Cooperación aragonesa: la FAS alerta del riesgo de recortarla cuando más se necesita

La Federación Aragonesa de Solidaridad presenta el Informe sobre Ayuda Oficial al Desarrollo. Con una media de 0,11% destinado a cooperación en 2019, el estudio muestra que los fondos se encuentran muy lejos del compromiso del 0,7%.

FAS solidaridad cooperación
Concentración a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza en defensa de la cooperación. Foto: @FASaragon

La fotografía que ofrece el Informe presenta más sombras que luces: la tendencia a la recuperación se mantiene desde 2015, aunque con mucha timidez. En algunos casos, el punto de partida es tan bajo que el cambio apenas se percibe en términos porcentuales. Con una media de 0,11% destinado a cooperación en 2019 y de 0,10% el año anterior, el estudio muestra que los fondos se encuentran muy lejos del compromiso del 0,7%. “Esa recuperación, por tanto, es claramente insuficiente sobre todo en un momento en el que la crisis provocada por la pandemia exige respuestas firmes que frenen las desigualdades y la pobreza”, señalan desde la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS).

Por otra parte, al comparar el mejor porcentaje global histórico -que se produjo en 2008, con un promedio de 0,28%1- desde la FAS observan que la tímida tendencia de mejora no responde ni al crecimiento económico ni a las enormes necesidades del momento: “Es necesario un mayor esfuerzo”.

“El apoyo que ofrecen las ONG es crucial en un momento en el que la crisis afecta directamente a poblaciones que ya sufrían situaciones extremas. No fortalecer la cooperación supondrá un impacto directo sobre las condiciones de vida de miles de personas”, advierten desde la FAS.

Alertan de los riesgos de no reforzar la cooperación

Existe un riesgo de que, en el contexto actual, la política de cooperación pueda ser nuevamente utilizada como moneda de cambio y que, con la excusa del "primero los de aquí" se reduzca significativamente su presupuesto. Esto sería para la FAS “un gravísimo error, porque si algo ha demostrado la pandemia es que todo el mundo sale de esto o no sale nadie”. Por otra parte, el análisis de los datos demuestra la necesidad de reforzar las capacidades del sistema para alcanzar mayores niveles de ejecución y eficacia.

La búsqueda de datos para este informe ha sido extremadamente compleja lo que demuestra la escasa transparencia y la nula homogeneidad en los mecanismos de medición.

La necesidad de un cambio de rumbo

En un contexto marcado por la complejidad de la crisis mundial y, coincidiendo con el proceso de reforma del sistema de cooperación, es un deber garantizar el refuerzo de esta política pública desde todos sus ámbitos de actuación (incluido el autonómico y local).

Por ello, demandan entre otras medidas la recuperación de los fondos y aprobación de un calendario de cumplimiento hacia el 0,7%, en coherencia con el apoyo ciudadano a esta política pública. Además, de los compromisos concretos con el fortalecimiento de la educación para la ciudadanía global, una cuestión clave en un contexto en el que aumentan los discursos de odio.

Por otro lado reclaman el refuerzo de las capacidades, mejorar la transparencia y homogeneizar criterios para contabilizar la Ayuda Oficial al Desarrollo. Por último, piden flexibilizar la burocracia. Los procedimientos y requisitos han de revisarse para facilitar el trabajo de todos los actores implicados en la cooperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies