Las monitoras de comedor se movilizarán por la “mala aplicación” de las medidas COVID

Las delegaciones sindicales de OSTA, CCOO y UGT han denunciado que las empresas están incumpliendo las órdenes e instrucciones que se emitieron después de Navidad por el Departamento de Educación, y están mandando a casa las monitores de comedor por las ausencias del alumnado contagiado de COVID-19

Rueda de prensa de las delegaciones sindicales de monitoras de comedor de OSTA, CCOO y UGT | Foto: CCOO Aragón

Las delegadas y delegados de comedores escolares de Aragón de OSTA, CCOO y UGT han trasladado sus “preocupaciones” al Departamento de Educación, a través de conversaciones telefónicas y correos electrónicos, dirigidos a la Directora General de Planificación y Equidad, para que desde allí se “obligue” a cumplir a las empresas con las órdenes e instrucciones que desde el propio departamento se emiten.

Denuncian que no han obtenido respuesta: “Seguimos viendo como día tras día, se van enviando a compañeras a sus casas sin nada que lo motive temiendo que esta situación sea la excusa perfecta para abrir una puerta y que las empresas puedan prescindir temporalmente de trabajadoras por motivos peregrinos”.

Sus reivindicaciones vienen de largo. Este es un sector que se siente “ninguneado” desde hace mucho tiempo, y que ya ha denunciado en varias ocasiones que está perdiendo poder adquisitivo y puestos de trabajo pero también “jornadas recortadas, modificación de horarios, una mala aplicación de las medidas COVID”, como por ejemplo, no facilitando mascarillas y otras medidas de protección. Todo esto, denuncian, afecta al desarrollo del servicio.

Por lo tanto, después de entender que por su parte se han agotado las vías de diálogo con empresas y administración, este sector estudia medidas de movilización para tratar de buscar soluciones.

Medidas COVID

Después de las vacaciones de invierno y debido al aumento de casos de COVID por la variante ómicrom, el Departamento de Educación envió unas instrucciones a los centros para favorecer el funcionamiento en horario de comedor. Se buscaba facilitar los refuerzos donde se necesitaran.

Sin embargo, “la realidad es que los refuerzos llegan con cuenta gotas”. Las empresas, denuncian las delegaciones sindicales, están incumpliendo la orden que regula el funcionamiento del comedor, ECD/666/2016 del 17 de junio, “y envían a las monitoras a sus casas”.

Esta orden recoge como debe contratarse a las monitoras de comedor ya que marca la ratio correspondiente y regula el cálculo de dichas ratios: “Para el cálculo de las ratios se computarán los comensales de cada nivel educativo, matriculados al comienzo del curso escolar” y de forma continuada.

Actualmente, estas delegadas y delegados sindicales acusan a las empresas, ya que “están enviando a trabajadoras a sus casas, en unos casos sin percibir salarios, en otros aplicando un ERTE”. Se trata de trabajadoras que, por su antigüedad “deben permanecer en sus puestos de trabajo sumando así también el incumplimiento del Convenio Colectivo Artículo 12”.

“Se entiende por llamamiento la incorporación al puesto de trabajo al comienzo del curso escolar en función del número de comensales y la antigüedad en el sector”, han afirmado en rueda de prensa los tres sindicatos. “Nuestra denuncia y preocupación es que se está enviando a sus casas a trabajadoras que deberían permanecer en sus centros de trabajo ya que, en ningún caso, hay niños que se dan de baja, si no que son niños que se ausentan por motivos COVID”, por lo que entienden que se trata de un agravio comparativo con el resto de personal de los centros, ya que se les está dejando sin salarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies