#26J  Mundo

Rajoy acepta el encargo de Felipe VI pero no garantiza presentarse a la sesión de investidura

A partir de este viernes, el candidato Popular comenzará las negociaciones para recabar los apoyos suficientes con el objetivo de conformar gobierno. Partido Socialista y Ciudadanos son las fuerzas políticas que se encuentran en el punto de mira para conseguir unos apoyos que continúan sin tener una fecha límite prevista.
| 28 julio, 2016 20.07
Rajoy acepta el encargo de Felipe VI pero no garantiza presentarse a la sesión de investidura
Foto: @Congreso_es

Tal y como dice la canción, la vida sigue igual. Aunque para Mariano Rajoy, existen “diferencias sustanciales”. Por ejemplo, según el líder de los Populares, que en diciembre existía la certeza de que tenía a la mayoría de la Cámara en contra y no era posible lograr los apoyos necesarios. No obstante, y por las declaraciones realizadas por los líderes de todos los partidos, a excepción de Foro Asturias y UPN, la situación sigue siendo la misma, ‘no’ a Rajoy como nuevo presidente del gobierno.

El presidente del PP ha comenzado la rueda de prensa afirmando que el mensaje mandado por la ciudadanía el pasado 26J, resultó ser mucho más claro que en las elecciones de diciembre. Además, según Rajoy, en esta ocasión se han promovido todo tipo de contactos políticos para evitar el bloqueo, ya que tal y como ha reconocido, “no nos podemos permitir una nueva legislatura fracasada”.

En este sentido Rajoy ha declarado, “hemos enviado al resto de partidos un documento para discutir una posible propuesta de pacto y que permita alcanzar consensos». En caso de no alcanzar un acuerdo, el líder de los Populares está dispuesto a gobernar en minoría, “pero espero que el resto de partidos se comprometan a hacer una oposición responsable”, ha afirmado. Y ha insistido, en que por su parte “no va a faltar ni empeño ni esfuerzo. Espero encontrar en mis interlocutores voluntad de entendimiento».

Al mismo tiempo, Rajoy no quiere ponerse plazos, pero recuerda que antes del 15 de octubre tiene que haber un gobierno para poder afrontar los compromisos adoptados con la Comisión Europea. A este respecto, ha subrayado que en caso de no poder aprobar el nuevo techo de gasto por no tener un nuevo gobierno, la imagen que se estará dando transmitirá desconfianza dentro y fuera del Estado español.

Al final de su intervención, Rajoy ha aclarado que está “dispuesto a gobernar con 137 diputados, que no es lo mismo que presentarse a la investidura solo con esos 137 votos”. Una afirmación que deja bien a las claras su disposición para gobernar en minoría.

Pedro Sánchez insiste en que es la hora de Rajoy

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha manifestado que su partido votará en contra de la investidura de Rajoy y que “lo realmente transcendente no es el resultado, sino que se produzca para poner en marcha el motor de la democracia”. Por eso, Sánchez ha exigido al líder popular que acepte, en caso de que se produzca, ir a la sesión de investidura porque si ha sido capaz de llegar a un acuerdo con determinadas fuerzas políticas para formar la Mesa del Congreso, también puede hacerlo aquí.

“No me cabe en la cabeza que el señor Rajoy vuelva a decir que no”, ha subrayado, y ha instado al popular a ejercer la responsabilidad “constitucional” como líder del partido más votado en las pasadas elecciones. De hecho, para Sánchez, el camino para que la investidura salga adelante pasa porque Rajoy ofrezca “a sus aliados potenciales unas políticas distintas”, y ha remarcado que entre esos posibles socios potenciales ”no se encuentra el PSOE”.

Al mismo tiempo, Sánchez, ante las constantes preguntas de los medios de comunicación, no se ha querido pronunciar respecto a la posibilidad de presentarse como una alternativa a Rajoy. “No es tiempo de elucubraciones, ni de suposiciones, ni de hipótesis, es el tiempo de Rajoy y es a él a quien le compete asumir la responsabilidad no institucional, constitucional, de dar un paso al frente y desbloquear esta situación política”, ha dicho.

Pablo Iglesias piensa que PSOE y C’s permitirán gobernar al PP

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha terminado su reunión con el jefe del Estado con la idea de que una alternativa al gobierno de Rajoy se antoja muy complicada. Para el líder de la formación morada, la situación pasa porque desde el PSOE den un paso al frente con el único objetivo de formar un gobierno de carácter progresista.

Algo que según ha reconocido, no se produce porque hay “muchas resistencias internas” dentro del partido socialista. “Son ellos los que no quieren gobernar con nosotros”, ha explicado, y además, a esto se suma la necesidad de contar con los partidos nacionalistas, y “después de lo que ocurrió ayer en el Parlament, está más difícil”, ha zanjado.

Por otro lado, Iglesias ha manifestado su intención de votar en contra de la investidura de Rajoy y no valora en absoluto una abstención. Algo que según el líder de Podemos, sí ocurrirá con PSOE y C’s, ya que llegado el momento en el que no haya vuelta atrás, los socialistas acabarán absteniéndose para facilitar al PP dicha formación de gobierno. El bloqueo actual, según Iglesias,“hará que Ciudadanos vote a favor de la investidura de Rajoy y en esa tesitura el PSOE tendrá más fácil abstenerse”.

Albert Rivera reclama un candidato de consenso

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha mostrado su interés en aunar los 250 escaños que tienen conjuntamente PP, PSOE y su propio partido, para garantizar la formación de un gobierno estable liderado por un candidato de consenso. El líder de la formación naranja ha explicado que esta es su opción favorita, “un gobierno fuerte que luche contra la corrupción con las manos limpias” y que sea capaz de aplicar un agenda de reformas entre los tres partidos constitucionalistas.

Rivera también le ha propuesto a Felipe de Borbón llevar a cabo una abstención generalizada que le permita a Rajoy constituir un gobierno en minoría. Esta opción sería el ‘plan B’. Así lo ha explicado en la rueda de prensa que ha ofrecido posterior a su encuentro con el jefe del Estado. Para Rivera, es necesario alcanzar un acuerdo que permita tener un nuevo presidente, que no sea Rajoy, o bien que el PSOE se abstenga en la sesión de investidura, “no hay ninguna otra alternativa”, ha señalado.

En caso de abstenerse, Rivera ha reconocido que sería por el bien del conjunto del Estado español, aunque sin duda, resultaría una “difícil decisión”, ha matizado. Además, ha asegurado que no ha realizado ninguna petición a Felipe de Borbón, ya que este “modera, arbitra y propone” según establece la Constitución. Y ha concluido pidiendo a Rajoy que diga “sí” en el supuesto de que se le solicite formar gobierno.

28 julio, 2016

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR