dejar nuestro ríos muertos y entubados.

En el mismo informe se mantiene la siguiente tabla presupuestaria:

7. PRESUPUESTOS Presupuesto de Ejecución Material:

  • Capítulo 1. Azud de derivación 4.698.698,83 €.
  • Capítulo 2. Túnel de trasvase 30.369.177,70 €.
  • Capítulo 3. Presa de Mularroya 62.612.232,10 €.
  • Capítulo 4. Variantes de carreteras 13.005.431,51 €.
  • Capítulo 5. Proyecto de Medidas Correctoras 2.915.710,70 €.
  • Capítulo 6. Implantación del Plan de Emergencia 477.036,40 €.
  • Capítulo 7. Redacción del Proyecto de Construcción 871.466,00 €.
  • Capítulo 6. Seguridad y Salud 1.038.836,36 €.
  • TOTAL 115.988.139,60 €.
  • Presupuesto Base de Licitación 165.491.877,58 €.
  • Presupuesto para Conocimiento de la Administración 195.618.519,59 €

En dicho informe el Estado español reconoce que “la construcción del Embalse de Mularroya significará la aparición de una serie de impactos ambientales negativos sobre los recursos naturales”, aunque afirma “que se han tratado de disminuir al máximo mediante la definición de las correspondientes medidas de corrección”. Pero no entienden lo mismo ni el Tribunal Supremo ni la Audiencia Nacional, que hasta en tres ocasiones han anulado el proyecto y ordenado su paralización.

Para sortear torticeramente las resoluciones judiciales el Estado español, con la CHE como ariete, elaboró una nueva Declaración de Impacto Ambiental -DIA- en 2222, y en 2016 declaró el proyecto "de interés general", para así continuar con su estrategia de ‘tierra quemada’.

¿Nueva pseudo-crisis en el Gobierno de Aragón?

El Presidente de Aragón, Javier Lambán “confía en que la conclusión de las obras de Mularroya permita a los regantes del Jalón estar preparados para las oportunidades que brinde la puesta en marcha de BonÀrea -el macromatadero del Grupo Guissona en Epila-”, ya que, a su juicio Mularroya “es una obra muy demanda para el riego de los terrenos situados en el Bajo Jalón para garantizar el abastecimiento a las poblaciones de la zona, y la demanda industrial, con vistas al próximo desarrollo de Bonárea, que abrirá nuevos escenarios para el sector agropecuario de la zona”.

Y que, “precisamente por ello, una de las políticas fundamentales del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha sido la apuesta por la creación y modernización de regadíos, en las que se han invertido 85 millones”.

Sin embargo su socio de gobierno, Podemos Aragón, “solicita la paralización del trasvase del Jalón ante las importantes dudas que existen en relación al pantano de Mularroya”.

Y anuncia que “esta semana -Podemos Aragón- registra una batería de iniciativas en distintas administraciones: el Ayuntamiento de Ricla, la Diputación de Zaragoza, el Congreso de los Diputados y la Comisión Europea a fin de aclarar las numerosas dudas que rondan el proyecto de Mularroya”, y piden “la paralización inmediata de la obra, ante el inminente inicio de los trabajos de la tuneladora”.

Desde la formación política estiman “que no debe darse un paso más hasta que no se aclare cómo se pretende gestionar el resultado. Son muchos millones de euros públicos y enormes afecciones medioambientales como para haber despejado estas dudas antes de empezar”, indica la responsable del área de medioambiente de Podemos Aragón Marta de Santos. “En ningún momento se ha aclarado cuáles son los caudales disponibles, la afección al acuífero, a quién se le va a quitar el derecho a riego o cuánto va a costar el agua a los usuarios, por ejemplo”.

Otro de sus socios de gobierno, CHA, también se opone “a un proyecto insostenible, tanto económica como medioambientalmente, más propio de otra época”, y aseguran su apoyo “a la campaña 'Parar la tuneladora del río Jalón', impulsada por las plataformas Jalón Vivo, La Sabina y Mularroya no pas, para reclamar la paralización de la excavación”.

El consejero comarcal de Chunta Aragonesista en la Comunidad de Calatayud y alcalde de Arándiga, Emilio Garza, lamenta “la puesta en marcha de la tuneladora que perforará durante los próximos 26 meses la galería para trasvasar agua entre el azud proyectado en las hoces del Jalón y el recuenco del río Grío”, e indica que “esta obra faraónica arrancó en 2008, pero se paralizó en 2013 al anular el Tribunal Supremo el estudio de impacto ambiental. En 2016, se retomaron los trabajos con un nuevo informe. Todo el proceso ha sido una auténtica chapuza".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies