2021: navegando por un mar de sueños

Tras meses de adormecimiento forzoso, de confinamiento obligado, por una pandemia que sigue acechando, 2021 ha sido el año del despertar, de sacudir inercias en tiempos de desidia. Un año que llega a su fin y que la redacción de este Diario Libre d’Aragón ha tratado de resumir con un puñado de noticias recogidas en el especial #FueNoticia2021.

Foto: Unsplash

Son gigantes, y son molinos. Y placas solares, y líneas de alta tensión. 2021 será recordado por la invasión sin conocimiento de los macroproyectos de energías renovables en Aragón. Pero también, por el impulso de un movimiento social fuerte que, comarca a comarca, levanta su voz con un grito unánime: “Renovables sí, pero no así”. Un grito que llegó hasta Madrid el pasado 16 de octubre para dejar claro que “Aragón no se vende”.

Tras meses de adormecimiento forzoso, de confinamiento obligado, por una pandemia que sigue acechando, 2021 ha sido el año del despertar, de sacudir inercias en tiempos de desidia. Poco a poco los movimientos sociales aragoneses han ido recuperando su espacio, las calles, la vida. Reinventándose, y como se ha podido. Sí. Pero ahí han estado, haciendo frente a la deriva ultraderechista, misógina, clasista, racista y ultraconservadora. Y ahí van a seguir estando. En su sitio. Y AraInfo, a su lado.

2021 llega a su final. Como todos los años, la redacción de este Diario Libre d’Aragón ha tratado de resumir estos 365 días con un buen puñado de noticias, cerca de 200, recogidas en el especial #FueNoticia2021. Una difícil selección de las más de 4.000 noticias publicadas este año, en la que hemos querido dejar al margen la pandemia. 

Un año en el que hemos vuelto a poner el foco en la lucha por la memoria y contra el olvido; en el antifascismo; en los feminismos y las diversidades frente a la violencia heteropatriarcal; en la despoblación de un Aragón forzado a vaciarse; en la defensa del territorio y la emergencia climática; en los conflictos laborales y las luchas sindicales; en los derechos humanos, básicos y elementales; en la solidaridad internacionalista, desde Altsasu a Cádiz, pasando por el Sahara, Palestina y América Latina; en la defensa de las lenguas propias y minorizadas, y en la cultura, tan castigada por la pandemia. Estos son solo algunos de los ejes básicos que vertebran a AraInfo.

Cerramos otro año más de la represiva ley mordaza, en el que hemos visto el encarcelamiento del primer rapero en Europa por sus tuits y sus canciones, Pablo Hasel. Un 2021 en el que una judicatura arcaica y derechizada condenaba a seis jóvenes zaragozanos, a cuatro de ellos a penas de prisión, tras participar en una protesta contra el partido ultraderechista Vox que acabó con incidentes. Una durísima condena sin pruebas incriminatorias y basada únicamente en los testimonios policiales. Otra injusticia transformada en una demanda: la absolución de los seis de Zaragoza, como ya son conocidos, que ha inundado las redes y las calles, y llegaba hasta las instituciones aragonesas, españolas y europeas. 

2021, también ha sido el año del décimo aniversario del 15M. Para celebrarlo, unimos a una veintena de voces de la izquierda aragonesa que hicieron balance del ciclo político y social vivido desde entonces: diversidad, análisis, opiniones y propuestas de futuro.

En todo lo que hemos contado este 2021 hemos tratado de mantener el mismo espíritu que caracteriza a este Diario Libre d’Aragón desde que nació, allá por 2010, el periodismo militante. Un periodismo que cuida a las personas, que promueve la economía feminista y solidaria, un periodismo cooperativo y que toma sus decisiones de forma asamblearia. 

Un 2021 narrando ese mar de sueños al que cantaba Mallacán. Ahogadas en lo económico por instituciones a las que incomodamos, pero arropadas por una marea de solidaridad de medio millar de personas suscriptoras y más de 750.000 lectoras mensuales. Un año en el que los medios libres hemos hecho frente a sus ciberataques fascistas. Y para seguir contando lo que otros no quieren contar, os necesitamos. Necesitamos vuestro empuje, vuestra fuerza, vuestra voz. Os necesitamos para poder seguir creciendo y mantener vivo este Diario Libre d’Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies