Una Bajada del Canal "especial y distinta" con "renovado espíritu e ilusión reivindicativa"

Sin barcas, pero con las reivindicaciones muy activas. Así fue la 38ª edición de la Bajada del Canal, celebrada este domingo en la República Independiente de Torrero y en la que participaron 200 personas. La demanda principal, un año más, la puesta en marcha del Plan Especial del Canal, frente al silencio institucional.

El barco de papel, en cabeza de la Bajada del Canal 2020. Foto. @igoiz17

La República Independiente de Torrero celebró este domingo la 38ª edición de la Bajada del Canal. Organizada por la Asociación Vecinal Montes de Torrero - Venecia y la Asociación Cultural El Cantero de Torrero la cita tuvo lugar por su recorrido habitual: desde la Pasarela de las Ocas hasta el Parque de La Paz. Sin embargo, este año, por culpa de la pandemia, fue "en seco", es decir, sin barcas, pero, como siempre, con mucha reivindicación.

A pesar de las limitaciones por COVID-19, la Bajada del Canal mantuvo su espíritu reivindicativo de siempre, y con todas las medidas de seguridad. Tal y como adelantó AraInfo, las entidades organizadoras habían señalado que, la de este año, sería una edición "especial y distinta" pero "con renovado espíritu e ilusión reivindicativa". Y así fue.

De este modo, unas 200 personas hicieron el recorrido de la Bajada por el margen del Canal. Un barco de papel, confeccionado para la ocasión por la organización, con la reivindicación principal de todas las Bajadas, la puesta en marcha del Plan Especial del Canal, encabezó la marcha. A continuación, un ataúd de cartón con dos consignas pintadas: "Haremos resucitar el Plan Especial" y "Nunca te olvidaremos Plan Especial del Canal".

Tras ellos, la pancarta de cabecera, portada por tres mujeres del barrio, recordaba que Torrero es "feminista, diversa y obrera". Lemas como "Y dónde está mi Ingreso Mínimo Vital" y "Ni gente sin casa, ni casas sin gente", un guiño solidario a las personas sin hogar que duermen al raso en la acampada de la plaza del Pilar después de que fueran desalojadas, el pasado mes de julio, del Hotel de la Sareb. También hubo mensajes para el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP): "Azcón dimisión".

En la Bajada de este año, tuvo especial protagonismo Plan de Choque Social Aragón, "una red que está recogiendo las reivindicaciones de muchos colectivos, que se han aunado desde el principio del confinamiento con todas las necesidades que han ido surgiendo, junto a las redes de apoyo de los barrios". Así, las reivindicaciones en defensa de los servicios públicos y la justicia social volvieron a estar muy presentes.

Tampoco quiso perderse esta Bajada tan especial, la campana de Erés, símbolo de la lucha contra el pantano de Biscarrués. La campana, montada en un remolque, fue empujada por todo el barrio con un coche. No es extraño, que esta lucha estuviera presente el domingo en el barrio de Torrero, pues sus gentes siempre se han volcado con las reivindicaciones de la Coordinadora Biscarrués.

La Bajada concluyó en el Parque de la Paz con la lectura del comunicado 'Otro mundo es necesario y posible'. Junto al escenario, se leía en otra pancarta: "El Canal que nos une. Plan Especial Ya".

Este domingo, además de la ausencia de las barcas por las aguas del Canal, no hubo barra, ni puestos de colectivos, ni conciertos. Pese a todo, esta extraña edición consiguió su objetivo: no dejar pasar la convocatoria sin movilizarse y mantener vivo el espíritu de la reivindicación.

En declaraciones a AraInfo, Montse Ponz, de la AC El Cantero, en representación de la organización, señaló que "estaban contentas" porque "ha habido muy buena respuesta de la gente". Teníamos un poco de miedo porque no hubiera respuesta, pero sí que la ha habido".

La organización espera que "para el año que viene la Bajada del Canal se pueda hacer en las condiciones de otros años" y recuerdan que el activismo y la militancia de las gentes de Torrero no se para aquí, seguirán "activas" en "las distintas reivindicaciones" de Zaragoza.

Galería de fotos de la Bajada del Canal 2020:

La pandemia de COVID-19, ha hecho que sus organizadores tengan que adaptarse y la Bajada se hará "en seco". Una marcha a pie por los márgenes del Canal, con todas las medidas de seguridad. "Este año será especial, distinta, aprovechando las orillas que conocemos bien", pero "con renovado espíritu e ilusión reivindicativa", afirman.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies