Política

El Ayuntamiento de Zaragoza amenaza con suspender el mercadillo de segunda mano organizado en el Buñuel por la Plataforma Social Rastro

En un comunicado público, la Plataforma Social Rastro y el CSC Luis Buñuel han informado de una instancia del Ayuntamiento para suspender el mercadillo de segunda mano, la cual entraría en contradicción con el convenio firmado entre Ayuntamiento y las entidades que gestionan dicho centro, y que daría amparo a la realización de esta actividad
| 2 agosto, 2019 10.08
El Ayuntamiento de Zaragoza amenaza con suspender el mercadillo de segunda mano organizado en el Buñuel por la Plataforma Social Rastro
Foto: AraInfo

La Plataforma Social Rastro y el Centro Social Comunitario Luis Buñuel han informado sobre la amenaza del Ayuntamiento de Zaragoza de suspender una actividad organizada para este sábado 3 de agosto, consistente en un mercadillo reivindicativo para pedir nuevas plazas en el Rastro zaragozano. Este mercadillo, de segunda mano, se lleva organizando desde hace más de un año el primer sábado de cada mes en el CSC Luis Buñuel. Concretamente, la primera convocatoria fue el 5 de mayo de 2018 y no ha habido ningún problema en las 13 ediciones que se han celebrado hasta ahora. En el cartel promocional del evento se describe la actividad como dentro de la Campaña por Nuevas Plazas en el Rastro y “en apoyo de iniciativas de reforma, mejora, impulso y ampliación del Rastro”.

Al parecer, la amenaza consiste en una instancia para suspenderlo en caso de no contar con todos los permisos y autorizaciones, y en el comunicado hecho público por la Plataforma Social Rastro y el CSC Luis Buñuel señalan su sorpresa y explican que “como las demás actividades que se dan en Luis Buñuel, está amparado por el convenio que firmó el Ayuntamiento con las entidades que gestionan dicho centro”. En cuanto a los motivos que han llevado al Ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular y Ciudadanos con el apoyo de los ultraderechistas de Vox, a proceder de esta manera, en el comunicado dicen que “se ve que PP, Ciudadanos y Vox se han lanzado a la persecución y machaque de los sectores más desfavorecidos”.

Explican que “desde 1985 ha habido gente vendiendo sin licencia en el Rastro, y para ningún ayuntamiento del PSOE y PP fue una cuestión ante la que tomar medidas”. Asimismo, critican que para solucionar la cuestión sobre la demanda acuciante de nuevas plazas en el Rastro “de momento no se les ocurre más que la vía represiva cuando hay decenas de plazas de segunda mano vacantes y gente sin licencia que está dispuesta a pagar las tasas para ocuparlas”. Por tanto, no es un problema de tasas o de precio público de las licencias, sino que el problema parece ser la inexistencia de convocatoria para ocupar las plazas vacantes ante la alta demanda existente.

La ampliación del mercado ambulante de segunda mano, conocido como El Rastro, es una medida que el nuevo consistorio anunció a principios del mes de julio en boca de la Concejala por Ciudadanos Carmen Herrarte. La edil anunció la ampliación de 30 nuevos puestos “ante las peticiones de nuevos puestos que está recibiendo”. Según se informa desde el Ayuntamiento de Zaragoza, la Consejería de Economía, Innovación y Empleo ya ha comenzado a trabajar en la elaboración del concurso para estos nuevos puestos y serán licitados en los próximos meses.

Según la estructura del gobierno de Azcón, las áreas de las que dependen la Policía Local y el órgano que ha emitido la instancia para suspender la actividad corresponden a áreas del Partido Popular, mientras que la ampliación de las plazas del Rastro correspondería a un área de Ciudadanos. Por tanto, y a tenor de las actuaciones y manifestaciones, parece que no existe coordinación entre ambas formaciones en cuanto a la política que llevar a cabo en la materia.

Finalmente, la Plataforma Social Rastro y el CSC Luis Buñuel han realizado un llamamiento “a la ciudadanía a apoyar el mercadillo de este sábado 3 de agosto, especialmente desde su inicio a las 8.30 horas en el Luis Buñuel (plaza Santo Domingo de Zaragoza)”, y han afirmado que “la presencia policial masiva en el Rastro no es sostenible en el tiempo ni solucionará nada, la gente recorrerá las calles cada semana y tratará de vender esas cosas que les aportan 20 ó 40 euros. Para mucha gente es la comida de varios días”.

Mercadillo

Cartel de anteriores ediciones. Foto: web CSC Luis Buñuel

2 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR