El comité de Avanza anuncia movilizaciones por la "parálisis empresarial" respecto a la negociación del convenio colectivo

"[...] la Dirección de la empresa se ha negado en rotundo a atender cualquier tipo de proposición expuesta por la representación de los trabajadores en el marco de la negociación". Como primera medida, los trabajadores y trabajadoras van a realizar concentraciones de protesta en la Plaza de Aragón de la capital zaragozana, previstas para los próximos jueves días 7, 14, 21 y 28 de enero, a las 19.00 horas.

Avanza
Imagen de archivo. Foto: Daniel Marcos (AZ)

El comité de empresa de Avanza, empresa privada que se dedica a la explotación del servicio público de autobús urbano en la ciudad de Zaragoza, comunica a través de una nota de prensa el comienzo de una serie de movilizaciones que, "con motivo de la parálisis empresarial mostrada hasta la fecha por la multinacional Avanza en relación a la negociación del convenio colectivo que regula las condiciones socio-laborales de los y las trabajadoras del servicio de transporte público", van a llevar a cabo.

Explican que después de que la negociación de su convenio colectivo expirase hace más de un año –el 31 de diciembre de 2019-, "desde el mes de noviembre de 2019 fecha en que comenzó la negociación del convenio, hasta el día de hoy, solo llevamos 24 reuniones, en las que la representación de los trabajadores ha trasladado a Avanza Zaragoza en reiteradas ocasiones sus necesidades, la Dirección de la empresa se ha negado en rotundo a atender cualquier tipo de proposición expuesta por la representación de los trabajadores en el marco de la negociación".

Asimismo, afirman que hasta este momento la multinacional Avanza "se ha mostrado totalmente insensible ante los variados ofrecimientos de acercamiento de posturas para lograr acuerdos llevados a cabo por la representación de los trabajadores, mostrando de esta forma una nula capacidad de negociación que, poco a poco y de forma progresiva, está provocando una elevación en la temperatura de la negociación, que aboca a los trabajadores a comenzar una serie de movilizaciones con el fin de estimular un cambio en la pétrea actitud mostrada hasta ahora por los dirigentes de Avanza".

Apuntan que la actual situación sanitaria que está provocando el COVID-19, "lamentablemente también en esta ocasión, está siendo aprovechada como excusa por la multinacional Avanza para bloquear y ralentizar el desarrollo de la negociación, como forma de dilatar las reuniones, que con motivo de las fiestas navideñas han sido interrumpidas de forma unilateral por la Dirección de Avanza".

En opinión del comité de empresa "este hecho no es aislado y los trabajadores comenzamos a percibir un cierto reflejo de esta actitud empresarial, adoptada en este caso también por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, que no está cumpliendo los compromisos adquiridos con los trabajadores del servicio de autobús urbano ya que, por un lado no se están llevando a cabo las importantes –más en un momento como el actual- reuniones mensuales –que fueron uno de los pilares del acuerdo que supuso la desconvocatoria de la última huelga- en las que una representación compuesta por ayuntamiento, empresa y trabajadores realizan  el seguimiento de la evolución del servicio y el tratamiento de sus problemas".

"Mientras que por otro, es el propio ayuntamiento el que está mostrando una actitud pasiva ante la mala marcha en la negociación del convenio colectivo que afecta a más de un millar de trabajadores que, recordamos, prestan un servicio que pese a estar privatizado, es de plena responsabilidad municipal", añaden.

Los asuntos básicos de la negociación que se encuentran estancados afectan a aspectos tan importantes como son los turnos y horarios de trabajo en relación a la tan difícil conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores y las trabajadoras; la disminución de las "miles de horas extraordinarias que se siguen realizando cada mes y que en estos momentos suponen una verdadera afrenta a los miles de ciudadanos que buscan empleo; el tiempo de trabajo que los trabajadores invertimos al comienzo y al final de nuestra jornada laboral y que actualmente no se nos abona; la desigualdad entre trabajadores en la retribución de la antigüedad o la actualización de la merma económica que provocó la aplicación de un laudo por el que se nos rebajó el salario; además del incremento y actualización de otros conceptos económicos".

Al mismo tiempo, recuerdan que esto ocurre en una situación en la que Avanza, la concesionaria del servicio, ya ha reconocido públicamente que va a percibir íntegramente el montante económico al que le da derecho el contrato que tiene establecido con el Ayuntamiento de Zaragoza hasta su finalización en 2023. "Ello a pesar de haber aplicado un ERTE durante los pasados meses de abril y mayo a sus conductores y conductoras, y a pesar también de que la adjudicación de la concesión de la que fue ganadora en el año 2013 se encuentre en entredicho y pendiente de ejecución por las irregularidades ya demostradas en sede judicial", matizan.

A consecuencia de lo anterior y como primera medida, los trabajadores y trabajadoras van a realizar concentraciones de protesta en la Plaza de Aragón de la capital zaragozana, previstas para los próximos jueves días 7, 14, 21 y 28 de enero, a las 19.00 horas.

También van a llevar a cabo una rueda de reuniones con los grupos municipales del ayuntamiento y asociaciones vecinales a quienes les expondrán las razones del inicio de movilizaciones.

"Por todo ello -concluyen-, al tiempo que este comité de empresa mantiene abierta totalmente su voluntad negociadora, hacemos un llamamiento a nuestros vecinos y vecinas, así como a grupos sociales y organizaciones, a que apoyen y participen en estas acciones reivindicativas".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies