La DGA anima a “regalar solidaridad” estas Navidades y apostar por el comercio justo y de proximidad

La Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración lanza, por segundo año consecutivo, esta campaña que promociona un consumo más ético y responsable. Este tipo de comercio constituye una línea prioritaria de actuación para el Gobierno de Aragón en la que ha invertido cerca de un millón de euros desde 1997.

Comercio
Foto: CECJ.

La Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, dependiente del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, ha lanzado nuevamente la campaña “Regala solidaridad”, coincidiendo con el inicio de la temporada pre-navideña. El objetivo de esta campaña es hacer consciente a la ciudadanía aragonesa de que se debe apostar por el comercio justo, ya que este garantiza la igualdad entre hombres y mujeres, el respeto al medio ambiente, el trabajo decente y la preservación de la salud y el bienestar social. Las Navidades son un buen momento, además, para poner el foco en el comercio solidario y en el pequeño comercio, especialmente en este año en el que han sufrido los efectos de la crisis provocada por la pandemia.

Con “Regala Solidaridad” se quiere resaltar la importancia que tiene el comercio justo en la transmisión de valores. Constituye, además, una importante herramienta de cooperación, ya que permite revertir la situación desfavorable de aquellos productores y productoras que están sometidos a condiciones de pobreza y exclusión, fundamentalmente en los países del Sur. El comercio justo como alternativa de mercado permite garantizar el respeto a los derechos laborales básicos a lo largo de la cadena de producción.

“Lanzamos esta campaña de sensibilización por segundo año consecutivo porque queremos poner el acento en que, durante estas fechas navideñas en las que se elevan el consumo y las compras, se opte por un comercio justo y de cercanía. Un tipo de comercio que se encuentra alineado con los compromisos establecidos en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, valores que consideramos fundamental defender especialmente en estos momentos para garantizar el bienestar personal y el bienestar de la comunidad”, explica la directora general de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, Natalia Salvo.

comercio

Aragón apuesta cada vez con más fuerza por el comercio justo. La propia Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, en su Plan de la Cooperación aragonesa 2020-2023, lo recoge como una actividad prioritaria a promover mediante subvenciones a proyectos y otras actividades. Desde 1997, el Gobierno autonómico ha destinado casi un millón de euros a 26 proyectos de comercio justo. Muchos de ellos trabajaban sobre el territorio en países productores, tratando de mejorar la economía y situación social de las poblaciones rurales campesinas en países de África y Latinoamérica. En otros casos, se trataba de sembrar en la ciudadanía aragonesa el conocimiento acerca de esta forma de comercio beneficiosa para todos ética y medioambientalmente.

“Hemos mantenido un compromiso firme en la promoción del comercio justo porque es un tipo de comercio que garantiza una transmisión de valores y que no es una simple transacción. Por ello, implica mejorar las condiciones no solo económicas, sino todas aquellas condicionantes sociales y culturales de los territorios que presentan mayores dificultades. Para el Gobierno de Aragón constituye una línea prioritaria de actuación dentro de sus políticas de solidaridad y cooperación internacional”, enfatiza Salvo.

Próximamente, se va a editar un folleto informativo destinado a todas las administraciones públicas locales aragonesas para informarles de esta forma de comercio, así como algunas recomendaciones sobre cómo enfocar la contratación pública en base a estos criterios de solidaridad y justicia social. Esta práctica también se ha comenzado a incluir, desde el año 2012, como condición en los pliegos de licitaciones públicas para servicios de vending en diversos edificios dependientes del Gobierno de Aragón. En concreto, se establece como requisito que alguno de los productos ofrecidos en las máquinas expendedoras (bebidas frías o calientes, productos sólidos, snacks, café) provengan del “comercio equitativo” y que así se haga constar mediante publicidad visual en la máquina.

La campaña de sensibilización “Regala Solidaridad” se difundirá en plataformas digitales y también a través de entidades locales, sociales, instituciones y Cámaras de Comercio  que se encargarán de ayudar en la difusión para animar a los aragoneses a practicar un consumo más solidario y responsable estas Navidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies