Una investigación única recoge más de un centenar de crímenes de odio cometidos en el Estado español desde 1990

Los periodistas David Bou y Miquel Ramos han publicado la actualización del proyecto crimenesdeodio.info, una herramienta pionera para la memoria que se presentó en 2015, y que documenta los 101 casos, con 103 víctimas, de asesinatos y homicidios cuyos autores estaban vinculados a la extrema derecha. Aporafobia, racismo y LGTBIfobia, los crímenes de odio más cometidos en el Estado español.

Mural en Aravaca en homenaje a Lucrecia Pérez, el primer crimen racista reconocido en el Estado español. Fue perpetrado en 1992 por un guardia civil.

Desde las 8.00 horas de este martes, 6 de octubre, está disponible al público la actualización del proyecto Crímenes de Odio (crimenesdeodio.info), un trabajo pionero y único de investigación y documentación periodística que recoge los 101 casos, con 103 víctimas, de asesinatos y homicidios motivados por el odio o cuyos autores estaban vinculados a grupos o ideologías de extrema derecha, cometidos en el Estado español entre 1990 y 2020.

Esta herramienta para la memoria se presentó en 2015 recogiendo más de 80 casos de crímenes de odio con resultado de muerte. Ahora, sus impulsores, los periodistas David Bou (La Directa) y Miquel Ramos (La Directa, La Marea, El Salto y Público), han ampliado su investigación añadiendo más detalles de los casos documentados hace cinco años y han añadido 15 crímenes más.

Los periodistas David Bou y Miquel Ramos han publicado la actualización del proyecto crimenesdeodio.info, una herramienta pionera para la memoria que se presentó en 2015, y que documenta los 101 casos, con 103 víctimas, de asesinatos y homicidios cuyos autores estaban vinculados a grupos o ideologías de extrema derecha.

"A día de hoy, se han sumado una quincena de nuevos crímenes descubiertos o cometidos durante el último lustro, haciendo aumentar la trágica cifra hasta los 101 casos con 103 víctimas mortales en los últimos treinta años en el Estado español", explican ambos periodistas. Mediante un mapa interactivo, se puede ubicar cada caso en el lugar donde sucedió y acceder a la ficha individualizada donde se detalla la fecha en la que ocurrió, un resumen de los hechos, la tipología del crimen, la respuesta judicial que obtuvo y una recopilación de las noticias y vídeos aparecidos en los medios de comunicación.

David Bou y Miquel Ramos han investigado casos de los que se tenía muy poca información, los han documentado, han contactado con personas relacionadas o conocedoras de los casos –así como con entidades que trabajan en la lucha contra los delitos de odio– y ahora presentan la actualización de un trabajo que obtuvo una gran repercusión y acogida en 2015.

El proyecto Crímenes de Odio, que llegó al Parlamento Europeo, fue presentado en Zaragoza el año de su estreno. En ese acto, Miquel Ramos habló sobre el objetivo del proyecto: "Ponerles nombre a los que no tenían, ponerles cara y situarlos en un mapa para hacer una fotografía general de todos estos casos en el Estado español desde los noventa hasta la actualidad, y dotar de herramientas a quien tuviera interés en investigar qué son los crímenes de odio y quienes son las víctimas".

La actualización del proyecto Crímenes de Odio coincide con el estreno de la película 'La mort de Guillem'. Precisamente, Miquel puso como ejemplo el asesinato de Guillem Agulló, por las negativas que se han sufrido a reconocerlo como víctima de delito de odio, y por la búsqueda de la criminalización de la víctima. "Lo negó la prensa, lo negaron los políticos, lo negó el juez y lo negó la sociedad en general. Cuando sucedió, los medios de comunicación incluso buscaron criminalizar a la víctima, y no ha pasado solo con Guillem, sino con muchos más como Carlos Palomino o Jimmy".

Aporafobia, racismo y LGTBIfobia, los crímenes de odio más cometidos en el Estado español

La aplicación correcta del delito de odio, es uno de los grandes retos de futuro. De acuerdo con la definición de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), un crimen de odio es "toda infracción penal, incluidas las infracciones contra las personas y la propiedad, cuando la víctima, el lugar o el objeto de la infracción son seleccionados debido a su conexión, relación, afiliación, apoyo o pertenencia real o supuesta a un grupo que pueda estar basado en la "raza", origen nacional o étnico, el idioma, el color, la religión, la edad, la minusvalía física o mental, la orientación sexual u otros factores similares, ya sean reales o supuestos".

Según destaca Miquel Ramos, la aporafobia, el racismo y la LGTBIfobia son los crímenes de odio más cometidos en el Estado español. Sin embargo, en los últimos años, en el Estado español han sido numerosas las denuncias e investigaciones por supuestos delitos de odio donde las víctimas son agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este sentido, el propio Miquel, escribía un artículo en Público, en el que recordaba que diversos organismos internacionales han advertido que "los ataques a la Policía no son delitos de odio". Para rizar más el rizo, en mayo de 2019, la Fiscalía también consideró delito la incitación al odio hacia los nazis, olvidando que el origen del delito de odio está relacionado con la protección a los colectivos más vulnerables.

El proyecto Crímenes de Odio ha sido realizado con la colaboración de SOS Racisme País Valencià. La nueva web ha sido diseñada por Diego Muñoz y programada por Gerald Kogler.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies