#Elecciones26M  Política

Vox dinamita la coalición de ultraderecha añadiendo inestabilidad e ingobernabilidad a las instituciones

La formación ultraderechista ha dado por roto el acuerdo firmado con el PP en aquellos ayuntamientos donde entiende que no se ha cumplido, como el de Zaragoza. De este modo, Jorge Azcón (PP) y Sara Fernández (Cs) -que se quedan ahora en minoría-, tendrán que negociar con el partido de extrema derecha para sacar adelante los presupuestos y las principales medidas. 
| 26 junio, 2019 12.06
Vox dinamita la coalición de ultraderecha añadiendo inestabilidad e ingobernabilidad a las instituciones
Concejales y concejalas de PP y Vox con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, al frente. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Vox ha hecho público este martes su pacto por escrito rubricado en la madrugada del pasado 15 de junio con el PP, a pocas horas de constituirse los ayuntamientos. Un pacto que le otorga «concejalías de gobierno», y que la formación de extrema derecha sostiene que se ha incumplido y lo da por «roto» en los ayuntamientos en los que los populares gobiernan en coalición con Ciudadanos.

Entre esos ayuntamientos está el de Zaragoza. El presidente de la formación ultraderechista en Aragón, Santiago Morón, sostiene que este acuerdo no se ha materializado en el Ayuntamiento de la capital aragonesa y que Vox se ha quedado fuera del Gobierno municipal, por lo que considera rotas esas negociaciones, aunque esta situación, ha aclarado, no es irreversible. Es decir, una nueva rabieta del partido de extrema derecha ni más ni menos que por el reparto de sillones.

De este modo, tanto el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP) como la vicealcaldesa Sara Fernández (Cs) -que se quedan ahora en minoría-, tendrán que negociar con el partido de extrema derecha para sacar adelante los presupuestos y las principales medidas. Aunque Morón ya ha avanzado que no van a apoyar «los presupuestos u otras iniciativas si no somos partícipes y conocedores de esas medidas”. Unas declaraciones hechas a los medios de comunicación en las Cortes de Aragón, donde es presidente de su grupo parlamentario.

Esta no es la primera crisis en la coalición ultraderechista en el Ayuntamiento de Zaragoza. La semana pasada, el partido de extrema derecha criticó el organigrama confeccionado por PP y Cs para el gobierno de la ciudad. Y antes, la víspera de la constitución del ayuntamiento, el 15 de junio, Vox lanzó un órdago a sus socios del trifachito dejando en el aire la gobernabilidad. PP y Cs quedaron en rídiculo dejando que la formación ultraderechista marcara la agenda política.

Sin embargo, este mismo miércoles, la portavoz del Gobierno de Zaragoza, María Navarro (PP), intentaba quitar hierro al asunto, para asegurar que Vox no les ha pedido entrar en concejalías delegadas de las distintas áreas de gobierno y ha recordado que presidirán Juntas de Distrito, como el resto de los grupos municipales. Según la portavoz popular, «lo que pase a nivel nacional no es trasladable a todas las instituciones» y ha definido de «constante y abierto» el diálogo que mantiene el Gobierno municipal con el partido de extrema derecha, incluso sin descartar la entrada al Gobierno.

La rabieta de Vox por sillones también ha llegado al Ayuntamiento de Teruel. El portavoz del partido de extrema derecha, Alejandro Nolasco, ha criticado que el Partido Popular alcanzara acuerdos de gobierno «incompatibles» con su partido y con Ciudadanos al mismo tiempo, lamentando que el PP no haya cumplido en lo acordado con Vox. En este sentido, ha afirmado que Vox pasa, también en Teruel, a la oposición.

En cuanto a las negociaciones territoriales, especialmente en Madrid y Murcia, cuyos gobiernos dependen de sus votos, todo estará condicionado al resultado de las conversaciones, pero el partido ultraderechista ya adelanta que su prioridad será hacer valer su programa electoral.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha garantizado que su partido cumplirá el acuerdo para la formación de gobiernos municipales que él mismo firmó con su homólogo de Vox, Javier Ortega Smith, pero ha pedido que respete el plazo de 20 días que ambos se dieron para la formación de esos gobiernos locales, insistiendo en que primero hay que pactar el programa de gobierno y sin aclarar qué cargos obtendrá la formación ultraderechista exactamente.

Cabe recordar que Vox había decidido romper este martes las negociaciones con la candidata del PP en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al «seguir sin cumplirse el acuerdo en el Ayuntamiento de Madrid», según han informado fuentes cercanas al partido de extrema derecha.

26 junio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR