Azcón firma un protocolo de colaboración con Repsol el mismo día que la Audiencia Nacional imputa a la compañía por el caso Villarejo

El protocolo, firmado este jueves por el alcalde de Zaragoza, tiene como objetivo, según el Gobierno municipal, "cooperar en iniciativas de transición energética", pero con una multinacional del petróleo corresponsable de los megaparques eólicos que inundan Aragón e investigada por un delito de cohecho y un delito de revelación de secretos. "Repsol nos inspira", ha dicho Azcón.

Azcón durante la firma del protocolo de colaboración con Repsol. Foto: Miguel G. García (AZ)

Jorge Azcón (PP) ha firmado este jueves un protocolo de colaboración con la Fundación Repsol. "Repsol nos inspira", ha dicho el alcalde de Zaragoza durante el acto protocolario en el Consistorio. El anuncio lo hizo Alcaldía 24 horas antes, el mismo día que salía a la luz la petición que hacía la Fiscalía Anticorrupción a la Audiencia Nacional española para imputar a Repsol, CaixaBank e Iberdrola Renovables como personas jurídicas en las respectivas piezas que investigan los encargos de estas compañías a Cenyt, empresa vinculada al comisario jubilado José Villarejo.

De hecho, mientras Azcón firmaba el protocolo con la multinacional, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón imputaba a Repsol y CaixaBank. Ambas empresas del Ibex35 están siendo ahora investigadas por un delito de cohecho y un delito de revelación de secretos, en el marco de la pieza separada número 21 del caso 'Tándem' por su presunta participación en la contratación de Villarejo para espiar al que fuera presidente de Sacyr Luis del Rivero, por su relación con Petróleos Mexicanos (Pemex) para hacerse con el control de la petrolera.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el expresidente de CaixaBank, Isidro Fainé, fueron imputados a mediados de abril después de que el magistrado entendiera que "probablemente" en alguna de las conversaciones que ambos mantuvieron en esa época "acordaron compartir dicha información, dada la confluencia de intereses". En su declaración ante el juez, Brufau y Fainé reconocieron que acordaron investigar el movimiento de Sacyr y Pemex sobre Repsol por "el peligro que suponía".

Sin embargo, la relación entre Repsol, Villajero y Anticorrupción no ha detenido los planes de Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza en un gobierno de coalición con Ciudadanos y el apoyo de Vox. Un apoyo de la ultraderecha imprescindible que, entre otras cosas, le ha valido recientemente para bloquear la creación de una Comisión de Investigación para esclarecer su último pelotazo, una operación urbanística que reportará más de un millón de euros a su familia.

Otra denuncia que se añade a una larga lista desde que Azcón llegará al mando del Consistorio zaragozano. Entre ellas, la recalificación ‘a la carta’ de los terrenos de Agrar junto al Monasterio de Cogullada, o la construcción en suelo municipal de un nuevo hospital privado de Quirón, que, por ahora, costará más del doble de lo previsto. En esta lista, también hay múltiples denuncias por su gestión del dinero público, como los gastos en cinta naranja para manifestarse por la concertada, en cartuchos de escopeta, las clases de inglés, en un móvil de 1.200 euros para la concejala María Navarro, o un teleprompter para Juslibol.

Repsol vs Reforestación

El protocolo firmado este jueves por Azcón con la Fundación Repsol tiene como objetivo, según el Gobierno municipal, "cooperar en iniciativas de triple impacto positivo, social, medioambiental y económico en el ámbito de la transición energética". La primera iniciativa sería el Bosque de los Zaragozanos, en la que la Fundación Repsol participará "en la creación y el mantenimiento de este proyecto de reforestación".

A este respecto, no está de más recordar que la petrolera Repsol, junto a Forestalia, fueron recientemente "destacados" con el 'Caballo de Atila 2021 Huesca', unos "premios" otorgados anualmente por Ecologistas en Acción coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, y que sirven para denunciar a instituciones, empresas y a sus responsables como "causantes de agudizar la crisis social y ambiental".

El tándem Repsol y Forestalia son los responsables de la batería de megaparques eólicos que quieren instalar en los Sasos entre el Cinca y el Alcanadre y que significaría "la destrucción de los valiosos paisajes y la biodiversidad de esta zona", según indica la asociación ecologista.

Y este no es el único "reconocimiento" negativo que ha recibido el Grupo Repsol-Petronor este 2021, que también ha sido distinguido con el premio "Caballo de Atila 2021 estatal". Entre sus méritos destaca el "haber promovido la introducción del gas en el transporte en la Ley de Cambio Climático, bloquear la necesaria desaparición de los coches a combustión, liderar apuestas temerarias en el sector del hidrógeno, macroinfraestructuras enormemente contaminantes como el corredor del hidrógeno vasco", además de ser la segunda empresa española más contaminante en 2018.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies