Zaragoza en Común propone rescatar el Plan de lucha contra la pobreza infantil y adaptarlo a la actual situación de pandemia

La concejala Luisa Broto ha asegurado que para poner en marcha estas iniciativas, el primer paso será revertir los recortes en infancia, que supusieron una rebaja de más de 130.000 euros respecto a las cuentas municipales de 2018

Zaragoza
Foto: Charlein Gracia.

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha propuesto recuperar “el refuerzo humano, técnico y económico” propuesto en las líneas de trabajo del Plan de lucha contra la pobreza infantil, un programa para frenar la desigualdad entre los sectores más vulnerables de la ciudad, los niños y niñas, que fue aprobado por unanimidad en la anterior Corporación. En la actualidad, el plan se encuentra paralizado y “con una pandemia que se ceba con las familias con menos recursos y la vuelta al cole de por medio nos encontramos en el momento idóneo para rescatarlo”, ha aseverado la portavoz de Zaragoza en Común en la Comisión de Acción Social, Luisa Broto.

Broto ha presentado un abanico de propuestas, líneas estratégicas elaboradas durante la anterior legislatura y adaptadas a la situación actual de crisis social y pandemia. Entre ellas, destaca la creación de un Plan de Apoyo Escolar para los y las menores que se han quedado atrás debido a la pandemia y que, entre otros recursos de apoyo, incluiría el acceso a medios tecnológicos suficientes.

Además, la formación propone la creación de una red telemática formada por los y las profesionales de los Servicios Sociales que ayudaría a detectar situaciones de riesgo de desprotección infantil, solicitar orientación con un profesional y compartir pautas y experiencias. Broto, que ha definido este dispositivo como una red de Espacios Virtuales Familiares de Barrio, contaría con el apoyo de todos los Centros Municipales de Servicios Sociales como un soporte y apoyo telemático a las familias para el cuidado, atención y desarrollo psicosocial de los niños, niñas y adolescentes.

La formación también ha pedido al equipo de gobierno de PP-Cs, bajo la supervisión de Vox, que el Ayuntamiento realice una “firme apuesta” por la conciliación familiar, fundamental en una situación en la que las familias se están reincorporando al trabajo y con la perspectiva de posibles cierres de centros educativos.

En este sentido, la formación ha propuesto la creación, de manera urgente, de un Dispositivo Plural de Conciliación Familiar, basado tanto en apoyos domiciliarios como en centros de diferente tipo en funcionamiento las 24 horas los 365 días del año, de muy bajo coste y atención por horas, aprovechando los propios espacios municipales actualmente infrautilizados como las Escuelas Infantiles en los horarios vespertinos, lo que permitiría una atención descentralizada en los barrios.

Proyectos Integrados de Infancia

Zaragoza en Común también ha propuesto la implantación de Proyectos integrados de infancia en los distritos de la ciudad, como una forma de aunar las actuaciones de los Centros de Tiempo Libre, la Educación de Calle y los Programas de Integración de Espacios Escolares. El objetivo de estos proyectos integrados sería el de abordar acciones preventivas y de tiempo libre, apoyo escolar, espacios de asesoramiento familiar, escuelas de padres y madres desde una perspectiva comunitaria.

Hoy en día, estas actuaciones se encuentran totalmente disgregadas, lo que “limita su influencia en la atención a la infancia y juventud de nuestra ciudad”, ha apuntado Broto. Su integración permitiría “una visión global de la atención a la infancia desde el tiempo libre, el apoyo socioeducativo, la capacitación de los padres y madres, la coordinación con el ámbito escolar y los servicios sociales”, ha explicado.

“La situación de crisis actual derivada de la pandemia está teniendo, como una de sus consecuencias más dañinas, el haber dejado fuera de la agenda política y de sus actuaciones prioritarias la infancia y sus necesidades”, ha expresado Broto.

Según la edil, una muestra clara la tenemos en “la precipitación y falta de previsión en las políticas municipales de infancia y juventud que ha supuesto que durante este verano hayamos asistido al cierre de todos estos recursos: Centros Municipales de Tiempo Libre y Ludotecas, Casas de Juventud, Programa de Educación de Calle, Proyecto de Integración de Espacios Escolares”.

Un cierre que ha provocado la reacción de los profesionales y las entidades vinculados al trabajo con la infancia y la adolescencia, constituyéndose en cuatro plataformas apoyadas por decenas de entidades, cientos de profesionales y miles de personas, para reivindicar tanto los derechos de la infancia y la juventud, como para defender sus proyectos y su situación laboral.

“Zaragoza no puede perder su liderazgo en la atención a la infancia”

Para Broto, esta es una “situación incomprensible”, por ser Zaragoza una ciudad premiada por su Red de Centros de Tiempo Libre, que cuenta con el título de “Ciudad Amiga de la Infancia y la Adolescencia” otorgado por UNICEF en el año 2018 y que cuenta desde 2017 con un Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil que reconoce estos proyectos como fundamentales en su estrategia. “Zaragoza no puede perder su liderazgo en la atención a los niños y niñas”, ha defendido.

La actual pandemia está incrementando de manera alarmante la brecha social y educativa en los menores y los jóvenes. Está suponiendo un incremento de la pobreza infantil, que ya partía de una preocupante tasa de más del 20% en la capital aragonesa, así como el aumento de los problemas de salud mental infanto-juvenil.

Desde el comienzo de la pandemia, hace ya casi cinco meses, los niños y los jóvenes “han carecido de cualquier posibilidad y alternativa educativa y de tiempo libre, lo que impacta directamente sobre su desarrollo”, ha expresado Broto.

Aunque los recursos se encuentran abiertos en la actualidad, carecen de cualquier tipo de directriz unificada por parte del Área de Acción Social, así como de planes de contingencia para posibles situaciones de contagio, lo que “genera una gran incertidumbre”, ha apuntado Broto.

Otro ejemplo de esta “improvisación” es el trabajo que han tenido que realizar las entidades, informadas de la reapertura con poco más de una semana de tiempo y sobre cuyos profesionales ha recaído la elaboración de las propias propuestas de trabajo. “El Sr. Lorén y su equipo se encuentran desaparecidos en todo este proceso, haciendo dejación de funciones, descargando en los técnicos todo el trabajo, cuando es la falta de iniciativa y compromiso político lo que está generando esta situación”, ha señalado.

Broto ha asegurado que para poner en marcha estas iniciativas, el primer paso será revertir los recortes en infancia, producidos en los presupuestos de 2020, y que supusieron una rebaja de más de 130.000 euros respecto a las cuentas municipales de 2018.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies