Reivindican en Teruel y Zaragoza “un nuevo modelo de Residencias para Mayores: públicas, de calidad, y con control de Sanidad”

Durante la jornada de este pasado sábado las ciudades de Teruel y Zaragoza acogieron sendas concentraciones reivindicativas en las que también se rindió homenaje a las personas mayores fallecidas.

Tras rendir “un emotivo homenaje a los mayores fallecidos por la pandemia en Residencias y Hospitales”, tanto en Teruel como en Zaragoza, las personas concentradas reivindicaron “un nuevo modelo de Residencias para Mayores: públicas, de calidad, y con control de Sanidad”.

En el caso de Zaragoza, para cerrar el acto, la cantante Carmen París le dedicó a los mayores la canción de L’Albada, y como en el acto de la Plaza del Torico de Teruel las personas concentradas escucharon el “Manifiesto y las reivindicaciones” siguientes:

Manifiesto

Colectivos, Organizaciones de asociaciones de familiares de residentes, sindicatos y movimientos sociales llevamos años luchando por una asistencia geriátrica de calidad y pública. Sin embargo, año tras año y gobierno tras gobierno, vemos como se ha desatendido la obligación de dar a nuestros mayores una atención de calidad. Es más, se ha apostado descaradamente por la privatización o semiprivatización de un servicio tan esencial en nuestra sociedad. Según el Instituto Aragonés de Estadísticas, Datos Básicos de Aragón, 2019, en 2018 el IASS sólo tiene un 11% de las plazas residenciales para dependientes propias. Y algunas con gestión privada.

Creemos que al igual que la Sanidad, la asistencia geriátrica, socio-sanitaria nunca debería ser un negocio sino un derecho al alcance de todos los ciudadanos, algo que a día de hoy, no sucede al no existir suficientes plazas públicas para todos los demandantes, que se ven abocados a tener que solicitar plaza en residencias privadas o concertadas.

Entendemos la atención sociosanitaria como un servicio público más , totalmente necesario ligado y supervisado por la Sanidad Pública, la explotación mercantilista de las residencias privadas donde incluso están entrando fondos buitres a hacer negocio, es incompatible con lo que debe ser un servicio público fundamental, donde no prime la obtención de beneficios a costa de peores servicios y con precios en la mayoría de casos inasumibles primando la calidad , el buen servicio y la atención a nuestros mayores.

Estos días con la Pandemia del COVID-19 han salido a la luz todas las carencias que hasta la fecha se han permitido, por falta de atención, por falta de medios, por falta de inspecciones rigurosas, etc. donde más del 89% de fallecidos ‘curiosamente’ se han producido en las Residencias de Mayores.

Queremos hacer hincapié en la obligación de cumplir con la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales realizando las distintas evaluaciones de los puestos de trabajo y las respectivas cargas que conllevan, además de una dotación de EPI,S adecuada y material suficiente para realizar el trabajo diario, grúas, bañeras, etc. Información y Formación en Prevención.

Para que no se produzca la situación actual de falta de personal, establecer unas ratios adecuadas basadas en los grados de Dependencia de las personas residentes, con una completa organización, funciones por necesidades reales y categorías profesionales, añadiendo logopedas y nutricionistas a las plantillas.

Actualización y revisión del Convenio Laboral con unos sueldos que están por debajo de SMI y con turnos maratonianos, se están aprovechando de la precariedad y feminización del trabajo, aprovechando el chantaje emocional a las trabajadoras cuidadoras, rozando ya la explotación laboral.

En la actualidad el 40% de las gerocultoras o auxiliares se medican con analgésicos para afrontar la jornada laboral y el 8% toman psicofármacos.

Reivindicaciones

  • Residencias y plazas públicas para todos, de acuerdo con la Ley de Atención a la Dependencia que garantiza protección a todos los que han sido valorados como personas dependientes de grado II y III que así lo demanden.
  • Control y supervisión de los centros por parte de Sanidad Pública.
  • Ampliación y modificación de los ratios de personal (Decreto 111/92).
  • Recuperación de Residencias públicas, municipales o comarcales que se ha externalizado su gestión a empresas privadas.
  • Inspección rigurosa y exhaustiva tanto en Residencias Públicas, Privadas o Concertadas para exigir que se cumplan unos estándares mínimos de personal, alimentación, cuidados, sanitarios, etc.
  • Un nuevo modelo de residencias/viviendas acorde al siglo XXI dotadas de servicios y atención sanitaria.
  • Actualización y revisión del Convenio Laboral. Más servicio y menos explotación laboral.
  • Ley de Residencias y atención a los mayores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies