Un juzgado de Zaragoza sentencia que la bandera LGTBIQ+ no puede estar junto a la española en el balcón del Ayuntamiento

Al acto de despliegue de la bandera el 28 de junio de 2020, con Jorge Azcón a la cabeza, no acudieron ni ZeC ni Podemos y tampoco fue apoyado por la Asamblea 28J. En enero, el mismo tipo de denuncia contra el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi", fue archivada por entender que no había indicios de delito.

Foto: Pablo Ibáñez.

El Juzgado Contencioso Administrativo nº3 de Zaragoza ha estimado el recurso interpuesto por Asociación de Abogados Cristianos contra el Ayuntamiento de Zaragoza por colocar una bandera LGTBI en el edificio del consistorio el pasado 26 de junio de 2020. La sentencia dictada anula y deja sin efecto dicha actuación municipal por considerarla contraria a derecho.

El pasado 28 de junio de 2020, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, descolgó la bandera arcoiris de la mano de Ciudadanos y PSOE en un acto al que no asistieron ni Podemos y Zaragoza en Común, porque, sin duda, resultaba contradictorio con la trayectoria histórica del Partido Popular en contra de la igualdad y la diversidad afectivo sexual y de identidad. Tampoco contaba con el apoyo de la Asamblea 28J en el acto.

Aún considerando las alegaciones hechas por el Ayuntamiento que sostenía que no se había colocado una “bandera” en un mástil, sino que se había colocado una simple “pancarta”, entiende el magistrado que en realidad sí se trata de una bandera, ya que se colocó una tela con los colores arcoíris, es decir, la bandera LGTBI.

El magistrado fundamenta su decisión en la sentencia dictada por el Tribunal Supremo el 26 de mayo de 2020, según la cual “no resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente, y en particular, con el deber de objetividad y neutralidad de las Administraciones Públicas la utilización, incluso ocasional, de banderas no oficiales en el exterior de los edificios y espacios públicos, aun cuando las mismas no sustituyan, sino que concurran, con la bandera de España y las demás legal o estatutariamente instituidas” y entiende que la prohibición, derivada de la legislación vigente y que el Tribunal Supremo delimita en su sentencia, sí abarca la colocación de la bandera, aunque sea en forma de enseña y rodeando el borde de la balconada.

Contra esta sentencia cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. La Asociación de Abogados Cristianos se ha dedicado en múltiples ocasiones a denunciar judicialmente el uso de la bandera arcoiris en instituciones públicas. En enero de este año, quedó archivada la causa contra el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi", denunciado bajo el mismo patrón de la Asociación. El juzgado atendió la petición tanto de la Fiscalía como del propio Consistorio que pedían el archivo de la causa al entender que no había indicios de delito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies