Barega devuelve a Etiopía el oro olímpico de los 10.000, en una final en la que el aragonés Carlos Mayo ha sido 13º

El etíope es el primer campeón olímpico del atletismo de estos Juegos, tras imponerse en la final de los 10.000 a los ugandeses Cheptegei y Kiplimo, plata y bronce. El Estadio Olímpico de Tokio recibe hasta el 8 de agosto a las grandes estrellas de este deporte con el calor y la humedad también como protagonistas.

Barega, primer oro del atletismo en Tokio 2020. Foto: @WorldAthletics

La competición de atletismo, uno de los deportes más emblemáticos y practicados en el mundo, ha comenzado este viernes en el Estadio Olímpico de Tokio, con las gradas vacías por la pandemia y entregando las primeras medallas. El etíope Selemon Barega, de 21 años, se ha colgado el primer oro tras imponerse en la prueba de 10.000 metros al favorito, el campeón del mundo y plusmarquista mundial, Joshua Cheptegei (Uganda), con un tiempo de 27:43.22. El bronce ha sido para otro ugandés, Jacob Kiplimo, que completó las 25 vueltas con un tiempo de 27:43.66. Barega sorprendió a los atletas ugandeses con un demoledor ataque antes de la última recta, en una final en la que hacía su debut olímpico el aragonés Carlos Mayo, que ha firmado una meritoria 13ª posición -entre los 25 atletas que tomaron la salida- con una marca de 28:04.71.

La victoria de Barega supone el regreso del título olímpico a Etiopía en una prueba que había dominado durante más de una década, primero con Haile Gebrselassie (Atlanta 1996 y Sidney 2000) y luego con Kenenisa Bekele (Atenas 2004 y Pekin 2008), hasta que llegó Mo Farah. El inglés de origen somalí barrió en los 5.000 y 10.000 en Londres 2012 y Río 2016, pero a sus 38 años no consiguió la marca mínima para clasificarse para estos Juegos.

La jornada inaugural de la competición olímpica de atletismo arrancó a las 2.00 de la madrugada (hora de Aragón, las 9.00 en Tokio) con las velocistas más modestas de los Juegos en las series de clasificación de los 100 metros. Unas horas más tarde, entraban en acción las grandes dominadoras de la prueba: las jamaicanas Shelly-Ann Fraser-Pryce -actual campeona mundial- y Elaine Thompson -oro en Río 2016- y Marie-Josée Ta Lou (Costa de Marfil). La africana ha sido las más rápida en las series con 10.78, igualando el récord africano y la quinta mejor marca mundial del año. Las caribeñas han parado el crono en 10.82 (Thompson) y 10.84 (Fraser-Pryce). Ellas son las grandes favoritas para la esperada final que se disputa este sábado a las 14.50 (hora en Aragón).

Además de las velocistas, otras atletas llamadas a brillar en Tokio también presentaron este viernes sus credenciales. La venezolana Yulimar Rojas -actual campeona olímpica- selló su pase a la final del triple salto -que se disputa este domingo desde las 13.15 horas- en su primer intento (14,77). La venezolana busca también, aunque quitándose la presión de encima, el récord mundial (15,50), un récord que ya posee en pista cubierta (15,43). La neerladensa Sifan Hassan, también inscrita para los 1.500 y los 10.000, pruebas en las que es la actual campeona mundial, se ha estrenado con una relejada victoria en los 5.000.

Hasta el 8 de agosto, en doble sesión diaria -matutina y vespertina (madrugada y mediodía en Aragón, respectivamente)- saltarán al tartán del Estadio Olímpico de Tokio todas las grandes estrellas del atletismo mundial. Nadie quiere perderse la cita. La estadounidense Dalilah Muhammad, última campeona olímpica y mundial en los 400 vallas; la portorriqueña Jasmine Camacho-Quinn, en los 100 vallas; el sueco Armand Duplantis, plusmarquista mundial de salto con pértiga con 6.18 metros; la lanzadora croata de disco, Sandra Perković; las y los fondistas de Kenya Faith Kipyegon, Hellen Obiri, Beatrice Chepkoech -3.000 obstáculos-, Timothy Cheruiyot y Eliud Kipchoge -recordman mundial de la maratón con 2.01:39-; o los también estadounidenses Trayvon Bromell y Noah Lyles llamados a relevar a Usain Bolt en los 100 y los 200, respectivamente.

El calor -con temperaturas superiores a los 30°- y la humedad -entre el 66 y el 84%- de la capital nipona, que asfixian a las y los deportistas desde el inicio de los Juegos, también serán protagonistas, aunque no deseados, en el Estadio. En 1964, los Juegos Olímpicos de Tokio se celebraron en octubre para adaptarse a la climatología, pero desde Atenas 2004 se celebran entre julio y agosto por imperativo del Comité Olímpico Internacional (COI). La razón, de nuevo las audiencias.


Más sobre Tokio 2020 aquí. Calendario completo y todos los resultados del atletismo en Tokio 2020 aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies