El Gobierno de Azcón impide, mediante silencio administrativo, la intervención en el Pleno de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública

A pesar de haber tramitado (en tiempo y forma) la solicitud de intervención en el Pleno por parte de la Asociación, el Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos no han dado contestación alguna a la misma, lo que parece una maniobra para intentar silenciar el aluvión de críticas recibidas ante la recalificación de suelo público para la construcción de un hospital privado cuya modificación del PGOU ha sido aprobada este viernes con los votos del trifachito.

enmiendas Gobierno
Azcón en el centro, junto a la vicealcaldesa Sara Fernández (Cs) y la portavoz de gobierno María Navarro (PP). Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Este viernes, el Ayuntamiento de Zaragoza ha celebrado un pleno municipal en el que, además de votar y debatir numerosas cuestiones relacionadas con el ámbito político, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (ADSPA) había tramitado una solicitud (en tiempo y forma) para ejercer su derecho de intervención en el mismo. Una intervención que tenía como objetivo la exposición de un manifiesto que recoge una serie de medidas en defensa de la sanidad pública, y en el que muestra su desacuerdo con el plan del Equipo de Gobierno PP-Cs y Vox para la construcción de una gran instalación sanitaria de carácter privado en una parcela de suelo público. Sin embargo, el Gobierno de Azcón ni siquiera se ha dignado a contestar a la solicitud remitida por dicha entidad.

De esta forma, su intervención en el pleno, realizada por los cauces legales y cumpliendo todas las exigencias remitidas por el Consistorio (duración de la misma, plazo de la solicitud, tamaño de la fuente del documento, etcétera), no ha tenido lugar debido a la falta de respuesta del Ejecutivo municipal. Eso sí, los votos del PP, Ciudadanos y Vox en el pleno han permitido aprobar, de forma inicial, la modificación parcial y aislada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para construir el complejo hospitalario privado. Los grupos de la oposición, PSOE, ZeC y Podemos han votado en contra.

Ya durante esta semana, en la Junta de Portavoces, Pedro Santisteve (ZeC) planteó la posibilidad de que pudiera intervenir la ADSPA en el Pleno de este viernes desde la zona habilitada para el público. Todo ello garantizando las medidas de seguridad y de distanciamiento correspondientes. A pesar de ello, la respuesta por parte del Ejecutivo municipal fue negativa. No obstante, cabe recordar que toda persona o asociación inscrita en el censo municipal tiene el derecho a intervenir durante la celebración de los plenos, previa solicitud. Un derecho que esta asociación finalmente no podrá ejercer.

"El Gobierno municipal PP-Ciudadanos debe priorizar la salud de las personas sobre el negocio sanitario privado y paralizar la cesión de suelo público a tal fin"

La aprobación por parte del Gobierno de PP y Ciudadanos de construir un hospital privado en una parcela de suelo público ha desatado duras críticas entre colectivos y organizaciones políticas. Además del momento en el que se ha realizado, en plena pandemia por el coronavirus, el Ejecutivo de Azcón pone de manifiesto lo que ya es una realidad en las políticas neoliberales que desarrollan los partidos de derecha y de extrema derecha: priorizar el interés económico por encima de las personas y, sobre todo, a costa ellas.

Así, desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón consideran un “despropósito que en unos momentos en que la sanidad pública, gracias sobre todo a su personal, ha hecho y sigue haciendo un esfuerzo sobrehumano para contener la epidemia del COVID19, trabajando con falta de medios y financiación en una sanidad que ha soportado grandes recortes de dicho personal, camas hospitalarias y abandono de sus servicios de base como la Atención Primaria y la Salud Pública, el equipo de Gobierno municipal haya decidido hacer negocio con el derecho a la salud de su ciudadanía y fomentar el negocio sanitario privado”.

Señalan en el manifiesto que “se está apostando también por un modelo que promueve el ‘hospitalocentrismo’ y las tecnologías sanitarias como fuentes de negocio y que entiende la atención sanitaria como medicina comercializada”. Cabe señalar, y a la vista de los acontecimientos, que este modelo de sanidad privada no ha dado respuesta a la situación actual de pandemia (los hospitales privados de Madrid con el 27% de las camas de este territorio, solo han cubierto el 10% de los ingresos) “sino que ha sido la maltratada sanidad pública la que ha respondido de forma eficiente”.

Para la ADSPA, ahora es el momento de “promover avances sustanciales en el reforzamiento de los servicios públicos esenciales como la Sanidad y los servicios sociales (el papel de las residencias privatizadas en la extensión y elevada mortalidad ha sido un ejemplo paradigmático de los riesgos de las privatizaciones)”.

"Detener la deriva privatizadora del sistema sanitario público"

Asimismo, y en contra de la posición del Gobierno municipal, para la ADSPA resulta necesario “potenciar nuestros sistemas de salud pública (muy penalizados con los recortes) y desarrollar la Ley de Salud Pública, coordinando sus estrategias con la Atención Primaria y las administraciones locales para combatir dichos determinantes de la salud y para potenciar los sistemas de alerta y contención de las nuevas epidemias de enfermedades contagiosas asociados a el cambio climático y la globalización”.

Reclaman, asimismo, "financiación suficiente" de la sanidad pública y los servicios sociales; además de “detener la deriva privatizadora del sistema sanitario público que han mermado de manera significativa su capacidad de respuesta". Para ello –en su opinión- es necesario la “abolición de la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión y aprobar una legislación que acabe radicalmente con este goteo privatizador, blindando la sanidad de gestión pública”.

También inciden en reducir “de forma significativa” las concertaciones con centros privados y promover la suficiencia de medios de la sanidad pública. “Es urgente para nuestra sanidad frenar la sangría que supone derivar financiación pública para clínicas y hospitales privados (como el que se alienta desde el Gobierno municipal) que esquilman sus recursos, siendo estos centros los principales beneficiados de los incrementos de las listas de espera”, añaden.

“Ahora –finaliza el manifiesto-, el Gobierno municipal PP-Ciudadanos debe priorizar la salud de las personas sobre el negocio sanitario privado y paralizar la cesión de suelo público a tal fin”. Un manifiesto que está firmado por la propia ADSPA; Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Aragón; CGT Sanidad; Foro de Presidentes y Presidentas de los Consejos de Salud de Zaragoza; AV Actur Rey Fernando; AV Jerónimo Zaporta de la Cartuja Baja; AV Las Fuentes; AV La Jota; AV Los Hondos del Tejar; AV Picarral; AV Puente de Santiago; y AV San José.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies