El tribunal de La Haya ratifica la cadena perpetua de Mladić por genocidio

La justicia internacional confirma la sentencia de 2017 para el exlíder militar serbobosnio responsable de la matanza de Srebrenica, en la que fueron asesinadas 8.000 personas bosnias musulmanas, y es considerada la peor atrocidad ocurrida en suelo europeo desde el Holocausto

Ratko Mladic durante la sesión del juicio celebrado este miércoles, momentos antes de ser expulsado de la sala.

El Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI), con sede en La Haya (Países Bajos) ha ratificado este martes la condena a cadena perpetua del exlíder militar serbobosnio Ratko Mladić, el que fuera jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Srpska durante la guerra de Bosnia, por el genocidio de Srebrenica, y por otros crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Considerado la peor atrocidad ocurrida en suelo europeo desde el Holocausto, en Srebrenica fueron asesinadas unas 8.000 personas bosnias musulmanas, la gran mayoría civiles -niños, niñas, mujeres y hombres-, tras la invasión de la ciudad por parte del ejército serbobosnio el 11 de julio de 1995.

El veredicto tumba una por una las alegaciones de la defensa, que había pedido la absolución de Mladić o, en su defecto, una reducción de la condena o la repetición del juicio.

Conocido como "el carnicero de los Balcanes", Mladić presente en el tribunal, ha hecho gestos de negación al principio de la sesión y ha agachado la cabeza cuando ha tenido que levantarse para escuchar la sentencia en segunda instancia, que es definitiva.

Según la defensa, en la condena de Mladić figuraban una serie de sucesos durante la guerra de Bosnia, como bombardeos e incidentes con francotiradores, que no deberían vincularse con el papel de Mladić como jefe militar.

Sin embargo, en el veredicto se concluye que los abogados del exlíder serbobosnio "no pudieron demostrar ningún error en la evaluación" de la sala que lo condenó en primera instancia, en noviembre de 2017, ha dicho la jueza de apelaciones Prisca Matimba Nyambe, que ha hecho la lectura pública de la sentencia en segunda instancia.

Los jueces han desestimado también una petición de la Fiscalía para añadir una segunda condena de genocidio por una campaña militar en cinco municipios de Bosnia, entre 1992 y 1995, para expulsar a los no serbios.

En las afueras del tribunal, minutos antes de la lectura de la sentencia, se ha producido un breve momento de tensión por la presencia de un hombre que ha intentado desplegar unos carteles a favor de Mladić y ha tenido un intercambio verbal con un representante de las víctimas.

Mladić, de 78 años, lleva detenido desde 2011 en la unidad de detención de la ONU en La Haya y está por ver dónde cumplirá su condena.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies