Sánchez cede ante Ciudadanos y pacta que la quinta prórroga sea de 15 días en lugar de un mes

La quinta prórroga será de 15 días, como pedía Cs, y no de un mes para abarcar todo el proceso de desescalada como planteaba, hasta este mismo martes, el Gobierno español. Cs se jacta de que "gracias al acuerdo las demandas separatistas no serán una contrapartida". Sin embargo, Moncloa desmiente que el acuerdo incluya no reunir la mesa de Catalunya, como pedía Arrimadas. Por su parte, ERC, que mantiene abiertas las conversaciones con el Gobierno, ha criticado: "PSOE y Unidas Podemos han elegido socio, han decidido apostar de nuevo por Ciudadanos". Compromís votará esta vez 'no' "por la dignidad de cinco millones de valencianos". Este miércoles se vota en el Congreso.

Sánchez durante el debate de la cuarta prórroga del estado de alarma. Foto: Congreso

Giro de los acontecimientos, otra vez a última hora y otra vez con Ciudadanos por el medio. El Gobierno español ha pactado con la formación naranja que la quinta prórroga del estado de alarma, a partir del 24 de mayo, sea sólo de 15 días, hasta el 7 de junio a las 00.00 horas, tal y como ha venido realizándose hasta ahora y en lugar del mes que planteaba inicialmente el Ejecutivo.

Se trata de un acuerdo de última hora, porque en el decreto que estudiaba este mismo martes el Consejo de Ministros y Ministras figuraba el 27 de junio como fecha de conclusión de la quinta prórroga, que el Gobierno español planteaba que fuera la última para abarcar todo el proceso de desescalada. Sin embargo, Sánchez ha preferido echarse de nuevo a los brazos de Ciudadanos y aceptar sus peticiones -se oponían a una prórroga de un mes-, antes que intentar cerrar acuerdos con otras formaciones.

El acuerdo llega, precisamente, en el mismo día que se ha hecho público el último CIS que otorga al PSOE una victoria en las elecciones si fueran ahora y una subida a Cs. Un barómetro que fue elaborado del 4 al 13 de mayo, momento en el que los territorios del Estado comenzaban la desescalada tras casi dos meses de confinamiento y cuando Ciudadanos dio su apoyo a Sánchez para la cuarta prórroga del estado de alarma de 15 días más.

Según ha comunicado Moncloa, el acuerdo es fruto de los contactos que el Ejecutivo español ha venido manteniendo con Ciudadanos, desde que esta formación negociara con el Gobierno de Sánchez el contenido de la cuarta prórroga. Esta situación provocó que ERC votara en contra criticando a Sánchez por no dialogar con las formaciones que le auparon a la presidencia en la investidura: "Hoy no se constata el 'no' de ERC a la cuarta prórroga, se constata el 'no' del Gobierno a negociar con ERC", criticó Gabriel Rufián en el Congreso.

En su comunicación, el Gobierno español se ha limitado a informar que ambas partes "muestran su satisfacción por la interlocución que están manteniendo desde el acuerdo del pasado 5 de mayo", sobre la cuarta prórroga, y precisa que Pedro Sánchez e Inés Arrimadas "han mantenido contactos semanales que han permitido analizar y poner en marcha medidas necesarias para seguir protegiendo a la ciudadanía en el ámbito sanitario, económico y social" y que ambos coinciden en que el estado de alarma "debe prolongarse sólo por el tiempo estrictamente necesario".

"Durante esos 15 días de prórroga del estado de alarma -añade el comunicado-, el Gobierno español se compromete a analizar las medidas y, en su caso, reformas legislativas necesarias que permitan una salida ordenada del estado de alarma y la gestión de la pandemia en ese momento, ya sin la utilización de la herramienta constitucional de la declaración de alarma". En esos mismos 15 días, el Ejecutivo de Sánchez "comunicará a Cs las primeras conclusiones de su análisis con el objetivo de dialogar y, si es posible, consensuar las medidas y reformas legislativas necesarias".

No obstante, el contenido del mensaje difundido por Moncloa contradice las palabras de la ministra Portavoz, María Jesús Montero, quien ha afirmado en rueda de prensa, minutos después de hacerse público el acuerdo con Cs, que el Gobierno español sigue considerando que durante la fase de desescalada es necesario mantener en vigor el estado de alarma, por lo que no descarta pedir una nueva prórroga dentro de quince días. De hecho, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha subrayado en la misma comparecencia: "Es imprescindible la prolongación del estado de alarma hasta el fin del proceso de desescalada. La limitación de la movilidad únicamente se puede acometer con este instrumento constitucional que ha dado buen resultado".

El comunicado de Ciudadanos va un poco más allá y se jacta de que "gracias al acuerdo al que ha llegado con el Gobierno, las demandas separatistas no serán una contrapartida para seguir salvando vidas y empleos", en referencia a la puesta en marcha de la mesa de diálogo en Catalunya, un compromiso del propio Pedro Sánchez con ERC, durante las negociaciones de su investidura de hace un año. Sin embargo, la propia Montero ha desmentido que haya pactado con Cs no reunir la mesa de Catalunya para que apoyen la prorroga.

"El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha elegido socio, ha decidido apostar de nuevo por Ciudadanos"

Por su parte, ERC ha mantenido abiertas, durante todo el martes, las conversaciones con el Gobierno español de cara a una abstención en la votación de este miércoles, aunque admitía que el acuerdo con Ciudadanos lo complicaba todo. La formación republicana aseguraba que no quiere entrar en ningún "mercadeo": "La pelota está en su tejado. El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos tiene que decidir cuáles son sus preferencias y a quienes quieren de socio: Esquerra o la derecha".

De este modo, ERC anunciaba que había enviado sus cinco condiciones a PSOE y Unidas Podemos para su apoyo, aunque critican que apenas se han llegado a discutir en las negociaciones: acabar con el mando único y el retorno de las competencias; aprobar un permiso retribuido para personas con hijos e hijas a su cargo; permitir que los ayuntamientos puedan gastar los superávits acumulados para finalidades sociales frente a crisis del coronavirus; que la prórroga sea de 15 días como máximo; y poner fecha a la mesa de negociación en Catalunya.

También ha registrado una propuesta de resolución al texto de la prórroga para intentar reforzar la cogobernanza: abogan por un modelo de desescalada en el que las decisiones procedan del "común acuerdo" entre la autoridad competente que quedará en esta nueva etapa, el ministro de Sanidad, y los presidentes territoriales.

Pero a última hora del martes, ERC ha emitido un comunicado en el que critica que  "ya se ha perdido suficiente el tiempo", y añade: "El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha elegido socio, ha decidido apostar de nuevo por Ciudadanos".

Compromís votará no a la quinta prórroga "por la dignidad de cinco millones de valencianos"

Otro de los apoyos que ha perdido Sánchez para esta quinta prórroga es el de Compromís. Su diputado, Joan Baldoví, ha avanzado este miércoles que votará no a la quinta prórroga del estado de alarma porque el Gobierno ha preferido pactar con Cs antes que llegar a un acuerdo con la formación. "Por la dignidad de cinco millones de valencianos votaremos rotundamente no a la prórroga del estado de alarma", señala Baldoví en un vídeo publicado en Twitter.

En el vídeo, el diputado de Comprimís ha insistido en que las reivindicaciones de su formación a favor de más financiación para el País Valencià son de "justicia" para hacer frente a la crisis sanitaria y social. "Votaremos no e instamos a Sánchez a rectificar", ha dicho Baldoví en la red social. En el debate de la cuarta prórroga, Baldoví ya criticó a Sánchez por negociar "poco y tarde" y afirmó que "las flores pueden acabar marchitándose".

Otros compromisos con Ciudadanos

Según el comunicado oficial de Moncloa, el acuerdo con Ciudadanos afecta también al compromiso por parte del Gobierno español de ampliar en un mes (de tres a cuatro) el plazo para ingresar impuestos por las personas contribuyentes sin intereses de demora en los aplazamientos tributarios motivados por el impacto del COVID-19. También se agilizará el pago de prestaciones por ERTEs o desempleo a quienes aún no lo han cobrado para que "puedan percibir durante el mes de junio como muy tarde". Se dará prioridad a la resolución de posibles incidentes al respecto.

Otro de los compromisos asumidos ante Ciudadanos en este último acuerdo es que el Gobierno español analizará la posibilidad de ampliar más allá de la vigencia del estado de alarma la prestación extraordinaria por cese de actividad de las y los trabajadores autónomos y la consecuente exención de sus cuotas de Seguridad Social durante la percepción de dicha prestación. Además, se acuerda impulsar que el mes de julio de 2020 sea hábil en el Congreso a los efectos de agilizar el trabajo parlamentario y "recuperar parte del retraso provocado por el COVID-19".

Más 'síes' que 'noes'

Para sacar adelante este miércoles la quinta prórroga, el Gobierno español necesita mayoría simple -más votos afirmativos que negativos-. Tras el acuerdo con Ciudadanos y con Coalición Canaria (CC), y los votos de PSOE (120), Unidas Podemos (35), se ha garantizado 166 'síes'. En el 'no' se encuentran Vox (52), JxCat (8), la CUP (2) y Compromís (1), y se da por hecho el del PP (88); un total de 151. El apoyo o el rechazo se juega, por tanto, en los escaños de ERC (13), del PNV (6) y de EH Bildu (5), y de otras formaciones como Más País (2), BNG (1), PCR (1), NC (1) y Teruel Existe (1).

La votación de la cuarta prórroga concluyó con 178 'síes', los de PSOE (120) y Unidas Podemos (35), más los de Ciudadanos (10), PNV (6), Más País (2), Compromís (1), Teruel Existe (1), PRC (1), CC (1) y NC (1); 75 'noes', los del ultraderechista Vox (52), Foro Asturias (1), más los del bloque soberanista catalán ERC (12 de los 13, uno fue abstención), JxCat (8) y la CUP (2); y 97 abstenciones, las de PP (88), EH Bildu (5), Navarra Suma (2), BNG (1) y otro de ERC.

Durante este tiempo, aunque ha conseguido que todas vieran luz verde, Pedro Sánchez ha ido perdiendo apoyos en las sucesivas votaciones de las prórrogas. La primera, el 25 de marzo, salió con un contundente 321 'síes' frente a 28 abstenciones (ERC, JxCat, CUP y EH Bildu). La segunda, el 9 de abril, con 270 'síes', 5o 'noes' (Vox y CUP) y 25 abstenciones (ERC, JxCat y EH Bildu). La tercera, 22 de abril, con 269 'síes', 60 'noes' (Vox, JxCat y CUP) y 16 abstenciones (ERC, BNG y EH Bildu).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies