Movimientos

Las asociaciones organizadoras de la XXXVII edición de la Bajada del Canal presentan alegaciones ante el Ayuntamiento de Zaragoza

Recuerdan que en el informe elaborado por Protección Civil se hace referencia al desconocimiento que tienen todos las personas participantes sobre la peligrosidad de la actividad. Por ello, para "garantizar una mayor seguridad", las organizaciones convocantes ofrecen sus respectivas sedes y salones de actos para que sea la propia Protección Civil quien informe directamente a los y las participantes de los riesgos potenciales de los tramos más peligrosos del Canal.
| 29 agosto, 2019 07.08
Las asociaciones organizadoras de la XXXVII edición de la Bajada del Canal presentan alegaciones ante el Ayuntamiento de Zaragoza
XXXIII Bajada del Canal. Foto: AraInfo

La asociaciones organizadoras de la XXXVII edición de la Bajada del Canal Imperial de Aragón han presentado ante el Ayuntamiento de Zaragoza una serie de alegaciones en las que destacan cuestiones relacionadas con el informe realizado por los Servicios Públicos del Consistorio.

Esta actividad -de escasos tres kilómetros- que tiene prevista llevarse a cabo el próximo 15 de septiembre, “para nada representa una actividad de carácter deportivo ni competitivo tal como se afirma en el informe realizado por Servicios Públicos del Ayuntamiento”. Y en ese sentido consideran que “ninguna Federación deportiva debe responsabilizarse de tal evento. Tanto la supervisión como la organización del acto es responsabilidad de las tres organizaciones convocantes que se encuentran desde el primer momento en el lugar de la salida”.

Aseguran también que las organizaciones responsables disponen de una póliza de responsabilidad civil, contratada con una compañía de seguros y está a nombre de la Asociación Vecinal La Paz. El recibo de pago ha sido aportado al expediente administrativo, tal como se ha demandado por la Unidad de Dominio Público.

Este año la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) exige un nuevo requerimiento que consiste en que las personas participantes en el acto deben realizar una inscripción previa, aportando nombre y apellidos, edad y DNI. En este sentido las asociaciones señalan que, “pese a las fechas en que nos encontramos y pese a que es el primer año que se exige”, están cumpliendo a través de medios informáticos con este nuevo requisito.

Por otro lado aseveran que todo menor que participa en la Bajada del Canal hace años que dispone de una autorización paterna o materna, es acompañado o acompañada por una persona mayor de edad y es dotado por la organización de un chaleco salvavidas de uso obligatorio.

“Vamos a celebrar la XXXVII edición de la Bajada del Canal sin que se haya producido ningún tipo de incidente, tanto en la seguridad de los participantes, como en el cuidado del entorno; por ello, esperamos que las distintas Administraciones no se dediquen a poner trabas administrativas y desarrollen una labor de carácter colaborativo para facilitar el trabajo voluntario de una actividad sin ánimo de lucro, con una gran participación del conjunto de los vecinos del barrio y de buena parte de la ciudad. Es deseable también la colaboración de Bomberos. En este sentido, el cuerpo de bomberos ha realizado algunos años seguimiento de la actividad desde tierra y desde el canal”.

Una de las principales reivindicaciones de la Bajada del Canal es que determinados tramos del canal sean navegables, así como la puesta en valor de un espacio tan “singular” para el conjunto de la ciudad. “Estamos convencidos que el día en que las diferentes administraciones sean capaces de cumplir con la demanda vecinal de nuestro barrio (hacer navegables estos tramos), la Bajada se realizará con embarcaciones perfectamente homologadas para su navegación y serán conducidas por expertos capitanes de barcos… Mientras esto no se realice, serán los vecinos los que con imaginación e inventiva conviertan por un día un sueño en realidad”, argumentan.

Dada la “peligrosidad” que el informe afirma que se pueden producir en determinados tramos del recorrido del canal, como medida complementaria, plantean desde las mencionadas asociaciones la posibilidad que toda persona participante disponga de un chaleco salvavidas, “así como la colaboración y seguimiento de una dotación de bomberos a lo largo de los tramos considerados peligrosos”.

Recuerdan asimismo que en el informe elaborado por Protección Civil se hace referencia al desconocimiento que tienen todos las personas participantes sobre la peligrosidad de la actividad. Por ello, para “garantizar una mayor seguridad”, las organizaciones convocantes ofrecen sus respectivas sedes y salones de actos para que sea la propia Protección Civil quien informe directamente a los y las participantes de los riesgos potenciales de los tramos más peligrosos del Canal.

Reconocen que son los propios organizadores los que asumen la “plena y exclusiva” responsabilidad de cuantos daños y perjuicios, tanto en las personas como en los bienes públicos y privados, puedan derivarse del desarrollo del citado acto.

Por último subrayan que si en esta ocasión no se les concede la autorización administrativa para realizar la XXXVII Bajada del Canal, retirarán la póliza del seguro, renunciarán a su responsabilidad en el evento, y no se harán responsables de las embarcaciones que decidan bajo su responsabilidad, realizar la Bajada.

29 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR