Aumentan las denuncias por violencia machista en menores de 18 años y mayores de 75 años

No obstante, los datos ofrecidos por el INE muestran que en 2019 la media tanto en violencia machista como en violencia doméstica sigue encontrándose en los hombres de 30 a 44 años. En Aragón han aumentado un 3,4% el número de mujeres inscritas en el Registro Central.

violencia
Manifestación estudiantil de este 8M en Zaragoza. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

En 2019 se inscribió como víctimas de violencia machista y doméstica a 39.757 personas, un 2,2% más que en 2018. De éstas, 36.745 fueron mujeres, de todas ellas, 31,911 lo hicieron por violencia machista y 4.748 por violencia doméstica y 86 fueron tanto víctimas como denunciadas. En el caso de los hombres 2.906 fueron víctimas de violencia doméstica y 106 ingresaron en las listas tanto como víctimas como por agresores.

Cabe recordar que los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística no confirman un aumento de la violencia machista y doméstica dado que no todas las mujeres que sufren violencia machista denuncian a sus agresores, solo muestran un aumento en el número de denuncias y condenas.

Asimismo, el "Estudio sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación" realizado por Delegación de Gobierno para la Violencia de Género, asegura que las mujeres tardan una media de nueve años en denunciar a su agresor y unos 14 años si las agresiones son físicas. Asimismo, en el año 2018, el 60% de las mujeres asesinadas no habían denunciado a su agresor.

Aumenta la violencia machista en las mujeres más mayores

Casi la mitad de las víctimas de violencia machista (el 47,1%) tenían entre 25 y 39 años. La edad media de las víctimas fue de 36,6 años.

Los mayores aumentos del número de víctimas en 2019 se dieron entre las mujeres de 75 y más años (25,0%) y de 70 a 74 años (15,6%). Por su parte, el mayor descenso se dio en las mujeres de 65 a 69 años (–8,9%).

La tasa de víctimas fue de 1,5 por cada 1.000 mujeres de 14 y más años, alcanzando su máximo en el tramo de edad de 30 a 34 años (3,7 víctimas por cada 1.000 mujeres), seguido del intervalo entre 25 y 29 años (3,6 víctimas por cada 1.000 mujeres).

Aragón en la media estatal

Aragón se encuentra en la mitad de la tabla con unas 878 mujeres que fueron inscritas en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica y de Género. Una tasa de variación del 3,4% respecto al 2018. En cuanto a la comparación con otros territorios, Aragón se encuentra en la media estatal con 1,5 mujeres víctimas de violencia machista por cada 1.000 personas. Esto se debe a las grandes diferencias entre territorios y número de habitantes, mientras que en Nafarroa se ha inscrito a 333 mujeres o en La Rioja a 296, en Andalucía 7.101 mujeres han sido consideradas víctimas de violencia machista y en el País Valencià a 4.909.

Los mayores incrementos anuales en el número de víctimas se dieron en Illes Balears (16,1%), Melilla (12,9%) y Nafarroa (7,8%). Por el contrario, los mayores descensos se registraron en La Rioja (–10,6%), Ceuta (–9,2%) y Cantabria (–6,9%).

 

Denunciados por violencia machista

Un total de 31.805 hombres fueron registrados como denunciados por violencia machista en los asuntos con orden de protección o medidas cautelares dictadas inscritos en el Registro a lo largo de 2019, lo que representó un 1,8% más que en el año anterior.

Casi la mitad de los denunciados (49,1%) se concentraron en las edades de 30 a 44 años. La edad media de los denunciados fue de 39,4 años.

Los mayores aumentos en el número de denunciados por violencia machista se dieron en los menores de 18 años (21,4%) y en el grupo de 75 y más años (14,6%).

La tasa de denunciados fue de 1,6 por cada 1.000 hombres de 14 y más años, alcanzando su máximo en los grupos de 30 a 34 años (3,5 denunciados por cada 1.000 hombres de esa edad) y de 35 a 39 años (3,3). Por su parte, 17.679 víctimas y denunciados mantenían una relación afectivo sexual y 14.232 ya no mantenían ninguna relación o estaban en proceso de separación.

Lesiones, torturas y amenazas

En 2019 se registraron 38.367 infracciones penales imputadas a los denunciados de asuntos de violencia machista inscritos ese año, un 1,9% más que en 2018.

Las infracciones penales más frecuentes fueron las relativas a Lesiones (51,2% del total), Torturas y otros delitos contra la integridad moral (19,3%) y Amenazas (15,4%). El total de medidas cautelares dictadas e inscritas en el Registro en asuntos de violencia de género durante 2019 fue de 98.990, un 1,0% más que el año anterior.

Atendiendo a la naturaleza de las medidas, el 74,0% fueron de carácter penal y el 26,0% de carácter civil. Las medidas cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse a determinadas personas (36,7% del total), la prohibición de comunicarse con determinadas personas (35,7%) y la libertad provisional (14,0%).

Entre las medidas cautelares civiles, las más frecuentes fueron la determinación del régimen de prestación de alimentos (26,8% del total), la determinación del régimen de custodia (26,3%) y la determinación del régimen de visitas (23,7%).

Violencia doméstica

En 2019 se registraron 7.654 víctimas en asuntos de violencia doméstica con orden de protección o medidas cautelares, un 3,6% más que en el año anterior. De ellas, el 62,0% fueron mujeres y el 38,0% hombres. A diferencia de la violencia de género, la violencia doméstica afectó de manera más uniforme a todas las edades, destacando la incidencia en el grupo de menos de 18 años, con una de cada cuatro víctimas (26,1% del total).

En términos relativos, en los asuntos de violencia doméstica, la tasa de mujeres víctimas fue de 0,20 por cada 1.000 mujeres, mientras que la masculina fue de 0,13 por cada 1.000 hombres, observándose que las más frecuentes sucedieron entre las mujeres de menos de 18 años (0,29), y entre los hombres de menos de 18 años (0,19).

El 72% de los denunciados fueron hombres

En 2019 se registraron 5.395 personas denunciadas en asuntos de violencia doméstica, un 5,9% más que en el año anterior. De ellas, el 72,0% fueron hombres y el 28,0% mujeres. Por edad, la mitad de las personas denunciadas tenía entre 30 y 49 años (el 50,7%). La edad media de los denunciados fue de 36,4 años.

Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 38,1% de los casos las víctimas fueron el padre o la madre, en el 29,2% los hijos o hijas, y en el 8,8% las hermanas o hermanos. La información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística no especifica el número de padres y el número de madres víctimas por separado.

Las infracciones penales más frecuentes fueron las relativas a Lesiones (47,9% del total), Torturas y otros delitos contra la integridad moral (18,9%) y Amenazas (18,8%). Durante el año 2019 se dictaron 12.390 medidas cautelares9 en los asuntos de violencia doméstica inscritos, lo que supuso un aumento del 6,5% respecto al año anterior. El 72,5% de estas medidas recayeron sobre hombres y el 27,5% sobre mujeres.

Atendiendo a la naturaleza de las medidas, el 94,3% fueron medidas cautelares penales y el 5,7% medidas cautelares civiles. Las medidas cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse a determinadas personas (36,6% del total), la prohibición de comunicarse con determinadas personas (32,5%) y la de libertad provisional (13,5%). Por su parte, las medidas cautelares civiles más frecuentes fueron la determinación del régimen de custodia (29,9% del total), la determinación del régimen de prestación de alimentos (17,8%) y la determinación del régimen de visitas (16,8%).

154 víctimas de violencia doméstica en Aragón

En Aragón se registraron el pasado año, 54 hombres víctimas de violencia doméstica y 100 mujeres, muy por debajo de otros territorios como Andalucía, País Valencià o Madrid.

Más condenas

En 2019 se inscribieron en el Registro 35.923 personas condenadas por violencia machista y violencia doméstica, un 3,5% más que en 2018. De ellas, 34.144 fueron hombres y 1.779 mujeres.

Por su parte, hubo 5.811 personas absueltas, un 10,6% menos que en 2018, de las que 5.603 fueron hombres y 208 mujeres.

Las víctimas de violencia machista cada vez se ven más legitimadas para visibilizar las agresiones, sin embargo, los datos estadísticos siguen dejando fuera de las tablas a aquellas personas que no tienen ninguna relación con su agresor, a las que siguen teniendo miedo a denunciar, por prejuicio social o por encontrarse en una situación de irregularidad legal, y las que todavía viven en los márgenes y ni siquiera son contabilizadas como víctimas.

Por ello, es necesario recordar que además de la justicia legal existen otros canales y redes de apoyo como los colectivos, las entidades y las organizaciones que proporcionan información y cuidados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies