Movimientos

La Bajada del Canal, otra batalla contra el trifachito en defensa del espacio público

El barrio de Torrero se "moja" en la 37 edición de esta iniciativa popular. La movilización ciudadana y el sentido reivindicativo de la Bajada se radicalizará, como indica el reventón participativo que se anuncia para este domingo, mandando un contundente mensaje: "frente al acoso administrativo, autogestión".
| 14 septiembre, 2019 08.09
La Bajada del Canal, otra batalla contra el trifachito en defensa del espacio público
Las barcas más originales volverán a surcar el Canal este domingo. Foto: @igoiz17 (AraInfo)

Que con la formación del nuevo Gobierno municipal de Zaragoza entre PP y Ciudadanos, aupados por la extrema derecha (Vox), iba a tocar pasar a la «resistencia» ya lo esperábamos. Pero lo vivido en las semanas previas de la 37 edición de la Bajada del Canal en la República Independiente de Torrero ha sido inaudito.

Las trabas administrativas impuestas por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y por el conocido como trifachito –a las cosas por su nombre que decía la canción- a la Asociación Cultural El Cantero y las asociaciones vecinales Venecia y La Paz -las entidades organizadoras de este histórico evento cultural y reivindicativo que volverá este domingo a las aguas del Canal-  comenzaron poco después de la llegada de Jorge Azcón y sus secuaces al Consistorio, tras un duro informe de Bomberos.

«En un intento deliberado de impedir el normal desarrollo del acto, la poderosa maquinaria administrativa, con su espesa burocracia, y su jerga de leguleyos, se ha empleado a fondo, exigiendo nuevos requisitos, algunos de ellos, imposibles de cumplir», critican las asociaciones en un comunicado que leerán este domingo en el Parque de la Paz, espacio donde se celebrarán los distintos actos tras el recorrido de las barcas.

Una de estas zancadillas ha sido la obligación de inscribirse previamente en la Bajada del Canal mediante un formulario. Esta edición se convierte así en la primera de las 37 hasta la fecha que obliga a ello. Pero lo que podía haberse transformado en una situación insalvable ha tenido efecto boomerang siendo todo un éxito. 700 personas y casi 300 embarcaciones inscritas, a fecha 31 de agosto cuando se cerraron.

Mariano Bermejo, Lorena Regalado y José Luis Villalobos, durante la rueda de prensa. Foto: @igoiz17 (AraInfo)

En este sentido, Mariano Bermejo de la Asociación Vecinal Venecia, transmitía, en la rueda de prensa que ofrecieron para informar de los detalles de la Bajada, el agradecimiento a los movimientos sociales zaragozanos «por la respuesta masiva que han tenido este año».

El propósito de las asociaciones organizadoras «siempre ha sido garantizar la seguridad de las y los participantes» y para ello «hemos realizado todos los trámites que se nos han exigido desde la administración», añadía Lorena Regalado, representante de la AC Cantero. «Ha sido un proceso agotador», reconocía José Luis Villalobos, de la AV La Paz, ante los innumerables trámites burocráticos a los que se han enfrentado este año.

La AC Cantero, la AV Venecia y la AV La Paz ponen en valor el trabajo en defensa de los espacios públicos de todas las personas voluntarias. «La administración no debería de poner tantas dificultades, sino facilitarnos las cosas porque somos personas de organizaciones sociales que dinamizamos los barrios llenándolos de vida», criticaba Villalobos.

Otro de los objetivos históricos de la Bajada, y especialmente este año, es precisamente reclamar el espacio público para el ocio y la reivindicación. Porque quien aún crea que estas dificultades añadidas para organizar el evento de este domingo han sido en base a la «seguridad» de las personas participantes, se equivoca. Es, ni más ni menos, que la estrategia de ataque de PP, Cs y Vox a las iniciativas populares, reivindicativas y sociales.

Esta ofensiva del trifachito contra el uso de los espacios públicos empezó en junio con las Hogueras de San Juan. Una ofensiva total cuyos siguientes objetivos han sido los mercadillos populares, y serán los espacios liberados, los pelotazos urbanísticos… La respuesta no es otra que volver a fortalecer algo tan propio de nuestra tierra, de Aragón en general y de Zaragoza en particular, como son las luchas vecinales, sociales y sindicales.

«Los movimientos sociales sufren el acoso de las autoridades, y distintos actos populares han sido prohibidos, o han corrido serio riesgo de celebrarse. Estamos siendo espectadores de una clara estrategia de demonización de todo lo que escapa al control institucional, de todo lo que salte los márgenes de la mercantilización más banal», denuncia el comunicado.

En el caso de la Bajada, las asociaciones convocantes llevan 37 años reivindicando un sueño, que el Canal sea navegable hasta el mar. Este año, más que nunca, llaman a hacer de la XXXVII Bajada del Canal «la más sonada y concurrida de la historia» para dar una respuesta contundente en esta batalla, una de muchas.

Así, este domingo, desde las 9.00 horas en el Puente de las Ocas, los y las vecinas de Torrero «nos lanzaremos con nuestros estrafalarios artefactos a las aguas del Canal Imperial», señalan en el comunicado. Su cauce y sus riberas volverán a ser el perfecto escenario de una jornada, que es cita obligada en el calendario de las fiestas populares de Zaragoza.

Está previsto que sean botadas, en primer lugar, las barcas mejor acondicionadas y rápidas para que las más lentas no atasquen el recorrido. Se distribuirán, como en otras ediciones, salvavidas, y más de 20 personas voluntarias de la organización volverán a velar desde los márgenes por la seguridad y la atención de cualquier incidencia.

Durante toda la mañana las barcas, ayudadas por la corriente, surcarán las aguas del Canal desde Venecia hasta el parque de La Paz, donde estarán instalados puestos de diferentes colectivos sociales y culturales, y se celebrará la comida popular (a partir de las 14.00 horas). Y sobre las 16.30 horas está prevista que comience la actuación del grupo La Buenaventura y el Coro Libertario.

Y la víspera, este sábado desde las 20.00 horas, en el mismo espacio, el Kiosko del Parque de La Paz, la radio libre zaragozana Radio Topo, celebra en formato soundsystem su fiesta aniversario.

Reivindicaciones medioambientales, urbanísticas y culturales recogidas en el Plan Especial

Vecinos y vecinas de Torrero preparando una de las pancartas que se colgarán en los puentes del Canal este domingo. Foto: AV Venecia

La Bajada del Canal nació con el propósito de recuperar y dignificar este espacio urbano. En esta nueva edición, las organizaciones convocantes insisten en demandar la puesta en marcha del Plan Especial del Canal. Un Plan que contempla una serie de actuaciones importantes. Por eso sostienen que es necesaria la coordinación entre las diferentes administraciones -Ayuntamiento, Gobierno de Aragón y la CHE- y que no se excusen «unos en otros» para evitar las responsabilidades.

El Plan recoge demandas relacionadas con infraestructuras para impulsar la creación de un parque lineal que vertebre todo el sur de la ciudad. O como la adecuación de puentes y pasarelas para romper «el grado de aislamiento» existente en el barrio y garantizar una «mínima movilidad» peatonal y de tráfico rodado con el resto de la ciudad.

De manera prioritaria piden, desde hace ya 10 años, un puente que una la rotonda Villa de Pau con la calle Neptuno (barrio de San José). «El puente que tenemos ahora está absolutamente anticuado y es de una sola dirección, lo que impide la entrada al barrio», lamentaba Villalobos.

También hay peticiones medioambientales, algo tan simple como cortar y talar los cientos de árboles muertos a lo largo del Canal; o la urbanización del espacio entre la avenida de San José y el Tercer Cinturón, «el único espacio del Canal completamente asilvestrado y, lamentablemente, como muchas otras zonas de la ciudad, pendiente de un proceso particular especulativo».

Un Plan que plantea «recuperar la navegación recreativa del Canal», que «restaure sus elementos constructivos (almenaras, esclusas, embarcaderos), y elementos ornamentales. Que contemple, por fin, la creación del museo temático del Canal. Que se mejore la limpieza del cauce, se proteja y aumente la riqueza arbórea», abundan en el comunicado poniendo sobre la mesa un sinfín de propuestas.

«Afortunadamente, la movilización ciudadana y el sentido reivindicativo de la Bajada del Canal se radicalizará este domingo, como indica el reventón participativo que se anuncia, mandando un contundente mensaje: frente al acoso administrativo, autogestión», concluye el texto.

En esta batalla, al trifachito le ha salido el tiro por la culata. Y es que, a las organizaciones sociales de Torrero no las para ni la lluvia prevista para el domingo porque en este barrio están muy acostumbradas a «mojarse». Este domingo, todas y todos a la Bajada del Canal.

14 septiembre, 2019

Autor/Autora

Redactor, editor, funciones de coordinación y administración. Integrante del Consello d’AraInfo y uno de los cofundadores. @igoiz17


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR