#educaciónpública  Política

El “trifachito” contra la educación pública: los colegios zaragozanos se quedan sin reformas

PP, Ciudadanos y Vox han rechazado recuperar la partida de los Presupuestos Participativos de 2018 y que debían ser ejecutados este 2019. Iban destinados a la mejora y la rehabilitación de colegio con infraestructuras de más de 30 años que se encuentran en pésimas condiciones.
| 31 octubre, 2019 14.10
El “trifachito” contra la educación pública: los colegios zaragozanos se quedan sin reformas
Las AMPAS afectadas han intervenido en el debate del Pleno de Zaragoza. Foto: Podemos-Equo.

Este jueves 31 de octubre el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza votaba si mantenía en los presupuestos la partida destinada a la mejora y rehabilitación de 17 colegios de la ciudad. Una apuesta por la escuela pública de la oposición que el trifachito ha decidido tumbar y rechazar.

La moción ha llegado al consistorio a través de la alianza entre Zaragoza en Común, Podemos-Equo y PSOE en apoyo a las demandas de las AMPAS y el profesorado de estos centros escolares construidos, en muchas ocasiones, entre los años 70 y los 80 que requieren una inmediata intervención, «por razones de higiene, de seguridad y de respeto a nuestros hijos e hijas», como señalaban estas asociaciones durante su intervención en el pleno.

En su moción, los tres grupos municipales recordaban que el mantenimiento de edificios educativos de propiedad municipal corresponde y es competencia de los Ayuntamientos. Así se señala en la LOE 2/2006 en su Disposición Adicional décimo quinta y en la Ley de Bases de Régimen Local LBRL 7/1985 en su artículo 25.2.n), en donde se señala que «la conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios de titularidad local destinados a centros públicos de educación infantil, de educación primaria o de educación especial» son competencia municipal.

Asimismo, apunta que en el proceso de Presupuestos Participativos 2018 del Ayuntamiento de Zaragoza se aprobaron, a propuesta de las vecinas y los vecinos, diversos proyectos para la ejecución de obras de mejora y acondicionamiento en 16 colegios públicos en 2019.

Sin embargo, el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, ya avanzó en una reunión mantenida con las AMPAS que no ejecutaría la licitación de las obras, al menos, hasta el verano de 2020 aduciendo que no podían realizarse las obras en periodo lectivo.

Un argumento que carece de sentido para las familias afectadas y el profesorado implicado ya que “hay mucha obra menor que no causaría ninguna interferencia con las clases, ni pondría en peligro al alumnado, como repintar campos, instalar megafonía, anclar canastas, poner papeleras”.

«Ha hecho falta volvernos a movilizar, salir en los medios, registrar escritos, apelar al Justicia de Aragón, apoyar públicamente una moción, para obtener un compromiso verbal, donde durante varios meses hubo negación o silencio», recordaban las AMPAS durante su intervención en el debate del Pleno y añadían «respetamos que no estén de acuerdo con la competencia municipal de mantenimiento de los colegios. Pero, actualmente, con la ley en la mano, es su obligación mantenerlos. Y solicitamos su aplicación. En todos y cada uno de nuestros colegios».

La reciente decisión del gobierno PP-Ciudadanos de realizar una modificación de crédito detrayendo 1.800.000 euros, aprobados en presupuestos participativos para la ejecución de 16 proyectos aprobados para las obras de mejora en los colegios públicos de Zaragoza, suponía la desaparición de un presupuesto necesario para acometer la realización de obras imprescindibles para el buen estado y adecuación de las instalaciones escolares.

Esta decisión del gobierno supone, para los grupos de la oposición, «un ataque directo a la escuela pública y perjudicará de forma considerable a los centros afectados», como se puso de manifiesto en la reciente comisión de seguimiento de los presupuestos participativos del día 25 de septiembre por parte de FAPAR, como miembro de dicha comisión y Federación en la que se integran las AMPAS afectadas.

Esta decisión implica a más de 7.000 familias y profesorado docente y según subrayan tanto las AMPAS como estos grupos municipales «son obras muy necesarias» como, por ejemplo, reformas de baños de hace más de 30 años, repintado de campos, pavimentación de patios, ventanas, megafonía o anclaje de canastas, según las necesidades que planteó cada colegio. Al no verse realizadas estas obras no se garantiza la actividad educativa en condiciones óptimas, advierten.

Los centros afectados son: CEIP Tenerías, CEIP Joaquín Costa, CEIP Miraflores, CEIP rosé Calasanz, CEIP Gascón y Marín, CEIP Ciudad de Zaragoza, CEIP Hilarión Gimeno, CEIP La Estrella, CEIP Jerónimo Zurita, CEIP Puerta Sancho, CEIP Torre Ramona, CEIP Julián Nieto Tapia, CEIP Jerónimo Blancas y Tomás, CEIP María Moliner, CEIP Guillermo Fatás, CEIP César Augusto, y la Escuela Infantil Municipal Santa Isabel.

Por otra parte, los centros afectados, sus AMPAS y los equipos directivos han presentado queja ante el Justida de Aragón con fecha de 23 de septiembre, que ha sido admitida a trámite, solicitando la licitación de las obras y la ejecución de las mismas antes de diciembre de 2019.

31 octubre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR