Juan Carlos de Borbón intenta evitar la investigación judicial por las tarjetas opacas presentando una declaración en Hacienda

Actualmente, Juan Carlos de Borbón tiene abiertas un mínimo de cuatro investigaciones por blanqueo de capitales. Por su parte, el hijo del emérito, el actual monarca español Felipe de Borbón guarda escrupuloso silencio tras las amenazas de exmilitares dispuestos a fusilar a 26 millones de "hijos de puta".

Juan Carlos y Felipe de Borbón en una ceremonia militar en 2014. Foto: Pierre-Philippe Marcou

El abogado del rey emérito ha presentado una regularización fiscal de Juan Carlos I ante la Agencia Tributaria, que está analizando el escrito y en los próximos días decidirá si la acepta o pide aclaraciones y cuál es el importe pagar, según publica este domingo El País.

La declaración, que llega cuatro meses después de su huida del Estado español a Abu Dabi y en un intento de cerrar la investigación, no está relacionada con bienes en el extranjero, según este periódico, sino con el uso por parte del rey emérito y algunos familiares suyos, entre otras la reina Sofía, de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Juan Carlos de Borbón utilizó estas tarjetas opacas -Tarjetas Black- entre 2016 y 2018 con gastos superiores a los 275.000 euros en un solo ejercicio, lo que conllevarían pagos a Hacienda por 120.000 euros anuales, cuando ya no gozaba de la protección constitucional que le hace inimputable por cualquier delito. En el caso de que Hacienda acepte, el asunto se saldaría con el pago de las cantidades defraudadas y una multa, según avanza ElDiario.es.

Actualmente, Juan Carlos de Borbón tiene abiertas un mínimo de cuatro investigaciones por blanqueo de capitales: una fortuna oculta de casi diez millones de euros en una cuenta activa en la isla de Jersey; una cuenta oculta en Suiza en la que escondía millones de euros en acciones de compañías del Ibex; el posible cobro de comisiones por las obras del AVE a La Meca (Arabia Saudí); y esta última, las de las tarjetas opacas.

El silencio de Felipe de Borbón

La noticia, que se ha conocido este domingo en medio de las celebraciones institucionales por los 42 años de la Constitución española, llega en medio de otra polémica con el hijo del emérito. El actual monarca español Felipe de Borbón guarda escrupuloso silencio frente a los intentos de Vox y PP de utilizarlo como ariete contra el Gobierno PSOE - Unidas Podemos y de la carta enviada por 271 militares retirados en la que afirman que la "unidad de España está en peligro", tal y como informa el periodista Iñigo Aduriz en ElDiario.es.

A esta nueva subida de tono de los militares, se suma la de otros 40 exmilitares del Ejército español que esta semana en un chat lanzaron proclamas franquistas y aseguraron estar dispuestos a fusilar a 26 millones de "hijos de puta", afines a la izquierda. Estos militares también enviaron una carta al rey mostrando su "preocupación por la unidad de España". Los militares aseguraban que la "cohesión nacional" corre graves riesgos con el actual Gobierno "social-comunista, apoyado por filoetarras e independentistas".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies