Towanda y entidades memorialistas no participan en el acto del Ayuntamiento en recuerdo a las víctimas del Holocausto en protesta por la presencia de Vox, partido negacionista y xenófobo

"Creemos que la máxima manera de honrar a las víctimas del Holocausto que perpetraron los regímenes fascistas es trabajar para que nunca pueda repetirse. Y colaborar en mejorar la imagen pública de un partido que niega todo esto no es trabajar por evitarlo sino facilitar las condiciones para nuevas políticas de persecución y odio", denuncian desde Towanda. Las entidades memorialistas ni siquiera han sido invitadas.

Entrada al campo de exterminio nazi de Auschwitz. Foto: CC BY-SA 2.5

Este lunes, 27 de enero, se celebra en todo el mundo, con decenas de actos contra el olvido, el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Un día elegido, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, coincidiendo con el aniversario de la liberación en 1945 por las tropas soviéticas del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau (Polonia).

En la Segunda Guerra Mundial, durante el Holocausto (Shoá -en hebreo- o "la solución final" -como lo llamaron los nazis-), el régimen de Hitler y sus colaboradores asesinaron a unos seis millones de judíos, -hombres, mujeres, niñas y niños-, en un intento de aniquilar sistemáticamente a la comunidad hebrea de Europa. Asimismo, persiguieron y mataron a millones de personas de otros grupos, entre ellos gitanos (roma y sinti) en el conocido como samudaripen, comunistas, anarquistas, socialistas, soviéticos (especialmente prisioneros de guerra), polacos y otros pueblos eslavos, personas del colectivo LGTBI y otros opositores políticos y religiosos, incluso personas con enfermedades mentales o discapacitantes.

Entre estas dramáticas e ignominiosas cifras de millones de víctimas, hubo unos 650 aragoneses y aragonesas procedentes de todas las comarcas, la mayor parte exiliados como consecuencia de la derrota del antifascismo en 1939 tras el alzamiento militar tres años antes. Formaron parte del colectivo de los más de mil que fueron deportados entre 1940 y 1945 a los campos de concentración nazis. Franco y su régimen represivo, fue cómplice del exterminio nazi, y también verdugo.

Para rendirles homenaje, y como todos los años desde 2010, se celebra en las Cortes de Aragón un acto en su memoria, a iniciativa de Rolde de Estudios Aragoneses y de la Amical de Mauthausen. Un acto, al que sí son invitadas las cerca de una veintena de entidades memorialistas aragonesas, así como una representación de las y los deportados republicanos, y en el que también participa la asociación Towanda, como ha venido haciendo en los últimos 10 años.

Sin embargo, el acto organizado este mismo lunes en el Ayuntamiento de Zaragoza con el título '75 aniversario del Holocausto y 40 aniversario del fallecimiento de Ángel Sanz Briz' es un despropósito: las asociaciones memorialistas -ARMHA, ARICO, Fundación 14 de Abril, Batallón Cinco Villas, por citar algunas- no han recibido ninguna llamada para participar, como han confirmado a AraInfo algunos de sus representantes. Tampoco ha habido representación de las víctimas antifascistas ni republicanas.

A esto, se suma la presencia del partido ultraderechista Vox, que ha sido ni más ni menos, el encargado de encender la primera de las seis velas en recuerdo de las víctimas del Holocausto. Toda una broma de mal gusto, si tenemos en cuenta la postura en temas de memoria histórica de los de Santiago Abascal. O es qué ¿han olvidado la participación de varios cargos de Vox en Aragón en un acto en Belchite de exaltación pública del franquismo?

Pero es que, además, en Zaragoza, "gracias" a Vox, el Ayuntamiento ha suprimido de las cuentas municipales los 200.000 euros destinados a la memoria democrática. Un Ayuntamiento al mando de PP y Ciudadanos, subordinados siempre a los caprichos de la formación ultraderechista, como vimos el pasado jueves dando luz verde a los presupuestos más antisociales de la historia de la capital aragonesa.

Las seis velas encendidas este lunes en el Ayuntamiento de Zaragoza en memoria de las víctimas del Holocausto. Foto: Miguel G. García

En este sentido, la asociación Towanda ha hecho público un comunicado en el que razona su ausencia en el acto del Consistorio zaragozano y su participación en el de las Cortes, en el que, en su opinión, "se ha venido honrando a las víctimas de la mejor manera posible: expresando, de acuerdo con Naciones Unidas, la necesidad de tener muy presentes los mecanismos atroces que hicieron posible el asesinato de millones de personas. De manera que saquemos las enseñanzas pertinentes para que el Holocausto no se repita jamás".

A diferencia del acto del Ayuntamiento, en las Cortes participan diversas entidades en representación de víctimas perseguidas por ser judías o gitanas, o por sus creencias u opiniones políticas, su identidad u orientación afectivosexual o su discapacidad. "Y señalamos aquellas amenazas que, en el siglo XXI, debemos combatir para evitar la persecución, el odio y la vulneración de derechos a causa de la discriminación que permitieron el Holocausto. Creemos que esta es la mejor manera de honrar a sus víctimas, y así lo hacemos también este año", subraya Towanda.

La asociación explica que este año la asociación Justos de las Naciones (personas que defendieron a otras perseguidas en el Holocausto) les invitó a la conmemoración que, por primera vez, se había propuesto realizar en el Ayuntamiento de Zaragoza.

"No se había previsto la participación de representantes de las víctimas españolas del Holocausto a causa de sus opiniones políticas -más de 9.000- ni tiempo de exposición para las entidades participantes: ambas cosas al contrario de lo que sucede cada año en las Cortes". Pero para lo que sí hay espacio es para la intervención del alcalde Jorge Azcón, critican.

En este sentido, argumenta Towanda, que "aunque los drásticos recortes en cooperación, acogida de personas refugiadas e igualdad impuestas por su partido [PP] en Zaragoza nos parecen frontalmente contrarias al espíritu de un acto como éste, entendimos que estaba justificada la presencia del máximo representante de la ciudad". Por ello, y "en aras a facilitar una primera conmemoración municipal de un hecho de tal importancia, pese a las carencias" aceptaron participar.

Pero cuatro días antes de la conmemoración, el Gobierno municipal les comunicó que en el acto se encenderían seis velas, en representación de los distintos grupos de víctimas. Cada una sería encendida por una entidad acompañada de un representante de cada uno de los seis grupos municipales.

"Uno de esos grupos municipales es Vox -continúa Towanda-: un partido que niega la colaboración del franquismo con el nazismo, con el que acordó la muerte de miles de víctimas españolas. Un partido cuyos representantes niegan el propio Holocausto, y que tuvo que retirar un candidato al difundirse masivamente su negacionismo".

Para Towanda, la "máxima manera de honrar a las víctimas del holocausto que perpetraron los regímenes fascistas europeos" es trabajar para que nunca pueda repetirse. Y creen que "colaborar en mejorar la imagen pública de un partido [Vox] que niega todo esto no es trabajar por evitarlo sino facilitar las condiciones para nuevas políticas de persecución y odio, que por otro lado son centrales en este partido, antes, durante y después de las declaraciones negacionistas de sus representantes".

"Creemos que no se debe facilitar a Vox una foto con la que tapar su xenofobia; el acto podía y debía haberse hecho de una forma que lo evitara. Y no entendemos qué interés puedan tener los partidos del actual gobierno municipal en rechazar la alternativa sin presencia partidaria que les propuso la propia entidad organizadora", añaden.

"Muy al contrario, nuestra tarea es la sensibilización social en la defensa de las libertades y derechos en los que debemos avanzar y hoy son atacados en Europa, incluso desde gobiernos como los de Hungría o Polonia, país donde por ejemplo se declaran ya oficialmente ciudades y provincias 'libres' de LGTBIs. Un efecto de políticas como las que promueve aquí Vox negando la igualdad de derechos para la diversidad afectivosexual ya desde la escuela", denuncia Towanda.

En opinión de la asociación, su tarea es "una sensibilización social que recuerde que el partido nazi llegó al poder a través de las urnas manipulando con bulos los miedos de la población. Nuestra tarea es sensibilizar para que partidos que expresan su simpatía con los fascismos europeos del siglo XX y utilizan sus estratagemas no puedan llegar al poder en el siglo XXI".

Hecha esta denuncia, desde Towanda agradecen a Justos de las Naciones su invitación, y entiende, aunque no comparten, "la posición de las entidades que crean más importante que todo esto estar presentes en toda conmemoración del Holocausto".

La posición de Towanda es clara: "Siempre hay que poner en la balanza los efectos positivos y negativos de nuestras actuaciones para que no se repita jamás el Holocausto, y en este caso tenemos la total convicción de que pesan más los negativos". Por todo lo razonado por la asociación, "no podremos participar en el acto municipal, y sí estaremos en el acto de las Cortes".

Para finalizar, Towanda espera que en otras ocasiones el gobierno municipal "anteponga la prevención de las políticas del odio al interés de uno u otro partido por lavar su imagen pública".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies