Rufián: "Se están llevando por delante el espíritu de la investidura: palanca para el progresismo y dique de contención contra el fascismo"

El portavoz de ERC ha criticado duramente al Gobierno español de PSOE y Unidas Podemos: "Ni en 150 discursos, el Gobierno más progresista, plurinacional y dialogante de la historia podrá justificar jamás que, habiendo una alternativa republicana y de izquierdas, escogieron a quienes gobiernan con quien recorta en medidas contra la violencia machista o que reparte cacerolas entre el fascismo”

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, este miércoles durante el debate de la quinta prórroga del estado de alarma. Foto: Congreso

"Está la derecha muy nerviosa esta mañana, de hecho, su bancada parece la calle Núñez de Balboa". Así ha comenzado el portavoz de ERC, su intervención en el Congreso donde este miércoles se debate y vota la quinta prórroga del estado de alarma, para la que Pedro Sánchez ya ha conseguido los apoyos necesarios, negociando con Ciudadanos a costa de dejarse a aliados por el camino.

Rufián ha respondido a los líderes del PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal, a los que ha tildado de miserables por "utilizar a los muertos, de hecho incluso han atacado el entierro de Julio Anguita". Así, ha asegurado: "Tienen suerte de que Anguita no está hoy aquí".

“Los principios no se negocian”, ha continuado, haciendo referencia a las palabras que solía decir el propio Anguita. “Quien busque en este discurso una sesión de coaching que se vaya al gimnasio, quien busque dogmas que se vaya a una iglesia. El político es un servidor público no un relaciones públicas. Mi compromiso es que hoy se dirán verdades, sean feas o incómodas. Y la verdad, es que hemos fracasados todos, los que lo saben y los que aún no lo saben, que son unos cuantos. Unos por no saberlo negociar, otros por no saberlo explicar”, ha continuado Rufián.

El portavoz de ERC ha criticado que “se están llevando por delante el espíritu de la investidura, que era palanca para el progresismo, pero que también era dique de contención para el fascismo, y eso se les está olvidando, y esto es lo terrible”. “Están dando boletos a la extrema derecha y la derecha extrema en una rifa que algún día pueden ganar. Ciudadanos se puede vestir de derecha moderada un rato, pero la señora Arrimadas no es Merkel, es Cospedal”, ha añadido.

Así, Rufián ha preguntado: “¿Saben por qué el Gobierno aprueba decretos sociales, insuficientes, pero necesarios con nosotros y las prórrogas del estado de alarma con Ciudadanos? Porque son innecesariamente reaccionarias y centralizadoras, y que menos que aprobarlas con un partido reaccionario”.

“Las negociaciones en política se sudan, no se esperan, la geometría sin axiomas es como un árbol sin raíces, es falso, es mentira, se cae. Y ustedes, señorías del Gobierno juegan constantemente a la geometría bajo un axioma falso: soy lo mejor que hay de entre todo lo que hay, o yo o la nada. Juegan a ser irremediables, juegan a convencer por defecto y no por consenso, es decir, juegan al chantaje”, ha criticado Rufián, para añadir: “Ustedes venden eso de que ‘los de Esquerra me lo ponen muy difícil, así que me empujan a negociar con Ciudadanos, yo no quiero, pero es que me lo compran más barato’. Y eso, llega un día que se acaba, porque la derecha siempre compra más barato: más banderas en los balcones y menos ayudas para la gente”.

A continuación, el portavoz de ERC ha manifestado que “la verdad no cambia nada. Pero la verdad, una vez más, es que hoy aquí no se constata el 'no' de ERC a su estado de alarma. La verdad es que hoy aquí se constata, y quizás de forma definitiva, la negativa del Gobierno a negociar nada con ERC. Han escogido a la derecha, ni más ni menos”.

En este sentido, ha advertido que “ni en 150 discursos, el Gobierno más progresista, plurinacional y dialogante de la historia podrá justificar jamás que, habiendo una alternativa republicana y de izquierdas, escogieron a quienes gobiernan con quien recorta en medidas contra la violencia machista o que reparte cacerolas entre el fascismo”.

Rufián ha explicado que ERC quería suscribir un acuerdo político con el Gobierno español “que sirviera para el ahora y para el mañana porque en política no se puede vivir cada quince días”. ERC pedía “cinco cosas muy claras, desde el minuto cero, a cambio de 13 votos: corresponsabilidad, ayudas para las gentes, municipalismo, blindaje de libertades y diálogo”, ha dicho.

De este modo, Rufián ha detallado las condiciones de ERC. La primera, corresponsabilidad en la toma de decisiones, “quienes mejor conocen el territorio puedan decidir y que las consejerías de los territorios dejaran de ser meras ‘gestoras’. Nos dijeron que no, de hecho, nos llamaron desleales. Por cierto, señor presidente, usted ha dicho que las Comunidades Autónomas nunca han perdido sus competencias, y al rato ha dicho que las Comunidades Autónomas irán recuperando sus competencias. ¿Cómo se come esto?”.

La segunda, prestación remunerada para la conciliación de las familias, “especialmente para las monoparentales y más especialmente para las monomarentales. Que la gente no tenga que elegir entre sus hijos y su trabajo, y más ahora, entre el contagio y el abandono. ¿Eso es egoísmo? No, es humanidad. Pero nos dijeron que no, porque no había dinero. Por cierto, la misma semana que el Gobierno se gasta 2.100 millones de euros en tanques”.

La tercera, flexibilización del superávit del remanente municipal para “muscular a la primera administración a la que acudirá la gente cuando todo esto pase, los Ayuntamientos. Sentido común, es decir que los ayuntamientos puedan gastar un dinero que hay ahora en el banco a ayudas sociales. ¿Eso es irresponsable? No, es municipalismo y hay que creérselo. Y nos dijeron que no”.

La cuarta, no repetir los mismos errores ante un rebrote de coronavirus en el futuro. “Es decir, modificar la ley orgánica del estado de alarma de 1981 y reformar la Ley de Salud Pública para brindar competencias a los territorios, delimitar funciones y reforzar la coordinación entre administraciones creando un marco autonómico y estatal menos lesivo para las libertades y los derechos. ¿Es absurdo? No, es democracia. Pero nos dijeron que no”, ha explicado, para añadir: “Por cierto, la misma semana en la que se suman un millón de multas durante el confinamiento gracias a la Ley Mordaza. ¿Cuántas multas se han puesto en Núñez de Balboa?”.

La quinta, acotar “mínimamente en el tiempo” la mesa de diálogo y negociación en Catalunya. “¿Por qué? Porque la represión continúa, porque los problemas no se pueden posponer, porque Amnistía Internacional dice que es una barbaridad, y porque cualquier democracia plena no puede permitirse tener presas y presos políticos en la cárcel. ¿Es inadecuado? No, es política. Pero nos dijeron que no. Y nos lo dijeron la misma semana que la Fiscalía recurre la libertad de nuestros compañeros y compañeras presas pero permite la libertad de Carlos García Juliá, uno de los fascistas asesinos de los abogados laboralistas de Atocha”, ha reprochado.

Llegados a este punto, Rufián ha preguntado: “¿Para qué votar un estado de alarma que solo conciben como una jaula para la gente? ¿Para qué votar un estado de alarma sin contraprestaciones sociales? Salvar a la gente no es sólo meterla en su casa, no sólo es salvarla del virus, es salvarla de la miseria, del hambre y de la precariedad”.

El portavoz de ERC ha concluido su intervención con dos mensajes, el primero para "las y los compañeros" de Unidas Podemos. "El PSOE sacrifica hoy a ERC a cambio de los votos de Ciudadanos, si callan, que callarán, mañana puede ser el Ingreso Mínimo Vital, mañana puede ser la reducción del IVA en material socio sanitario, mañana puede ser la moratoria de hipotecas y alquileres. Si creen que la derecha se va a parar con nosotros, una vez más, les decimos que se equivocan. Salgan a la calle y véanlo: personal sanitario currando y ricos contagiando”.

El segundo, y último, mensaje lo ha dirigido a "todos nosotros, para las izquierdas". "Si no somos capaces de ponernos de acuerdo frente a la vida, como lo vamos a hacer frente a todo lo demás. Si no somos capaces de ponernos de acuerdo frente a una pandemia mundial como lo vamos a hacer frente a unos presupuestos, frente a una mesa de negociación, frente a la recuperación de derechos civiles, sociales y laborales perdidos". Según Rufián, la pregunta que se hace la gente de izquierdas fuera es "¿Para qué servimos? Si servimos para algo más que para hacer tuits, ir a platós de televisión o para cavar trincheras aún más profundas. De nosotros depende".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies