El Estado español no recurrirá la sentencia de “nulidad” del pantano de Mularroya al reconocer que incumple la Directiva Europea del Agua

El Ministerio español para la Transición Ecológica ha anunciado que no recurrirá la sentencia de “nulidad de las obras del pantano de Mularroya” al reconocer que el proyecto de embalse incumple la Directiva Europea Marco del Agua. Entidades locales como Jalón Vivo, y otros sectores sociales y agrícolas expresan su satisfacción “al estar más cerca la paralización de las obras del trasvase del Jalón al Grío”.

Con moderado optimismo, y la “prudencia debida”, se ha recibido en la comarca de Valdejalón la información del Ministerio español para la Transición Ecológica, dirigido por Teresa Ribera, que anunciaba que el Estado español no recurrirá la sentencia que anula las obras del pantano de Mularroya.

Desde Jalón Vivo han recordado “que el proyecto de embalse no cumple los más mínimos requisitos medioambientales, está destruyendo el paraje de Mularroya, sus hábitats naturales, su patrimonio histórico y cultural, y sólo serviría para retener agua muy contaminada, no apta para el consumo humano”. Para Manuel Mercado, uno de los portavoces de Jalón Vivo es importante recordar que “ya ha habido otras cuatro sentencias contrarias a la construcción de la presa, tanto de la Audiencia Nacional como del Tribunal Supremo, como del Tribunal Superior de Justicia de Aragón respecto a las Zonas de Espacial Protección para las Aves”.

Asimismo, el abogado de SEO Birdlife y Jalón Vivo, Abel Lacalle, ha recalcado que “es una decisión muy importante y muy bienvenida. Al aceptar el Estado la sentencia, el -hipotético- recurso pierde fuerza. La decisión del Ministerio es coherente con el recorrido de la obra y con la legislación comunitaria”. Respecto de la continuidad de las obras en marcha Lacalle ha apuntado “que la aceptación de la sentencia lleva implícita la pérdida de objeto de la obra, por lo que no sería lógico que continuase”, y ha añadido que “la anulación viene a decir que el proyecto no cumple con la -legalmente obligatoria- protección del entorno, lo que implica, por lógica, que el daño debería ser reparado y recuperado”.

Parece pues, que tras despilfarrar 200 millones de euros la Confederación Hidrográfica del Ebro -CHE-, organismo dependiente del Ministerio español para la Transición Ecológica, deberá invertir en deshacer el daño ya causado, y reparar social, económica, y medioambientalmente a las personas y zonas ya afectadas. No obstante, el Ministerio dirigido por Teresa Ribera no ha confirmado a AraInfo su intención de paralizar inmediatamente las obras, tan sólo que “acatan el fallo judicial, que no se recurrirá, y se estudiará la manera de ejecutar y cumplir la sentencia”, reconociendo que las obras incumplen las directivas, Europea Marco del Agua, de Calidad de Aguas, y la de la Red Natura 2000.

También en el capítulo de reacciones, algunas agricultoras del Jalón han destacado que “la lucha contra el pantano de Mularroya no es una batalla entre agricultores y ecologistas, sino una reivindicación del sentido común”, y han recordado que “nunca hemos perdido un cosecha por falta de agua”, y que “muchos agricultores se preguntan ¿a cuánto nos cobrarán el agua? cuando el pantano este funcionando”. No obstante, la Junta de Usuarios del Jalón, parte promotora del proyecto junto a la CHE, ha anunciado que “estudiaran la sentencia para medir si es posible la presentación del recurso de casación ante el Tribunal Supremo”.

Finalmente, cabe destacar que desde el Gobierno de Aragón se asegura que la posición oficial de la DGA es la que marca la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, dirigida por Joaquín Olona -PSOE-, que este pasado jueves durante la presentación de un proyecto en Uesca afirmó sobre la sentencia de nulidad de las obras de Mularroya que “es una pésima noticia para la agricultura familiar y para la lucha contra la despoblación”, y aseguró que la DGA “vamos a seguir apoyando a los regantes, dado que embalses como este son fundamentales para el riego y para el abastecimiento”.

Sin embargo, dos de los cuatro partidos que forman el gobierno de coalición no coinciden con el consejero Olona. Desde Podemos se pide que se convoque la mesa de diálogo para un nuevo Acuerdo del Agua, tras ilegalización del embalse de Mularroya, mientras desde CHA señalan que “la nueva sentencia de la AN contra Mularroya vuelve a demostrar el rotundo fracaso de la política hidráulica del Gobierno español”.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies