CGT alerta del estrangulamiento económico de los centros: "¿Quién paga los gastos generados por la pandemia?"

La actual pandemia ha alterado el funcionamiento habitual de los centros escolares de Aragón. "Esta afirmación es tan obvia que no necesita mayor aclaración. Los equipos directivos han debido de gestionar y organizar los centros y, al mismo tiempo, hacerse cargo de gran parte de los gastos extraordinarios generados por el COVID-19", afirma el sindicato CGT Enseñanza en una nota de prensa.

Protestas durante la pasada huelga docente, convocada por CGT en Aragón el 18 de septiembre. Foto: @CGTeduAragon

Desde CGT lamentan que "el Departamento de Educación sigue sin proporcionar a sus trabajadores los elementos básicos de protección" y añaden que "se está reiterando la situación de principios de curso, cuando el Departamento fue incapaz de gestionar de manera eficiente la distribución a los centros de este material básico e imprescindible". Para el sindicato, "además de constituir un reiterado incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la dejación del Departamento está suponiendo el estrangulamiento económico de los centros, obligados a asumir gastos que corresponden a la Consejería".

CGT denuncia que "desde principios de septiembre, y ante lo exiguo de los medios de prevención distribuidos por el Departamento, han sido ayuntamientos, docentes y, sobre todo, los propios centros  los que no han tenido más remedio que gestionar ellos mismos -y a costa de sus presupuestos- la adquisición de este material indispensable".

Pero, tal y como señalan numerosos equipos directivos, "los gastos que se han visto obligados a afrontar los centros no sólo se han referido a los medios básicos de protección". Diversos centros consultados por CGT indican que "hemos tenido que acondicionar los aseos del alumnado (instalando dispensadores de gel, papel higiénico y toallas secamanos), comprar señalética y adquirir materiales adicionales. "Igualmente, han sido los centros los encargados del acondicionamiento de las aulas, de los patios (compra de bancos, pintura para el suelo), y de la adquisición de nuevos materiales para materias específicas. Gastos –como las ingentes cantidades de gel hidroalcohólico-, que han sido asumidos como gastos ordinarios (partida 229)", advierte el sindicato.

Desde CGT señalan que "al sobresfuerzo que los equipos directivos vienen desarrollando desde hace meses (diseño de planes de contingencia, adecuación centros, disponibilidad completa de horario, gestión de contagios ante la descoordinación de Salud Pública y Equipos COVID, etc...), se suma un nuevo problema: la asfixia económica de los centros". Un problema agravado porque, tal y como apuntan desde el sindicato, "muchos centros tienen pendiente el abono de importantes libramientos, teniendo ya dificultades para asumir los gastos corrientes".

CGT critica "cómo el propio Departamento es incapaz de cumplir sus propias resoluciones". Y es que, tal y como apuntan desde el sindicato, "Felipe Faci, en la Orden del 30 de junio se comprometió de manera literal a que el Departamento 'arbitrará y garantizará la disposición por parte de los centros educativos de cuantos recursos resulten necesarios". Desde CGT concluyen que "el Departamento no puede seguir trasladando sus responsabilidades a los centros y sus equipos directivos y debe asumir sus competencias".

Por ello, CGT exige al Departamento que "abone a los centros los libramientos atrasados; que de una vez por todas cumpla con la legalidad y con sus compromisos y suministre de manera eficiente y suficiente los materiales de protección necesarios". Además, pide que "establezca una partida específica para abonar de manera retroactiva todos estos gastos generados por su incomparecencia ante las necesidades generadas por la pandemia".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies