Zaragoza en Común denuncia la “falta de alternativas” ante el cierre de Casas de Juventud y CTLS y alerta de los riesgos para el empleo

“El gobierno PP-Cs ha cerrado todos los recursos destinados a afrontar la brecha educativa e incrementar el seguimiento y apoyo social y emocional a niños, niñas y jóvenes sin ninguna alternativa de seguimiento y apoyo no presencial”, advierten desde el grupo municipal

juventud
Ángel Lorén. Foto: Daniel Marcos (AZ)

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento ha denunciado la "falta de alternativas" ante el cierre total de los recursos socioeducativos de infancia y juventud municipales (Casas de Juventud, Centros de Tiempo Libre y ludotecas, Programa de Educación de Calle y PIEEs) y ha alertado del “grave riesgo” que supone, también, para el empleo de los y las profesionales de estos servicios.

La formación ha denunciado la "falta de previsión" del equipo de gobierno de PP-Cs, una situación “que ya no pueden tildar de impredecible”. En este sentido, la concejala portavoz en la comisión de Acción Social, Luisa Broto, ha denunciado que el consejero, Ángel Lorén, “no está incorporando nuevas medidas para afrontar la brecha educativa e incrementar el seguimiento y apoyo social y emocional a estos niños, niñas y jóvenes, sino que además han cerrado todos los recursos destinados a ellos sin ninguna alternativa de seguimiento y apoyo no presencial”.

Para Broto, “llueve sobre mojado”, tras mantener cerrados los centros de servicios sociales, lo que provocó una ausencia de mecanismos de control en la protección a la infancia, al haber prohibido a los y las profesionales la realización de entrevistas, seguimientos y visitas domiciliarias durante el estado de alarma y haberlos derivado a la atención de las solicitudes de la línea 900.

“La actual de pandemia está incrementando de manera alarmante la brecha social y educativa en los menores y los jóvenes. Está suponiendo un incremento de la pobreza infantil, así como el aumento de los problemas de salud mental infanto-juvenil”, ha destacado Broto. Para la concejala portavoz en la comisión de Acción Social, desde el comienzo de la pandemia, hace ya casi cinco meses, los niños, niñas  y las personas jóvenes “han carecido de cualquier posibilidad y alternativa educativa y de tiempo libre, lo que impacta directamente sobre su desarrollo”.

Durante el estado de alarma, estos servicios se encontraron activos, dando respuestas educativas y llevando seguimientos de la situación de los y las menores y los jóvenes, muchos de ellos en situaciones de desventaja social y riesgo de desprotección, de manera no presencial.

Aunque la presión de las entidades gestoras han conseguido, de momento, evitar los ERTEs y sustituirlos por las vacaciones de sus trabajadores y trabajadoras, presumiblemente estos no podrán evitarse en septiembre, pudiendo llegar a la suspensión total de los contratos y, por tanto, de los ERTEs de sus trabajadores y trabajadoras.

“El Ayuntamiento debe buscar alternativas y las respuestas no pueden ser de hoy para mañana por respeto a las entidades y sus trabajadores. No puede ser que pasen de estar despedidos un día a estar de vacaciones al siguiente”, ha sentenciado Broto.

Trabajadores y trabajadoras esenciales para el apoyo a la infancia y la juventud

Desde Zaragoza en Común han solicitado que, como ya se hizo durante el periodo de confinamiento, las Casas de Juventud, los Centros de Tiempo Libre y el resto de programas municipales de infancia y juventud se encuentren activados al 100% como medida esencial de apoyo a la infancia y juventud.

En este sentido, Broto ha exigido “el establecimiento de mecanismos de seguimiento y atención telemática, de no ser posible la presencial, desde estos servicios y la puesta en marcha de recursos alternativos de apoyo escolar y apoyo psicosocial”.

Además, ha apuntado que durante estos meses “hemos visto el uso del procedimiento de contratación de emergencia derivado para la pandemia para contratos que difícilmente pueden ser relacionados con el COVID, por lo que exigimos el uso de este procedimiento para arbitrar mecanismos de apoyo a la infancia y la adolescencia de la ciudad”.

Broto ha pedido que se haga frente a esta situación “de forma urgente” y ha criticado que, en este contexto, todo el staff directivo del Área de Derechos Sociales (consejero, Coordinadora de Área, Jefe de Servicio…) “haya desaparecido de la ciudad para tomarse vacaciones sin haber arbitrado soluciones”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies