AraInfo  Política

Los recortes y el «urbanismo a la carta” marcan, para ZeC, los primeros 100 días de Gobierno del “trifachito”

“Pikolín sí, Avenida Cataluña no. Viviendas en Averly sí, arreglos en los colegios, no. Romareda sí, medidas de inserción social y empleo no”, ha subrayado el portavoz del grupo municipal, Pedro Santisteve.
| 26 septiembre, 2019 18.09
Los recortes y el «urbanismo a la carta” marcan, para ZeC, los primeros 100 días de Gobierno del “trifachito”
Azcón (PP) y Fernández (Cs) firman un pacto de Gobierno en Zaragoza para el que necesitan el apoyo de la extrema derecha.

Zaragoza en Común ha hecho balance de los primeros 100 días del Gobierno de PP-Cs -aupados por la ultraderecha- poniendo el foco en los recortes que ya han comenzado a aplicarse en el terreno de lo social, lo cultural, lo medioambiental y los barrios.

“En menos de 100 días ya han aplicado el mayor recorte en inversión de la historia de este Ayuntamiento”, ha explicado el exalcalde y portavoz de la formación, Pedro Santisteve.

Lo ha hecho en alusión a los cerca de 20 millones de euros en inversión que el Gobierno de PP-Cs dedicará a amortizar deuda con los bancos, detrayéndolos de las partidas del Patronato de Bibliotecas, la formación del IMEFEZ, las Escuelas Infantiles, las medidas dirigidas a paliar la emergencia climática, los presupuestos participativos, como carriles bici y obras de mejora en aseos y patios escolares de colegios públicos de la ciudad.

Para Santisteve, también han sido los 100 días del «urbanismo a la carta», en los que Azcón ha marcado sus prioridades: “Pikolín sí, Avenida Cataluña no. Viviendas en Averly sí, arreglos en los colegios, no. Romareda sí, medidas de inserción social y empleo no”. En este sentido, ha argumentado que la auditoría encargada por Azcón es una “mera excusa” para aplicar recortes y ha explicado que el servicio de Intervención entregó el informe al alcalde el pasado 1 de agosto y no la pasada semana. “Pero a Azcón no le gustó y dijo, quiero otra”.

El portavoz de Zaragoza en Común ha desgranado las principales razones por las que la auditoría demuestra que el Ayuntamiento no está en bancarrota y se puede seguir invirtiendo y realizando gasto social.

La auditoría señalaba que no debía imputarse la deuda del tranvía. Pero, aún sumándola, el Ayuntamiento continúa por debajo del límite de endeudamiento. Ese límite está ahora en un 108%. En 2015, era del 148%.

También hablaba de la Capacidad de Financiación del Ayuntamiento, de 100 millones. En diciembre de 2015 era de 6,9.

Asimismo, señalaba que se podía  aumentar el gasto en 34 millones de euros. “Esto quiere decir que hoy, jueves 26 de septiembre, el Ayuntamiento podría tener un Presupuesto con todos esos millones más para invertir en los barrios”.

Y, por último, la auditoría también revelaba que en el mes de agosto había 60 millones de euros en caja, de liquidez. Ahora, hay 90 millones.

Santisteve ha lamentado que PP-Cs conciban la ciudad como un “conjunto de ladrillos y grúas”. “Es más que eso, son sus valores, es el talento joven, de nuestras autoras, artistas, los valores solidarios de sus gentes, su proyección exterior, sus atractivos intangibles, su tejido social, vecinal, asociativo”, ha expresado.

En este sentido, ha asegurado que Zaragoza en Común “se mostrará vigilante” ante cualquier “ataque” y será “correa de transmisión entre lo que ocurre en el Ayuntamiento y la calle”.

26 septiembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR