La Galliguera “no rebla” e inunda Uesca para denunciar la construcción del embalse de Biscarrués

Con esta numerosa concentración la Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos ha celebrado sus más de tres décadas de lucha contra el embalse que amenaza la vida de la zona. Un aniversario que ha llegado con el anuncio del Gobierno de Aragón de una convocatoria de una Mesa de Diálogo del Agua en la que se revisarán los proyectos hidráulicos aragoneses.

Galliguera
Foto: Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos.

Cientos de personas procedentes de diferentes pueblos de la Galliguera y del Alto Aragón en general, Zaragoza y otras partes de Aragón han mostrado su voluntad de continuar defendiendo el río Galligo, la naturaleza y su forma de vida basada en el desarrollo sostenible.

La plaza de Navarra de Uesca se ha convertido en un río gracias a la performance de los y las participantes. De esta forma, han explicado lo que supondría la construcción del pantano y la desaparición del río. Un acto que ha finalizado con la “victoria” del agua fluyendo sobre su cauce frente al embalse.

Así, las letras de río vivo se han convertido en río pasando por donde se han representado con elementos característicos los pueblos del Reino de los Mallos, junto con puentes, mallos, las nabatas y las barcas. La representación ha continuado con este río que convivía con este territorio era parado por una presa que ha sido abucheada y luego tirada.

Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos.

Con esta numerosa concentración la coordinadora ha celebrado sus más de tres décadas de lucha contra el embalse de Biscarrués. Un aniversario que ha llegado con el anuncio del Gobierno de Aragón de una convocatoria de una Mesa de Diálogo del Agua en la que se revisarán los proyectos hidráulicos que llevan décadas atemorizando los pueblos aragoneses.

En estos momentos de incertidumbre judicial, desde la Coordinadora destacaban "que pase lo que pase en dicho ámbito se continuará con el trabajo para poder vivir en esta tierra aragonesa".

La coordinadora ha contado con el apoyo de personas llegadas de otros pueblos en los que los conflictos sociales por obras hidráulicas llevan décadas amenazando la vida como son Chánovas o Artieda, así como organizaciones ecologistas. El acto se ha cerrado con la lectura de un manifiesto, el grito, “la Galliguera no rebla. Pantanos nunca” y el Himno a la Libertad de José Antonio Labordeta.

Foto: Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos.

En nombre de la Coordinadora, Lola Giménez, destacaba en la rueda de prensa de presentación del de la jornada la resistencia de la zona desde los primeros años 80 "con una administración que dinamitaba la última casa habitada de Jánovas, pasando por gobiernos de mayorías absolutas de diferentes partidos, consiguiendo durante todo este tiempo no solo la supervivencia de la Galliguera, sino su evolución y trasformación gracias al trabajo e impulso de sus habitantes y de todos los que gracias a las aguas bravas del río Gállego han podido convertirse en habitantes rurales".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies