Representantes de los colegios afectados reclaman a Víctor Serrano un compromiso “efectivo y por escrito” de la ejecución de las obras

El consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza se ha comprometido a incluir en el presupuesto de 2020 una partida de 1,4 millones de euros para ejecutar los 19 proyectos pendientes de los presupuestos participativos de 2019. Un hecho, que según apuntan desde las AMPAS, está avalado por el alcalde, Jorge Azcón. 

Víctor Serrano
Foto: Ramón Comet (AZ)

Este pasado lunes, representantes de 16 colegios afectados mantuvieron una reunión con el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, en la que trataron la no ejecución de los presupuestos participativos en la capital aragonesa.

En la misma, el consejero se comprometió a destinar una partida económica para las obras en los colegios que debieron realizarse con cargo a los presupuestos participativos. Un compromiso, que según apuntan desde las AMPAS, está avalado por el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Aunque cabe recordar que el pasado jueves, el consejero de Participación, Javier Rodrigo, anunció que las obras se realizarán durante el próximo verano de 2020.

“Nos alegramos de este cambio de opinión, puesto que tanto en la reunión mantenida con él, el pasado 23 de septiembre, como en la Comisión de Seguimiento de los Presupuestos Participativos de 2018, guardó silencio ante la solicitud de compromiso en su realización durante el año 2019 como en el 2020”, recalcan desde las AMPAS.

“Y ello obedecía –prosiguen-, a que ya se había tomado la decisión de sustraer el dinero de esa partida para destinarlo a otros destinos. Así se confirmó en la Comisión Extraordinaria de Hacienda celebrada al día siguiente, en la que se aprobó dicha modificación presupuestaria”.

Desde los colegios afectados reciben esta reconsideración “con cierta esperanza”. “Nos mantenemos escépticos y excépticas, ya que si no se han ejecutado estas obras con presupuesto asignado, ¿cómo podemos confiar en que se harán con cargo a unos presupuestos no aprobados todavía?”.

Según explican los y las representantes, “ciertamente, es una cuestión de voluntad política. Pero, tememos que, cuando los focos no alumbren nuestro problema, vuelvan a decirnos que no pudo hacerse”.

Hay que señalar que durante la Comisión de seguimiento se informó que los pliegos de las obras, cuyos proyectos a 30 de mayo estaban en el servicio de contratación, quedaron finalizados para junio. “¿Qué se ha hecho desde entonces?”, se preguntan. De hecho, reclaman un compromiso “efectivo y por escrito”. Y la única manera, añaden, es que se liciten ya las obras. No entienden por qué la tramitación no ha seguido su camino “si hay voluntad”. Para ello han aportado un escrito al consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, “para que firme, si de verdad, quiere comprometerse”.

Ante el argumento de que las obras no pueden realizarse en periodo lectivo, desde estos colegios aseguran estar dispuestos “a soportar los inconvenientes de las obras” en periodo lectivo. “Además, hay mucha obra menor que no causaría ninguna interferencia con las clases, ni pondría en peligro al alumnado, como repintar campos, instalar megafonía, anclar canastas, poner papeleras”, señalan.

También se solidarizan con el resto de propuestas no ejecutadas porque obedecieron a la participación ciudadana y fueron votadas por los vecinos y vecinas de Zaragoza. Por ejemplo, el pankour, que iba a realizarse en el solar contiguo al Ceip Labordeta.

Asimismo, defienden las propuestas relativas a mejoras para niños y niñas con necesidades especiales, como juegos y columpios adaptados en el Actur, en el Rabal y en Santa Isabel.

También reconocen que, de realizarse estas obras, no quieren que sea “a costa de una minoración en partidas destinadas a mantenimiento de colegios. Debe ser una partida adicional”, concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies