El Gobierno español consigue 15 días más de prórroga mirando a la derecha y dejando de lado a las izquierdas

Aún perdiendo más apoyos que nunca, Sánchez saca adelante la quinta prórroga del estado de alarma, que "será distinta, descentralizada y asimétrica", por un periodo de 15 días, como pedía Cs, y no de un mes, como había planteado desde el pasado sábado. "Han escogido a la derecha, ni más ni menos", "Si quiere contar con la izquierda, podremos avanzar", han sido algunas de las críticas recibidas por los partidos que facilitaron su investidura. "Del antes roja que rota pasamos al antes naranja que cogobernada", ha dicho JxCat. EH Bildu consigue el compromiso del Gobierno español para la derogación "íntegra" de la reforma laboral.

Sánchez durante su intervención en un pleno. Foto: Congreso

A las 9.00 horas de este miércoles, comenzaba puntual en el Congreso la intervención del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para defender la quinta prórroga del estado de alarma por un periodo de 15 días -tras su pacto con Ciudadanos del que no se conoce aún la letra pequeña-, hasta el 7 de junio a las 00.00 horas, y no de un mes, como había planteado desde el pasado sábado para que fuera la última y abarcara todo el proceso de desescalada.

Para dar luz verde a esta quinta prórroga, Sánchez necesitaba mayoría simple, es decir, más 'síes' que 'noes'. Cuando el presidente arrancaba su intervención lo hacía solo con 166 'síes' asegurados -los de los partidos de su Gobierno, PSOE (120) y Unidas Podemos (25), más los de Cs (10) y Coalición Canaria (1)-.

A lo largo del debate, ha ido amarrando los apoyos necesarios gracias a los seis votos de PNV, los dos de Más País y el del PCR, además del de Teruel Existe, ausente en el pleno de este miércoles. Sin embargo, se ha dejado en el camino a formaciones que le auparon en la investidura, como Compromís o ERC.

Aún así, la nueva prórroga ha visto luz verde al contar con 177 'síes', 162 'noes' y 11 abstenciones, el menor respaldo de todas, confirmando la tendencia negativa. Entre las abstenciones, las del BNG y EH Bildu, esta formación tras lograr que el Gobierno español se comprometa a la derogación "íntegra" de la reforma laboral.

En su intervención, Sánchez ha vuelto a usar el comodín del miedo para afirmar que sería una "irresponsabilidad" y un "error absoluto" no aprobar esta prórroga, que "será distinta, descentralizada y asimétrica", para afirmar que "la unidad es la fuerza más poderosa" porque "ha salvado miles de vidas". Una unidad, que, a su juicio, es necesaria que se extienda también al "frente económico y político" para "salvar también empresas y empleos".

Tras esta introducción, el presidente ha asegurado que los Gobiernos territoriales van a ir recuperando su "plena capacidad de decisión" con el proceso de desescalada, para después matizar que "nunca han perdido su corresponsabilidad en el ejercicio de sus competencias" cuando se activó el estado de alarma. Así, el presidente ha considerado que transcurrido este tiempo "todo está mucho más claro" sobre cómo han gestionado las competencias su Gobierno y los territoriales.

En este sentido, Sánchez ha insistido que "en ningún momento el Gobierno ha sustituido a las autoridades ordinarias en la gestión de sus servicios", para afirmar que "sólo se han visto reforzadas en su coordinación en materia de salud pública, orden pública y movilidad". Ahora, en el proceso de desescalada y con la nueva prórroga que propone el Gobierno el mando único estará concentrado en el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero este mando único sanitario "no excluye la cogobernanza" con los territorios, ha dicho.

Finalmente, ha pedido disculpas por "los errores cometidos", agradeciendo la labor de todas las personas con responsabilidad pública y ha vuelto a reclamar "unidad" para "culminar" la "victoria" contra el coronavirus. Tras recordar que se ha superado el pico de la curva y también que el número de personas curadas ya es mayor que el de nuevos contagios, ha manifestado que "no hay satisfacción posible ante una crisis que comporta la pérdida de seres humanos" y en la que cualquier balance es "de pesar".

A continuación, en unos discursos tan duros como previsibles, el líder del PP, Pablo Casado, ha culpado a Sánchez de haber "fracasado" en la gestión de la crisis del coronavirus y le ha señalado como único responsable. Por su parte, el líder el ultraderechista Vox, Santiago Abascal, no ha dudado en utilizar bulos para culpar al Gobierno español de provocar "miles" de muertes y hacer un nuevo llamamiento a "protestar contra el Gobierno".

Tras los discursos ultras, ha llegado el turno del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien ha cargado duramente contra la gestión del PP en la Comunidad de Madrid: "Si quitamos a la Comunidad de Madrid, los datos epidemiológicos mejoran bastante". "Estamos mal, pero menos mal que estamos", ha añadido, para dirigirse a Casado: "Si usted estuviera en nuestro lugar, a lo mejor el olor a corrupción no estaría manando de la Puerta del Sol, sino directamente del Palacio de La Moncloa. No tome a los españoles por idiotas".

Ciudadanos, a pesar de apoyar la prórroga ha querido poner un precio alto, y ha lanzado un mensaje a Sánchez: "No se equivoque, no tiene un nuevo socio, sus socios son estos otros. Lo que tiene en Ciudadanos es un partido de Estado", ha dicho su portavoz Edmundo Bal para puntualizar que el apoyo de la formación naranja es para "concederle solo 15 días y no un mes para que vaya rindiendo cuentas".

Rufián: "Han escogido a la derecha, ni más ni menos"

Una de las incógnitas del día era conocer el sentido de voto de ERC, que finalmente ha sido negativo. "La verdad no cambia nada. Pero la verdad, una vez más, es que hoy aquí no se constata el 'no' de ERC a su estado de alarma. La verdad es que hoy aquí se constata, y quizás de forma definitiva, la negativa del Gobierno a negociar nada con ERC. Han escogido a la derecha, ni más ni menos", ha criticado su portavoz, Gabriel Rufián. ERC quería suscribir un acuerdo político con el Gobierno español, ha añadido Rufián, "que sirviera para el ahora y para el mañana porque en política no se puede vivir cada quince días". En este sentido, ha explicado que ERC pedía "cinco cosas muy claras a cambio de 13 votos: corresponsabilidad, ayudas para las gentes, municipalismo, blindaje de libertades y diálogo". Pero todas han recibido el 'no' por respuesta.

Aizpurua: "No es momento de dudar. Si quiere contar con la izquierda, podremos avanzar"

Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu, ha aprovechado su intervención para lanzar un mensaje al Gobierno español: "O la mayoría progresista o la derecha. No es momento de dudar. Si quiere contar con la izquierda, podremos avanzar. Si apuesta por la derecha, no nos encontrará ni a nosotras, y me temo que tampoco a la mayoría que hizo posible que usted sea presidente". Aizpurua había anunciado que el sentido del voto de su grupo en esta quinta prórroga, finalmente abstención, estaba condicionado a la negociación abierta con el Ejecutivo de Sánchez para la derogación "íntegra" de la reforma laboral: "Estamos a la espera de su decisión. Si está por dar pasos en la protección de las y los trabajadores". A última hora, han informado que han conseguido arrancar el compromiso del Gobierno.

Errejón: "Se desvanece el bloque de la investidura"

El diputado de Más País, Íñigo Errejón, ha lamentado ver "cómo se desvanece el bloque de la investidura" para advertir que "lo van a necesitar". Errejón, que ha defendido el 'sí' a la prórroga de los dos parlamentarios de su partido y ha pedido respeto para los partidos que han pasado al 'no', ha llamado a reconstruir los lazos con las fuerzas de la investidura "porque con el cambio de socios -en referencia a Ciudadanos- no vamos a ir muy lejos si de lo que se trata es de crear medidas de justicia social, de protección a la ciudadanía y de transformación ecológica".

Sánchez pierde a Compromís

Otro de los apoyos perdidos por Pedro Sánchez este miércoles ha sido el de Compromís. Su diputado, Joan Baldoví, ha mostrado la "decepción con este Gobierno" que ha preferido pactar con Ciudadanos antes que llegar a un acuerdo con las formaciones de izquierda. "Por la dignidad de cinco millones de valencianos votaremos rotundamente no a la prórroga del estado de alarma", señalaba Baldoví en un vídeo publicado en Twitter antes del pleno.

BNG se abstiene, pero avisa: "Se equivocan en buscar apoyos en la derecha"

Quien si mantiene su posición, abstención, es el BNG. Sin embargo, su portavoz y único parlamentario, Néstor Rego, ha subrayado, de nuevo, que "otro estado de alarma es posible: sin centralización, sin militarización y sin decisiones adoptadas más por criterios políticos y económicos que sanitarios". "Se equivocan en buscar apoyos en la derecha", ha zanjado.

La CUP denuncia un estado de alarma "autoritario"

Por su parte, la diputada de la CUP, Mireia Vehí, ha denunciado: "Ustedes mantienen el estado de alarma con una posición autoritaria, no paran de repetir que el estado de alarma es la única forma de confinar a la población, pero llevamos semanas diciendo que no es cierto", para recordar que "tienen leyes sanitarias" que se pueden aplicar.

Borràs: "Del antes roja que rota pasamos al antes naranja que cogobernada"

"Del antes roja que rota pasamos al antes naranja que cogobernada", ha criticado la portavoz de JxCat, Laura Borràs, para defender su 'no', y ha señalado que al Gobierno español "se le han caído todas las máscaras".

El PNV afirma que la nueva prórroga "va en la línea" de las demandas planteadas por su partido

Aitor Esteban, portavoz del PNV, que ha tomado la palabra desde el escaño, ha mostrado el apoyo de su partido a la quinta prórroga porque se han recogido sus peticiones, acordadas antes de la votación de la cuarta prórroga. La nueva prórroga "va en la línea" de las demandas planteadas por su partido, ha dicho. Esteban ha insistido en reclamar que se cumpla con la cogobernanza "comprometida" con los Gobiernos territoriales y valorado de forma positiva que "ahora la única autoridad con la que haya que lidiar sea el ministro de Sanidad".

Pérdida de apoyos: una tónica constante

Aunque Pedro Sánchez ha conseguido que todas las prórrogas vieran luz verde, ha ido perdiendo apoyos en las sucesivas votaciones. La primera, el 25 de marzo, salió con un contundente 321 'síes' frente a 28 abstenciones (ERC, JxCat, CUP y EH Bildu). La segunda, el 9 de abril, con 270 'síes', 50 'noes' (Vox y CUP) y 25 abstenciones (ERC, JxCat y EH Bildu). La tercera, 22 de abril, con 269 'síes', 60 'noes' (Vox, JxCat y CUP) y 16 abstenciones (ERC, BNG y EH Bildu). La cuarta, el 6 de mayo, concluyó con 178 'síes' (PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, Compromís, Teruel Existe, PRC, CC y NC), 75 'noes' (Vox, Foro Asturias, ERC (12 de los 13, uno fue abstención), JxCat y la CUP), y 97 abstenciones (PP, Navarra Suma, EH Bildu, BNG y un voto de ERC).

Esta quinta prórroga ha contado con los votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, Coalición Canaria, PRC y Teruel Existe; los votos en contra de PP, Vox, ERC, JxCat, CUP, Compromís y Foro Asturias; y las abstenciones de EH Bildu, Navarra Suma, Nueva Canarias y el BNG, total: 177 'síes', 162 'noes' y 11 abstenciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies