El Tribunal Europeo de Derechos Humanos investigará si los jóvenes de Altsasu tuvieron un juicio justo

Más de cuatro años después de que comenzara la pesadilla, el caso Altsasu entró en una nueva fase con su llegada a Estrasburgo. Los abogados de los ocho jóvenes encarcelados alegaron la falta de un juicio justo, entre otros motivos, por la denegación de pruebas.

Una de las muchas masivas movilizaciones reclamando "justicia" para los jóvenes de Altsasu. Foto: @igoiz17 (AraInfo)

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha notificado que estudiará los recursos por vulneración del derecho a un proceso justo presentados por las defensas de Jokin Unamuno y Ainara Urkijo, Adur Ramírez de Alda, Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea, cinco de los ocho jóvenes condenados por la trifulca con unos guardias civiles sin uniforme en un bar de Altsasu en la madrugada del 15 de octubre de 2016. Se está a la espera de las resoluciones que el tribunal adopte sobre el resto de demandas. La noticia la ha avanzado este martes el periodista Aitor Agirrezabal, y se puede leer completa en Naiz.

Más de cuatro años después de que comenzara la pesadilla, y con decenas de movilizaciones en el camino reclamando justicia, el caso Altsasu entró en una nueva fase con su llegada al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. Los abogados de los ocho jóvenes encarcelados alegaron la falta de un juicio justo, entre otros motivos, por la denegación de pruebas. Además, la jueza que presidió el tribunal de la Audiencia Nacional que les juzgó, Concepción Espejel, había sido premiada por la Guardia Civil.

En primera instancia, la AN condenó a 13 años de prisión a Oihan Arnanz; a 12 años a Jokin Unamuno y Adur Ramírez de Alda; a 10 años Iñaki Abad; a 9 años a Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea y Aratz Urrizola; y a 2 años a Ainara Urkijo. Tras el recurso presentado en el Supremo, el tribunal rebajó las penas levemente, pasando de entre 2 y 13 años a entre año y medio y 9 años y medio de prisión. Actualmente, los ocho terminan de cumplir las condenas, las más largas no finalizarán hasta 2025, en su pueblo, Altsasu.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies