Visten con delantales las estatuas de Zaragoza para reclamar la ratificación del Convenio 189

Hace 10 años, el 16 de junio de 2011 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio 189. El Estado español todavía no lo ha ratificado y las trabajadoras del hogar y los cuidados siguen sin derechos laborales.

convenio
Foto: Trabajadoras del Hogar y los Cuidados de Zaragoza.

Este martes, la Asociación de Trabajadoras del Hogar y los Cuidados de Zaragoza vistieron algunas de las estatuas más representativas de Zaragoza con delantales reivindicativo para exigir al Gobierno español la ratificación del Convenio 189.

El 16 de junio del 2011, hace exactamente 10 años, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos para que los Estados incorporaran una serie de medidas y reconocimientos, tanto económicos como sociales, que suponen un acto de justicia social al equiparar sus derechos al del resto de trabajadoras y trabajadores.

Durante esta década, se han ido dando pequeños avances para reconocer derechos a un sector que realiza un aporte fundamental para la sostenibilidad de las vidas y el bienestar social, pero no son suficientes.

convenio
Trabajadoras colocando un delantal. Foto: Trabajadoras de los cuidados de Zaragoza.

Así lo explican en una carta enviada a representantes de la política institucional y firmada por 10 asociaciones y colectivos de trabajadoras: “Un año más, las trabajadoras del hogar y de los cuidados nos dirigimos a ustedes, para demandar que sea una prioridad cumplir con su compromiso electoral y el anuncio que han realizado acerca de la ratificación del Convenio 189 (C189) y la Recomendación 201 (R201) de la OIT, sobre Trabajo decente para las empleadas de hogar y de los cuidados”.

Ante la crisis provocada por la pandemia del COVID-19, ha quedado demostrado que este sector profesional es esencial en la organización de los cuidados, pero también que está infravalorado y es secundario en la agenda política y económica.

“Fruto de nuestra lucha colectiva se aprobó un subsidio extraordinario para las trabajadoras del hogar, que fue concedido sólo a un 10%, dejando de lado a muchas mujeres que por diferentes circunstancias realizan su trabajo en el marco de la economía sumergida, abocándolas a la desprotección, riesgo de pobreza y exclusión social”, denuncian estas entidades.

convenio
Estatua de la Fuente de Goya en la Plaza del Pilar. Foto: Trabajadoras del Hogar y los Cuidados de Zaragoza.

Sin embargo, este diminuto paso quedó relegado al olvido porque, como bien se indicaba, era extraordinario; una excepcionalidad que es permanente en cuanto a las injusticias que padece este empleo, que no por casualidad se caracteriza por estar feminizado, racializado e invisibilizado.

Y es que este sector laboral supone según el último informe de Oxfam Intermon, en Aragón hay unas 16.154 trabajadoras del hogar y los cuidados, un 5,3% de todas las mujeres trabajadoras del territorio. Unas 1.224 trabajadoras por cada 100.000 personas y el 2,9% de todas las mujeres con empleo en el Estado español.

Según los cálculos de Oxfam Intermón, el 36% de su trabajo se presta en la economía sumergida, o sea, que las personas empleadoras no abonan las correspondientes cotizaciones, lo que equivaldría a 2.600 millones de euros en salarios y a 820 millones de euros que pierde la Seguridad Social.

Aunque tengan un contrato laboral siguen sin tener tener reconocidos derechos laborales básicos, entre otros, la prestación por desempleo, la inclusión en la ley de prevención de riesgos laborales, la equiparación en el cálculo de las pensiones o la misma protección frente al despido que el resto de asalariadas/os.

convenio
Estatuas en Zaragoza. Foto: Trabajadoras de los cuidados de Zaragoza.

Por lo que este colectivo, entre otras demandas, reclama la incorporación plena en el régimen general de la Seguridad Social para que ese régimen “especial” les deje de considerar trabajadoras de segunda, vulnerables a la discriminación, y se tomen medidas efectivas para acabar con las indecentes condiciones laborales y los múltiples abusos habituales.

Una sociedad no avanza, ni garantiza el bienestar de las personas, si establece las bases y el sostenimiento de su riqueza en la opresión de los colectivos más vulnerables y desprotegidos. Por todo ello, exigen una vez más:

  1. Ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos, acompañada de su incorporación efectiva en la normativa interna, afrontando los cambios legislativos necesarios, estableciendo plazos concretos para su aplicación y con el respaldo de la dotación presupuestaria necesaria para que pueda implementarse. De manera urgente abordarse.
  2. La regulación del régimen de pernocta, tal como se contempla en la R201, para poner fin al abuso y vulneración de derechos fundamentales de las trabajadoras de hogar y cuidados empleadas en régimen interno.
  3. La aprobación definitiva de la prestación por desempleo (el subsidio extraordinario aprobado el 31 de marzo como medida de protección es un paso importante pero solo un parche si no hay consolidación del derecho).
  4. Reconocimiento de los derechos fundamentales de las personas migrantes, con la regularización de los y las trabajadores en situación administrativa irregular. Abolición de la ley de extranjería.
  5. Implementación de políticas públicas que garanticen los cuidados como derecho básico universal, que aseguren su cobertura con criterios de equidad; que impulsen la redistribución de los tiempos de vida laboral y personal para hacer posible una conciliación real; que apliquen medidas concretas y urgentes para integrar los costes de los cuidados en los domicilios como prestaciones del sistema público de atención, favoreciendo empleos de calidad con todos los derechos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies