Ecología

Un encuentro con Fridays for Future pone fin a la ruta ciclista de Ecologistas en Acción

El pelotón ha oscilado entre las 50 y las 100 personas, que han apoyado otras luchas sociales y ecologistas locales como la denuncia de las presas de Yesa o Itoiz, la lucha contra Mina Muga o el apoyo a los pueblos ocupados rurales y proyectos comunitarios de Nafarroa, como los de Lakabe, Arizkuren o Arterra
| 21 julio, 2019 11.07
Un encuentro con Fridays for Future pone fin a la ruta ciclista de Ecologistas en Acción
Foto: @Ecologistas

Este fin de semana se cierra la IX edición de la Ecomarcha, ruta ciclista de Ecologistas en Acción, que como cada verano se realiza para promover una forma de ocio sostenible y para apoyar luchas ecologistas y vecinales locales.

La Ecomarcha 2019 ha recorrido las zonas de Uesca, Zaragoza y Nafarroa. Con el lema “No te comas el planeta” se han denunciado los proyectos de agricultura y ganadería industrial (macrogranjas y macromataderos principalmente) presentes en estas áreas y proponer un modelo de desarrollo rural sostenible basado en la agroecología.

El pelotón de Ecologistas en Acción ha oscilado entre las 50 y las 100 personas, que han apoyado otras luchas sociales y ecologistas locales como la denuncia de las presas de Yesa o Itoiz, la lucha contra Mina Muga o el apoyo a los pueblos ocupados rurales y proyectos comunitarios de Nafarroa, como los de Lakabe, Arizkuren o Arterra.

El pasado viernes la Ecomarcha llegó a Iruñea para, en primer lugar, sumarse al acto público semanal organizado por Fridays For Future, el movimiento juvenil internacional que demanda a gobiernos e instituciones que tomen medidas eficaces contra el cambio climático.También en Iruñea este pelotón se sumó a otro, el de los Encuentros Cicloturistas, que cada dos años organiza un colectivo de Con Bici, la coordinadora estatal de asociaciones de bicicletas.

Este sábado, durante la última etapa de la Ecomarcha y la primera de los Encuentros Ecoturistas, 400 personas pedalearon desde Iruñea hasta Estella-Lizarra. Será un fin de ruta festivo para esta propuesta de ocio y turismo estival de Ecologistas en Acción.

Denuncia del recrecimiento de Yesa y del megaproyecto minero Mina Muga

Durante la última semana la Ecomarcha ha recorrido la comarca de Sangüesa en Nafarroa y las Altas Cico Villas en Aragón para denunciar dos proyectos que amenazan la zona.

Para Ecologistas en Acción, uno de estos problemas es el recrecimiento de Yesa, una «amenaza» que está presente desde hace más de 35 años. «La pasada legislatura se consiguió el compromiso de los gobiernos de Navarra y Aragón de la paralización de las obras. Sin embargo, a día de hoy las obras continúan y se estima que el aumento del presupuesto de la obra supera el 400% de desvío».

Ecologistas en Acción ha denunciado los muchos aspectos que hacen del recrecimiento de Yesa «un proyecto completamente insostenible y peligroso tanto medioambiental como socialmente». Aspectos como la inestabilidad de las laderas (que en el pasado ya supuso el desalojo y la expropiación forzosa de 100 viviendas) o el modelo agrícola basado en el regadío, que está acabando con las zonas esteparias y de cultivo tradicional, promoviendo una agricultura industrial contaminante y despilfarradora.

Otro de los problemas -a juicio de la organización- que amenazan a este territorio es el previsible desarrollo del proyecto de megaminería Mina Muga. Este proyecto para la explotación de potasas comprende desde las Altas Cinco Villas en Aragón hasta la comarca de Sangüesa. Recientemente Mina Muga ha obtenido una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por el Ministerio la para Transición Ecológica, lo que para Ecologistas en Acción supone un ataque «sin precedentes» al cuidado del medio ambiente y a la seguridad de la zona.

Para Ecologistas, «el modelo que plantea Mina Muga es depredador con los recursos y la energía, aumenta de manera desproporcionada la emisión de gases de efecto invernadero y se aleja de un modelo de desarrollo descarbonizado. Además provoca otros problemas en el territorio como la contaminación salina de cauces y acuíferos, el aumento de la sismicidad, una desmedida carga de transporte, el excesivo consumo de agua y la promoción de un modelo agrícola contaminante e insostenible».

21 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR