Una joven de unos 13 años, el perfil de la población escolar con ideaciones suicidas

En un tercio de los casos se dan situaciones de acoso escolar, una cuarta parte es víctima de algún tipo de violencia, y casi el cincuenta por ciento vive en un entorno familiar conflictivo

colegios escolar
Foto: Feliphe Schiarolli (Unsplash)

Una herramienta que se puso en marcha el curso pasado, tras su presentación en el Observatorio Aragonés por la Convivencia y contra el Acoso escolar, con la idea de atender de forma coordinada y dar respuesta de manera conjunta a los casos en los que se detectasen ideaciones suicidas en las aulas, y que ha terminado detectando sufrimientos y malestares de diferente índole en los centros escolares. El objetivo: ayudar al alumnado en esas situaciones complicadas, y garantizar su protección y cuidado.

En lo que llevamos de curso escolar (2022-2023) hay 140 casos recogidos que están siendo objeto de estudio y seguimiento, de los cuales 92 han sido ya evaluados. El perfil predominante es femenino (un 60,86% de los casos frente al 39,14%), y la edad media de este alumnado se sitúa en torno a los 13 años.

Entre los datos recogidos, destaca que en un tercio de los casos se dan situaciones de acoso escolar, que se han podido producir a lo largo de su escolarización o estar activas en la actualidad, una cuarta parte es víctima de algún tipo de violencia, y casi el cincuenta por ciento vive en un entorno familiar conflictivo o desestructurado.

Por zonas, el 78% de los casos se han notificado en las comarcas centrales, el 6% en las del sur y el 16% en las del norte, y en cuanto al contexto rural o urbano, en torno al 31,53 % se producen en ámbito rural y un 68,47 % en entorno urbano.

Uno de los datos con mayor trascendencia para los departamentos de Educación y Sanidad es la necesidad de activación de una intervención sanitaria inmediata vinculada a un alto riesgo de suicidio, que actualmente supone entre el 8% y el 10% de las notificaciones.

Ambos departamentos están homogeneizando criterios de valoración, alineándose para detectar qué casos necesitan de una intervención sanitaria urgente, una atención especializada en salud mental y cuáles necesitan de una atención y ayuda proporcionada directamente en el centro escolar y con las familias u otros recursos.

Un proceso transversal

El protocolo tiene un funcionamiento articulado, que está en constante desarrollo entre ambos departamentos. Su inicio se produjo el curso pasado 2021-2022. Todo empieza en el propio centro escolar donde cualquier miembro de la comunidad educativa (profesorado, alumnado, familia, personal no docente...) detecta un posible caso de riesgo, e inmediatamente la dirección del centro lo comunica tanto a Inspección de Educación como al Equipo de Orientación Educativa en Convivencia Escolar.

Tras asegurar las medidas de protección necesarias en el centro escolar, se produce el intercambio de información con la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Departamento de Sanidad, que desde el área de salud mental estudia caso a caso los expedientes del alumnado, y determina las acciones a llevar a cabo para prevenir y evitar un intento autolítico.

Sobre esa información el equipo de salud mental recomienda al Equipo de Orientación Educativa en Convivencia Escolar las medidas a ejecutar y revisa, pasado un periodo de tiempo, que se hayan realizado. En el curso pasado se analizaron 406 casos, de los que el 5% necesitaron de una intervención sanitaria intensiva.

A nivel informático se está trabajando en la evolución del diseño de cara al curso que viene, posibilitando el trabajo a través de una plataforma multidepartamental que facilite la integración de los datos entre ambos departamentos.

Apuesta por la Salud Mental

Aragón fue pionera en disponer de una Estrategia de Prevención del Suicidio que ha sido modelo para otros territorios. Ahora, gracias a la apertura de dispositivos como el Hospital de Día Infanto-juvenil de Parque Goya y las camas extra que se han habilitado en el Clínico, se han multiplicado los recursos para su atención en la fase aguda.

El Departamento de Sanidad reitera de nuevo con esta acción su compromiso con la Salud Mental en Aragón plasmado, principalmente, en el Plan 2022-2025. Un plan que contempla una inversión en cuatro años de más de 22 millones de euros y contará con 120 profesionales más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies