Sturgeon promete un nuevo referéndum de independencia para Escocia: "Tenemos el derecho de elegir ese futuro"

La primera ministra escocesa y líder del Partido Nacional Escocés ha prometido que habrá un nuevo referéndum de independencia para Escocia a "principios" de la próxima legislatura, tras las elecciones de mayo de 2021. "La independencia no es una distracción para la reconstrucción postCOVID, sino que es esencial para hacerla bien", ha subrayado.

Nicola Sturgeon. Foto: SNP

Nicola Sturgeon, primera ministra escocesa y líder del Partido Nacional Escocés (SNP, en su siglas en inglés), ha prometido que habrá un nuevo referéndum de independencia para Escocia a "principios" de la próxima legislatura del Parlamento escocés que resulte de las elecciones previstas para el 6 de mayo de 2021, siempre que su partido obtenga la mayoría absoluta en votos y escaños.

"En esas elecciones voy a pediros vuestra autoridad, la vuestra y la de nadie más, para un referéndum de independencia legal que se celebraría a principios de la nueva legislatura", afirmó Sturgeon durante el congreso anual del SNP, celebrado este lunes de forma telemática.

"¿Quién está mejor situado para liderar la recuperación de Escocia y construir un futuro mejor? ¿Los gobiernos de Westminster (el Parlamento británico) que no hemos votado? ¿O los gobiernos escoceses independientes o del partido que sea que hemos elegido nosotros pensando con el corazón en lo mejor para Escocia?", planteó Sturgeon. "Deberíamos confiar en lo que es posible si tomamos nuestro futuro en nuestras manos", remarcó.

Además, la primera ministra escocesa afirmó que la campaña por la independencia no distrae de la lucha contra el coronavirus. "La independencia no es una distracción para la reconstrucción postCOVID, sino que es esencial para hacerla bien", ha apuntado. En particular se ha referido a la "banda de brexiters de Boris Johnson" que toman decisiones en nombre del pueblo escocés frente a la opción de un gobierno del SNP "internacionalista, que mira al exterior".

"En tan solo un mes, Escocia se verá obligada, contra nuestra voluntad, a mantener una relación mucho más distante con nuestros amigos de la Unión Europea. Como país independiente, podemos tomar decisiones, ser socios, ser constructores de puentes. Tenemos el derecho, si la mayoría de nosotros lo desea, de elegir ese futuro", añadió Sturgeon.

El Gobierno escocés presentará en sede parlamentaria la última parte de su Ley para el referéndum antes de que finalice la presente legislatura. La intención del SNP es incluir esa legislación en el programa electoral para ser votada por el pueblo escocés en los comicios del 6 de mayo, y llevarla a cabo en caso de obtener la mayoría absoluta.

El Ejecutivo de Sturgeon pedirá a principios de año a la Comisión Electoral el estudio de la pregunta del referéndum y del tiempo que deberá pasar entre su aprobación y la campaña para la consulta de autodeterminación, en caso de que el Gobierno británico levantase su veto.

Las últimas encuestas muestran una intención de voto superior al 50% para el SNP, otorgándoles una representación de 70 miembros en la Cámara, lejos del Partido Conservador Escocés (20% de los votos y una representación de 24 parlamentarios), y del Partido Laborista Escocés, (18% de votos y de 18 a 20 representantes).

La pregunta que el Gobierno de Sturgeon proponga será: "¿Debería Escocia convertirse en un país independiente". Es la misma que se formuló en la consulta de 2014 donde el ‘No’ venció al ‘Sí’ con un 55% frente al 45%.

El apoyo a la independencia alcanzó un máximo histórico de un 58% en octubre de este año, mientras que las últimas encuestas muestran un respaldo del 56% frente al 44%, según un sondeo del pasado 11 de noviembre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies