#Elecciones10N  Política

10N: Aragón vota para detener al fascismo y consolidar su autogobierno

El "voto antifascista" y vencer la desmovilización, son, quizás, las dos claves de este 10N. Este domingo está en juego frenar a la ultraderecha, contener al fascismo. Es cierto. Pero también es cierto que al fascismo se le combate todos los días en las calles, en los barrios, en cada centro de trabajo, en cada fábrica, en las escuelas, militando en algún colectivo o movimiento social, construyendo un mundo más justo, más inclusivo y más respetuoso.
| 10 noviembre, 2019 07.11
10N: Aragón vota para detener al fascismo y consolidar su autogobierno

De nada sirve frenar al fascismo solo en las instituciones, si sus mensajes de odio campan a sus anchas por cualquier rincón, por cualquier esquina, en cualquier red. Votar este domingo a una opción de izquierdas, ya sea estatal o soberanista, es un paso, pero solo con esto no basta. Debemos concienciar, recuperar el discurso y seguir caminando «por nuestra libertad, por pura dignidad».

Por otra parte, es más que evidente el hartazgo general con la clase política estatal. Nos lo han puesto muy díficil. Las luchas internas en la izquierda se repiten década tras década. Qué se lo pregunten si no a Brian, el disidente. A veces dan ganas de dejarlo. De tirar la toalla. Pero si lo hacemos, ellos ganan.

Este domingo nosotros pensaremos, por ejemplo, en la Asamblea de Madrid aprobando una propuesta de Vox, con el apoyo de Cs y PP, para pedir la ilegalización de los partidos independentistas. Los de Casado y Rivera han continuado blanqueando al fascismo sin miramientos. Irremediablemente nos acordamos del poema «Primero vinieron…» de Martin Niemöller, tantas veces citado a lo largo del tiempo pero que, desgraciadamente, sigue muy vigente.

Un titular de El Mundo Today apuntaba: «Santiago Abascal promete a los españoles que, si le votan, nunca más tendrán que votar». De risa, sí. Pero a veces, la realidad supera a la ficción. Lo que está claro es que Vox sigue marcando la agenda política en muchos escenarios, como en el Ayuntamiento de Zaragoza, por citar uno.

Y su discurso cala, incluso en el PSOE. Los de Pedro Sánchez comenzaron la campaña con un expediente sancionador de la Junta Electoral Central por hacer uso electoralista de las instituciones. Al presidente español en funciones se le ha atragantado vivir en campaña permanente. Desde el aparente choque con la Fiscalía hasta el «yo traeré a Puigdemont», Pedro Sánchez dixit.

Al igual que los partidos del trío de Colón, el trifachito para entendernos, las palabras que más han usado en esta corta campaña de ocho días han sido: «España», «ley» o «sistema». Muy significativo. En Aragón el «bloque constitucionalista» se ha escudado en la bandera española para tapar los problemas reales de nuestro país. Pero ya lo decía una banda galega en los 80, «lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible».

Desmovilización, aburrimiento y abstención, los principales problemas de la izquierda

En abril la participación se situó en el 71,76%. En 2016, cuando hubo repetición electoral bajó al mínimo histórico, un 66,48%, lo que favoreció la victoria de la derecha y la creación de un Gobierno del PP. Los que saben de esto aseguran que la movilización electoral favorece al bloque de izquierdas y/o progresista. Los datos están ahí, cuando la participación supera la barrera del 70%, los partidos de la izquierda y el PSOE obtienen la mayoría. Por contra, cuando la participación baja, las derechas suben.

Hasta este jueves, Correos había recibido en todos los territorios del Estado un total de 900.188 votos por correspondencia. Para las elecciones del pasado 28 de abril, la víspera del cierre de plazo se habían recibido en las oficinas postales un total de 1.222.937 votos, es decir, un 26,39% más que ahora. En Aragón los datos son peores. Hasta el jueves, Correos ha recibido un total de 24.002 sobres electorales, se trata de casi la mitad de los votos registrados en las elecciones de abril, cuando se enviaron unos 41.000.

Aragón: repetición electoral y ¿repetición de resultados?

En Aragón, todas las encuestas pronostican un resultado muy similar al 28A con el PSOE como claro ganador. La excepción, el más que probable descalabro de Ciudadanos, al igual que en otros territorios. En nuestro país se reparten 13 escaños. En los pasados comicios, PSOE se llevó cinco, PP y Ciudadanos tres cada uno y Unidas Podemos y la extrema derecha (Vox) uno para cada formación.

Este 10N, la pugna estará en ese escaño por Zaragoza por el que parece que se pelearán dos de los partidos del trifachito, Ciudadanos y Vox, a la espera de una sorpresa mayúscula de la coalición CHA-Más País-Equo. La otra novedad podría llegar en Teruel con la agrupación Teruel Existe, las encuestas que no han obviado esta opción, le aseguran un escaño. En el Alto Aragón, las aguas fluyen por el mismo cauce del 28A.

En la nueva configuración del Congreso y del Senado, nuestro país se juega su futuro desarrollo, con la importancia que tendrá la transferencia de las competencias pendientes a Aragón, evitando el retroceso en derechos LGTB, avanzando hacia una sociedad feminista, con la posibilidad de una Hacienda foral propia, implementando medidas que «salven el planeta», o situándose en una posición de igualdad con el resto de territorios en un posible debate de reestructuración de un Estado más federal. Sin olvidarnos de los proyectos de repoblación y reequilibrio poblacional, la lucha del “Aragón vaciado”, la recuperación de derechos laborales, y también de derechos fundamentales.

Catalunya y Euskal Herria: a por los dos millones de votos soberanistas 

En Catalunya, ERC, JxCat y la CUP concurren a los comicios estatales por separado pero con un programa de mínimos suscrito hace unas semanas en la Llotja de Mar junto a otras fuerzas soberanistas. De hecho, la CUP ha llamado al resto de fuerzas soberanistas a convertir el 10N en «un plebiscit destituent del Règim»

Un programa al que también se sumó EH Bildu y cuyo coordinador general, Arnaldo Otegi, estimó que «el soberanismo unido tiene que llegar a los 2 millones de votos» para afirmar que «al fascismo se le derrota desde el soberanismo«.

En esa suma, también pondrá su granito de arena, aunque modesto, la izquierda independentista aragonesa representada por Puyalón de Cuchas, que concurre a las urnas este 10N repitiendo la fórmula de coalición de Ahora Repúblicas, esto es, junto a EH Bildu, ERC, BNG (Galiza), Ahora Canarias y Andecha Astur (Asturies).

La jornada de reflexión estuvo marcada, como se había anunciado, por las más de 300 movilizaciones en otras tantas localidades catalanes que reunieron a varios miles de personas convocadas por Tsunami Democràtic en una llamada a «desobedecer» pacíficamente a la Junta Electoral española, que finalmente no ha tratado de impedirlo.

La movilización permanente se mantiene en las calles de Catalunya desde que se conociera la sentencia del procés por la que el Tribunal Supremo condena a un siglo de prisión a nueve dirigentes catalanes, en prisión todos ellos, algunos desde hace ya dos años, y los que la Junta Electoral ha impedido que participaran, como lo hicieron el 28A, en estas elecciones.

🔎 Resultaus y mapas d'o 28A 📩 10N | Especial eslecions estatals 🔴 El 10N en directo

Noticias relacionadas

10 noviembre, 2019

Autor/Autora

Integrantes del Consello d´AraInfo y dos de sus cofundadores. (@igoiz17 / @chtricas)


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR