La incidencia en Aragón sigue en ascenso en la ola más contagiosa que también aumenta la hospitalización

Aunque la vacuna mitiga los efectos graves de la séptima onda epidémica, Aragón registra ya 2.462 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes a siete días, frente a los 1.667 de la pasada semana. El porcentaje de ocupación en UCI es del 30%. Ante un sistema sanitario muy tensionado, el Salud aplaza operaciones y emite una resolución para incorporar a profesionales de medicina y enfermería en situación de jubilación.

Foto: Prasesh Shiwakoti Lomash (Unsplash)

2.462 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes a siete días, es la incidencia actual que registra Aragón, manteniendo la tendencia ascendente respecto a la pasada semana, cuando la tasa era de 1.667. Aunque la vacuna está mitigando la situación de casos graves, esta es con diferencia la ola más contagiosa de todas las registradas hasta ahora, principalmente por culpa de ómicron, una variante que está presente en el 68% de los positivos confirmados, el resto son delta.

En las residencias de mayores hay 119 brotes abiertos, que afectan a 507 personas: 279 residentes y 228 trabajadores, todas ellas positivos en coronavirus. En números absolutos, Aragón acumula desde el inicio de la pandemia un total de 253.873 casos confirmados de COVID-19, de los que 179.611 han recibido ya el alta epidemiológica. En cuanto a la mortalidad, en los últimos siete días se han registrado 59 muertes por COVID, frente a las 31 de la semana anterior. Desde el inicio de la pandemia, se han notificado 4.098 personas fallecidas.

El índice de reproducción básico se sitúa ahora en 0,93, que "podría reflejar una tendencia decreciente en el número de contagios", según afirma el Departamento de Sanidad, aunque el sistema sanitario continúa muy comprometido. De hecho, la hospitalización global también ha aumentado en Aragón en los últimos siete días. Actualmente se registran 703 pacientes COVID ingresados en los centros aragoneses (464 la pasada semana). Del total, 63 se encuentran en las Unidades de Cuidados Intensivos (46 la semana anterior), lo que supone el 30% de las camas UCI disponibles, y 640 en hospitalización convencional.

La avalancha de contagios -entre 5.000 y 7.000 diarios-, que sigue sin tocar techo -se espera el pico en dos semanas- se ha llevado por delante el protocolo de rastreo, que ha tenido que ser modificado. Tras este cambio, la cifra de contactos en seguimiento desde Atención Primaria ha descendido respecto a la pasada semana, con 17.767 personas (21.129 la semana anterior), pero sigue al límite de su capacidad y muy mermada. Hasta la fecha la mayor cifra de contactos en seguimiento se dio a finales de octubre, con casi 24.500.

El Salud suspende operaciones y llama a personal jubilado

Ante esta situación, a la que se suma más de 1.000 trabajadores y trabajadoras sanitarias de baja por covid, los hospitales se preparan para lo que pueda venir aplicando protocolos de la primera ola. El Salud está suspendiendo operaciones quirúrgicas programadas y consultas, y habilitando espacios para pacientes críticos.

También ha emitido una resolución por la que se autoriza la incorporación al servicio activo de profesionales de medicina y enfermería en situación de jubilación, con el objetivo de "reforzar el personal del sistema sanitario". Se trata de personas que no hayan cumplido aún 70 años y que podrán presentarse voluntarias a través del correo electrónico bolsasalud@aragon.es, facilitando sus datos personales (nombre, fecha de nacimiento, teléfono, correo electrónico), así como su disponibilidad geográfica y de jornada (jornada completa o a tiempo parcial) y otras observaciones. Una vez valorada la oportunidad de su incorporación por parte del SALUD podrán pasar al servicio activo a lo largo de la próxima semana. Por ahora ya hay 14 profesionales inscritas en la bolsa.

"Cambian las reglas de un juego al que nadie quiere ya jugar"

Tal y como afirma el periodista Beñat Zaldua, en un artículo en Naiz, "la presente ola ha cambiado las reglas de un juego al que nadie quiere ya jugar. Ha cambiado el panorama, pero todavía no sabemos qué suelo pisamos. Las visiones optimistas a medio plazo se solapan con las alarmistas a corto. Ambas tienen sentido en un momento complejo al que las instituciones no aciertan a responder".

De momento, el Gobierno de Aragón se aferra al pasaporte COVID que ha decidido prorrogar su obligatoriedad hasta el 8 de febrero en el ocio nocturno, grandes eventos, hospitales y residencias. También mantiene las restricciones del nivel 2 modulado de alerta sanitaria en el que nos encontramos, y el uso de las mascarillas en interiores y en algunos situaciones en exteriores. Además, desde el 3 de enero, se apuesta por la autogestión de la pandemia. Así, los nuevos casos positivos autodetectados con un test de antígenos se notifican por la persona contagiada por teléfono y de forma online, y se han acortado los protocolos de cuarentenas para contactos estrechos y de aislamiento para positivos confirmados. Para reforzar la vacunación, el Ejecutivo aragonés ha recurrido a seis equipos militares móviles del Ministerio de Defensa. Todas ellas medidas insuficientes mientras no haya una mayor previsión y anticipación y se apliquen las lecciones que deberían estar aprendidas tras casi dos años de pandemia, como reforzar los equipos de rastreo y al personal sanitario en Atención Primaria, y dotarlos de más recursos.

Un 85% de la población vacunada con pauta completa

Para lanzar un mensaje positivo, el Departamento de Sanidad recuerda que, después de la primera oleada, la de más incidencia en Aragón fue la tercera, cuyo pico tuvo lugar en noviembre de 2020 con 591 casos por 100.000 habitantes a siete días, cinco veces menor que la actual pero con una ocupación máxima de UCI de 121 camas, casi el triple que ahora. Esta diferencia se debe principalmente a la vacunación, la principal baza de las instituciones -efectiva sí, pero en combinación con otras medidas-, cuya cobertura es actualmente del 85% de población mayor de 5 años con la pauta completa administrada.

En estos momentos, las citas para la dosis de refuerzo están abiertas para todas las personas mayores de 49 años, para profesionales sanitarios, sociosanitarios y personas inmunizadas con AstraZeneca y Janssen, independientemente de su edad; además de la vacunación pediátrica entre los 5 y los 11 años.

Asimismo, tras la actualización de la estrategia de vacunación, las personas de 65 años o menores que se hayan infectado de coronavirus podrán recibir su tercera dosis a las cuatro semanas desde el positivo, y siempre que hayan pasado seis meses de haber completado la pauta. El resto de personas podrán recibir también esa dosis de recuerdo una vez cumplidos seis meses desde que completaron su pauta con Pfizer o Moderna, o tres meses si se vacunaron con Janssen o AstraZeneca, si es que les corresponde.

Incidencia por zonas y grupos de edad

Por zonas, Zaragoza y las comarcas centrales acumulan una incidencia a siete días de 2.564 casos; Uesca y las comarcas del norte de 2.331; y Teruel y las comarcas del sur, 1.834 casos por 100.000 habitantes. En lo que se refiere a las tres ciudades más pobladas, Teruel se sitúa en 2.290 casos por 100.000 habitantes a siete días, Zaragoza en 2.476 y Uesca, en 2.457. En estos momentos Utebo es el municipio con mayor incidencia de Aragón, con una tasa de 3.825 casos a siete días, seguido de Cuarte, con 3.211.

Por edades, el grupo de 25 a 34 años es el que presenta una mayor tasa, con 3.327 casos por 100.000 habitantes a siete días, seguido del grupo de 15 y 24 años, con 3.167. La menor incidencia de COVID sigue dándose en el grupo de edad de mayores de 75 años, con una tasa de 1.230 casos por 100.000 habitantes a siete días.


📌 Especial COVID-19 en AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies