Netanyahu acudirá al juicio por cohecho y fraude como primer ministro tras lograr un Gobierno de unidad con Gantz

Así finaliza la crisis política más larga del Gobierno israelí que ha tenido que sufrir 16 meses de Gobierno en funciones, tres elecciones legislativas (dos fallidas), cambios de posiciones del partido centrista de Gantz y ahora la pandemia del COVID-19

Netanyahu
Benjamin Netanyahu. Foto: CC.

Finalmente y tras unas elecciones muy ajustadas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha logrado firmado un acuerdo con el partido Azul y Blanco de Benny Gantz. Un Gobierno de unidad que ha reducido la legislatura a tres años y en el que se turnarán el cargo de primer ministro. Durante los primeros 18 meses, Netanyahu seguirá al frente del Ejecutivo y después Gantz pasara de Ministro de Defensa a Primer Ministro.

Así finaliza la crisis política más larga del Gobierno israelí que ha tenido que sufrir 16 meses de Gobierno en funciones, tres elecciones legislativas (dos fallidas), cambios de posiciones del partido centrista de Gantz y ahora la pandemia del COVID-19.

El pacto de este “Gobierno de emergencia nacional” ha llegado tras la cesión de prácticamente todas las exigencias por parte de Gantz, incluido el veto para nombrar al próximo fiscal general del Estado y miembros de la Fiscalía. De esta forma, Netanyahu se asegura de tener todo a su favor para el 24 de mayo cuando tiene previsto enfrentarse al juicio por delitos de cohecho, fraude y abuso de confianza.

Entre las medidas acordadas por ambos líderes se encuentra la del mal llamado “Acuerdo del Siglo” y la iniciativa de “paz” propuesto por EEUU entre una Palestina que no ha participado en su elaboración y los territorios ocupados por el Gobierno israelí. Este “acuerdo” se estudiará por el Gobierno israelí a partir de julio y en ella está incluida la anexión de más territorios ocupados de Cisjordania.

El gabinete del Gobierno estará compuesto inicialmente por 32 ministerios que se convertirán en 36 al acabar el periodo de emergencia por la pandemia. Mientras Netanyahu y sus aliados ultraortodoxos y ultraderechistas se ocuparán de las carteras de Finanzas, Sanidad, Seguridad Interior y Educación, entre otras, Gantz y sus posibles aliados del Partido Laboristas ocuparán ministerios como el de Exteriores, Justicia, Cultura y Comunicación.

Este acuerdo llega después de que Gantz amenazara a Netanyahu con llevar al pleno un proyecto de ley para impedir que un acusado pueda ser primer ministro. Una iniciativa que truncaría definitivamente la carrera presidencial de primer ministro en funciones. Tras 16 meses de bloqueo tan solo hicieron falta unas horas para salir de la mesa de negociaciones con el Ejecutivo listo.

Netanyahu podrá seguir ejerciendo la jefatura mientras no haya una condena en firme, como permite la Ley Básica israelí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies