Vertido contaminante en el río Grío de las obras ilegales del pantano de Mularroya

El Ayuntamiento de Morata ha denunciado el vertido contaminante desde las obras -declaradas nulas por la Audiencia Nacional- del pantano de Mularroya, y solicita a la DGA una inspección en la zona. Mientras la CHE intenta ‘quitar hierro’ al calificarlo de “incidente puntual”.

Foto: Jalón Vivo

El Ayuntamiento de Morata de Jalón denunció este pasado jueves “un vertido contaminante en el río Grío” procedente de las obras ilegales del pantano de Mularroya. El vertido ha teñido de rojo las aguas del río Grío y está afectando a la fauna piscícola y a distintos tipos de aves, como garzas, fochas y patos.

El vertido contaminante contiene restos de cemento y otros materiales de la obra, como sedimentos de minerales ferruginosos, que tiñen de rojo las aguas del Grío provocando la alarma entre la población de toda la comarca. Aunque la unión de empresas -UTE- encargada de continuar con las obras, incumpliendo la sentencia que las declaraba nulas, solicitó autorización a la Confederación Hidrográfica del Ebro -CHE- para el vertido, este debe siempre ser tratado y depurado antes.

En su comunicado, el Ayuntamiento de Morata también expresa sus dudas “sobre la legalidad del vertido”, pues ignora si cumple las condiciones establecidas en la autorización de la CHE, y solicita al Gobierno de Aragón que inspeccione las obras.

La Confederación Hidrográfica del Ebro admite que el vertido “no ha sido tratado de manera óptima y de acuerdo a lo previsto en el proyecto”

Aunque la CHE ha admitido que el vertido contaminante denunciado por el Ayuntamiento de Morata no ha sido tratado de manera óptima y de acuerdo a lo previsto en el proyecto”, ha intentado ‘quitarle hierro’ al asunto al afirmar que “se trata de una afección puntual”, asimismo, desde la CHE explican que el vertido contaminante se debe “a la aparición de una bolsa de agua imprevista a esa cota”.

A lo que desde Jalón Vivo, se ha contestado que “debía haberse analizado antes de iniciar el túnel”, ya que demuestra que “el estudio realizado en los acuíferos, es insuficiente y no cubre todas las zonas afectadas por el túnel”

Foto: Jalón Vivo

La DGA descarga su responsabilidad en la CHE

Tras la petición de amparo del Ayuntamiento de Morata al Gobierno de Aragón solicitando una inspección de la zona donde se ha producido el vertido contaminante, desde el Departamento de Agricultura y Medio Ambiente, dirigido por el consejero Joaquín Olona, se inhiben de su responsabilidad asegurando que “el control de la calidad de las masas de agua corresponde la CHE”.

Foto: Jalón Vivo

Jalón Vivo asegura que el vertido contaminante es “una una más de las ilegalidades de esta obra”

La entidad de defensa de la tierra Jalón Vivo ha denunciado que “el vertido efectuado contendría restos de cemento, disolventes, grasas, y todo sin depurar”, y reclaman “que se detengan las obras o se baje el ritmo”, o al menos “hacer una depuradora más grande para que pueda asumir todo el vertido”, tal y como ha señalado Manuel Mercado.

Para la entidad ecologista “la aparición de una bolsa de agua ‘imprevista’ responde a la falta de estudios contundentes al respecto”, así, Mercado, de Jalón Vivo, asegura que “esta es una más de las ilegalidades que caracteriza esta obra”, que ahora afecta directamente a la fauna “como los patos, las fochas y las garzas, o los barbos. Una obra que no se planeó adecuadamente, lo dice el Supremo por dos veces, y que se vuelve a demostrar ahora”, recuerda Mercado.

CHA traslada al Senado la denuncia sobre el vertido contaminante

CHA ha anunciado que presentará “sendas iniciativas en la Cámara Alta, a través del senador de Compromís, Carles Mulet, gracias a los acuerdos políticos establecidos entre ambos partidos, con el fin de conocer todas las circunstancias y pormenores que han provocado un vertido al río Grío”.

Joaquín Palacín, presidente de CHA asegura que “existe una responsabilidad evidente del Gobierno de España, dado que es la administración que ejecuta las obras de este pantano de Mularroya y, por tanto, debe exponer pública y de manera urgente todas las explicaciones pertinentes sobre las causas , consecuencias y responsabilidades , en su caso, que se puedan derivar de esta acción que ha generado el vertido, dada la afección ambiental provocada en el río Grío” .

Por ello, CHA ha anunciado también que “solicitará explicaciones, por parte del Gobierno de España, sobre si la aparición de una bolsa de agua imprevista, una de los motivos expuestos por la CHE que podrían haber provocado la situación del vertido, es fruto de la falta de análisis y realización de todos los estudios necesarios sobre los acuíferos de la zona”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies