Anticapitalistas Aragón propone que sean los ricos aragoneses quienes asuman la factura de la crisis del COVID-19

Este martes ha lanzado la campaña “Que paguen los ricos aragoneses” en la que denuncia la eliminación de impuestos a las grandes fortunas y exige el reparto de la riqueza. Además, aprovechan para recordar algunas de las familias más acaudaladas de Aragón.

Anticapitalistas

Anticapitalistas Aragón la lanzado este martes una campaña denominada “Que paguen los ricos aragoneses”. En ella, aterrizan en Aragón la iniciada hace unas semanas por la organización a nivel estatal en la que se opone a la repercusión de la factura de la crisis a la mayoría social, a la vez que exige el reparto de la riqueza.

En un comunicado de prensa, señalan que “quieren endeudarnos socializando pérdidas y excluyéndonos de los beneficios; es inaceptable que una minoría rica sea sostenida por el esfuerzo una mayoría y por su evasión de impuestos e ingeniería fiscal”.

La formación anticapitalista repasa varios elementos afectados gravemente durante la crisis sanitaria del COVID-19: “Ha quedado demostrado que las emergencias sanitarias se enfrentan mucho peor con un sistema público de salud debilitado a través de recortes y privatizaciones. No podemos permitir el pelotazo urbanístico y sanitario del macro-hospital privado de Azcón en Zaragoza”.

Con respecto a las residencias de mayores, aseguran, como ya lo hizo la gran movilización del pasado sábado en Zaragoza, que “el 90% de las muertes por COVID-19 en Aragón se han producido en estos centros, teniendo que intervenirse varios de ellos por el gobierno. No es casualidad que el 70% de las plazas sean privadas, todo un negocio para unas pocas empresas”.

Además, recorren dos de las apuestas estrella de los gobiernos de Lambán. Con respecto a los centros de datos de Amazon indican “la falta de transparencia sobre empleos creados, los privilegios en su instalación por encima de la de PYMEs, así como el blindaje del suministro energético descomunal a una multinacional que paga ridículos impuestos para su enorme facturación”.

De la misma manera, mencionan el caso del macro-matadero de Binéfar y las irregularidades y causas abiertas a sus propietarios, “que ha sido noticia durante la pandemia del COVID-19 por ser foco de más de 1.000 contagios debido a la escasez de medidas de seguridad y la precariedad laboral”.

A todo esto suman la falta de ingresos necesarios para aplicar las medidas de choque con las que afrontar la crisis social actual. “No parece que las intenciones del Gobierno de Aragón sean pasar la factura a los ricos, sino más bien hacer que la paguen las clases trabajadoras a través de deuda pública y recortes”. “Ya en la legislatura pasada se reformó el impuesto de sucesiones, que sólo afectaba al 10% más rico de Aragón, lo que ha supuesto la reducción de 36 millones de euros en 2019 en ingresos”, denuncian desde Anticapitalistas Aragón.

Finalizan la nota indicando las 10 fortunas más importantes de personas y familias aragonesas: Balet y Aragüés (1.820 M€ | Saica), Luengo (1.490 M€ | Samca), Soláns (400 M€ | Pikolín), Muro (290 M€ | ex Grupo Quirón), Carreras (210 M€ | Transportes Carreras), Samper (200 M€ | Forestalia - Grupo Jorge), Martín (170 M€ | Tervalis), Costa (165 M€ | Grupo Costa), Alierta (145 M€ | Ex-presidente de Telefónica), Yarza (110 M€ | Grupo Henneo - Heraldo).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies