CCOO denuncia la falta de negociación de los cupos docentes para el próximo curso académico

Los cupos que determinan el profesorado que formará parte de los centros educativos el próximo curso 22/23 en Aragón no recogen las medidas recomendadas por la Ley 4/2019 ni la reducción horaria para personal mayor de 55 años, por lo que se pierde la oportunidad para contratar a más de 1.000 nuevos docentes en Aragón y dar una atención más personalizada a familias y alumnado.

CGT
El consejero Faci de visita en un centro escolar | Foto: Diputación General de Aragón

CCOO Enseñanza Aragón denuncia que en la demarcación administrativa de Zaragoza “no va a haber negociación de cupo docente como tradicionalmente se hacía al final de cada curso académico”. La inspección comunicará a los equipos directivos a finales del mes de junio el número de profesorado con el que contarán para el curso 22/23. Esta medida puede suponer una dotación de docentes menos adaptada a las necesidades reales de los centros educativos.

CCOO Enseñanza Aragón denuncia que este cupo se va a calcular asignando 20 horas lectivas por cada docente y no refleja la reducción horaria del profesorado de más de 55 años. Es decir, Aragón mantiene las 20 horas en secundaria y las 25 horas en infantil y primaria pese a que la Ley 4/2019 de 7 de marzo aprobada por el gobierno español de coalición PSOE - Unidas Podemos, recomienda con carácter ordinario un máximo de 18 y 23 horas respectivamente.

“Este curso académico, el profesorado aragonés va a impartir 70 horas lectivas más que por ejemplo sus homólogos” en La Rioja, Nafarroa, Euskadi o País Valencià, por eso, la Federación de Enseñanza CCOO, insiste en que Aragón junto a “Castilla la Mancha, Castilla y León, Madrid y Murcia, son las únicas Comunidades Autónomas que no han acordado ninguna mejora en el horario lectivo de su profesorado”, siendo Aragón, el único país gobernado por el PSOE, junto con la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, “que no revierte los recortes en educación implantados por el PP”.

“Esta reivindicación no pretende la reducción del horario laboral del profesorado, sino transformar la excesiva carga de horas lectivas para poder dedicar las mismas a tareas que son claves para para la calidad educativa: atención a las familias, coordinación entre el profesorado, preparación de materiales y proyectos, atención individualizada al alumnado y un largo etcétera”, señalan desde CCOO, e insisten en que “la sobrecarga laboral del profesorado, que se expresa en el exceso de carga lectiva y en las elevadas ratios en nuestras aulas, no contribuye obviamente a la calidad educativa”.

El sindicato calcula que en Aragón esta medida supondría la contratación de 1.200 docentes de Infantil y Primaria y resto de las enseñanzas de la educación pública no universitaria. El siguiente paso sería estabilizar dicha plantilla ya que según el informe de CCOO Enseñanza Aragón, somos el país del la Península Ibérica con el porcentaje más elevado de interinidad entre el profesorado, un 40%.

Estos datos se suman a la situación denunciada por CCOO Enseñanza Aragón en su informe “el profesorado aragonés es el peor tratado del Estado español”. El profesorado aragonés percibe los salarios más bajos del Estado, por ejemplo en Euskadi un docente percibe 5.571 euros/año más. Además, el profesorado aragonés es el que mayor mayor carga lectiva tiene de todo el estado. Según los cálculos de CCOO, todas las clases que imparta el profesorado aragonés desde el 20 de mayo podrían considerarse “clases extra” porque ya han trabajado más horas lectivas que el profesorado de otros territorios a lo largo de todo su curso escolar. A esta situación hay que sumar que Aragón cuenta con el porcentaje de interinidad más elevado de todo el estado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies