La histórica sentencia de Biscarrués fuerza a descartar el recrecimiento de Yesa

Su Interés Público Superior nunca se probó con rigor y tan solo avanzó con una declaración de Interés General, de marcado carácter político y que hoy el Tribunal Supremo consideraría insuficiente. Ecologistas en Acción asegura que "siente un precedente" y CHA asegura que Biscarrués era "indefendible en pleno siglo XXI".

Biscarrués
22 y 23 de abril de 2003. Foto: Asociación Río Aragón.

La Asociación Río Aragón ha querido felicitar de forma efusiva a todos y todas las que durante más de 30 años han luchado para preservar el buen estado del río Galligo y combatido una de sus mayores amenazas, planificada con el embalse de Biscarrués. “Esta felicitación queremos hacerla especial para la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, con la que compartimos espacio de lucha en COAGRET, a los ayuntamientos de Biscarrués, Santolaria y Murillo de Gállego y a las organizaciones ecologistas”, señalan desde esta entidad.

El Pacto del Agua, “impulsado por el corrupto Antonio Aragón, ha fracasado estrepitosamente y poco a poco sus obras más emblemáticas se han ido derrumbando”, aseguran.

Desde esta asociación contra el pantano de Yesa, lamentan que hayan tenido que ser sentencias judiciales quienes obligaran a descartar Santa Liestra o Biscarrués. “Fue la decisión valiente de un político, lo que le costó el puesto, quien eliminó Jánovas. Fue una dura batalla quien forzó el acuerdo del Matarraña. Desgraciadamente nunca ha sido la inteligencia política de los grandes partidos de Aragón quien ha dado solución a problemas que han condenado, innecesariamente, a muchos pueblos durante décadas”, advierten.

En estos momentos tan sólo Mularroya y Yesa permanecen como resultado de aquel mal sueño. A fecha de hoy, sería imposible que se aprobaran como se aprobaron en su momento, una vez que la legislación europea, impulsada en 2000 a través de la Directiva Marco, se ha ido consolidando. “Justificar que Yesa se tiene que hacer porque se incorporó en un decreto de 1992 contra la sequía o porque se incluyó en los planes de cuenca, y todo ello mediante una arbitraria declaración de Interés General, ya no resultaría admisible”, señalan desde la Asociación Río Aragón. Como bien señala la sentencia una obra que deteriora gravemente una masa de agua, dígase el río Aragón, y que tiene alternativas más sostenibles y eficientes nunca podría obtener la declaración de Interés Público Superior.

“Yesa no se ha concluido y mucho menos, eso sería lo grave, se ha llenado. Aún estamos a tiempo para que la inteligencia política afronte de verdad el camino de la sostenibilidad, la eficiencia y el acuerdo para la gestión de los ríos. Para ello se deben desterrar mitos del siglo pasado que nada aportan para un futuro esperanzador”, explica la Asociación Río Aragón que recuerda que “es necesario acabar con la pandemia de Coronavirus que hoy nos atenaza y transformará nuestro futuro, pero igual de necesario es acabar con la pandemia que azota nuestros ríos desde hace demasiadas décadas. Y de paso acabar con el dolor que ha llevado y lleva a los afectados”.

Ecologistas en Acción: "Biscarrués sienta un precedente”

El proyecto del embalse de Biscarrués ha supuesto uno de los conflictos ambientales más significativos en el choque de la política de aguas española con las políticas europeas de protección de las aguas y la biodiversidad, razón por la cual las cinco grandes ONG ambientales del Estado español, de carácter nacional e internacional, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España, se unieron para presentar por primera vez en la historia una queja conjunta y un recurso judicial contra este proyecto. Esta acción vino a sumarse al recurso y el trabajo firme y constante que venía desarrollando la coordinadora Biscuarrués-Mallos de Riglos junto a los ayuntamientos de Biscarrués, Murillo de Gállego y Santa Eulalia de Gállego, afectados por el proyecto de dicha infraestructura hidráulica.

Esta sentencia histórica es especialmente relevante, no solo para el caso de Biscarrués, sino porque "sienta un importante precedente y puede tener implicaciones sobre otros proyectos hidráulicos, y obligará a revisar todas y cada una de las grandes obras hidráulicas proyectadas en los planes hidrológicos del territorio estatal, actualmente en revisión".

CHA: “Indefendible en pleno siglo XXI”

El presidente de CHA, Joaquín Palacín, ha felicitado por la gran noticia a La Galliguera, que "llevan años reclamando su derecho a continuar viviendo en el territorio, apostando por un modelo de desarrollo sostenible basado en la agricultura tradicional y en las actividades turísticas, aprovechando el paso del río Gállego". Un modelo, ha señalado Palacín, que ha conseguido asentar a la población y conseguir que la zona esté "más viva que nunca".

Palacín ha recordado que CHA siempre se ha opuesto a un proyecto "nada sostenible en lo económico y en lo medioambiental" y "totalmente indefendible en pleno siglo XXI". Ha considerado que "no tenía ningún sentido mantener esta agonía durante más años, y ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez "valentía para enterrar para siempre la espada de Damocles que amenaza a La Galliguera desde hace 35 años".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies