Mundo

Netanyahu, a la espera de ser imputado por corrupción, se perfila con ventaja para volver a formar un gobierno de ultraderecha en Israel

Según los datos del comité central electoral, con el 99% de los votos escrutados (más 3,9 millones de los votos escrutados), Likud, el partido del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, habría ganado por la mínima las elecciones legislativas celebradas este martes en Israel por delante de la coalición Azul y Blanco que lidera el antiguo jefe del Ejército Benny Gantz. Likud obtendría un 26,47% de las papeletas, frente a un 26,11% de Azul y Blanco. 
| 10 abril, 2019 13.04
Netanyahu, a la espera de ser imputado por corrupción, se perfila con ventaja para volver a formar un gobierno de ultraderecha en Israel
Benjamín Netanyahu.

La participación electoral en estos comicios ha sido de 4.016.310 de personas votantes, alrededor del 67%, casi cuatro puntos menor que en los anteriores comicios legislativos de 2015, según el digital local Times of Israel.

Tanto Netanyahu como Gantz han declarado su victoria, después de una jornada marcada por la baja participación y el escándalo provocado por la entrega de cámaras ocultas por parte del Likud a sus voluntarios en centros de votación de mayoría árabe-israelí.

En un discurso esta madrugada ante los miembros de su partido y sus simpatizantes en Tel Aviv, Netanyahu ha proclamado “una victoria increíble”, y ha añadido que significa “un logro inimaginable” y “casi inconcebible”.

Por su parte, Gantz ha resaltado que “la población israelí ha hablado”. “Gracias a los miles de activistas y al más de un millón de votantes”, ha manifestado. “En estas elecciones hay un claro ganador y un claro vencedor. ‘Bibi’ (el apodo por el que es conocido el primer ministro) prometió 40 escaños y ha perdido a lo grande”, ha remachado.

Hasta el momento no queda claro quién podrá reunir una mayoría suficiente para formar Gobierno, pero parece más probable que sea Netanyahu al ser las fuerzas de derecha y ultraderecha más numerosas.

Netanyahu ha conseguido aumentar su popularidad de nuevo en las últimas semanas a pesar de que en los primeros días de campaña su candidatura se vio sacudida por el anuncio del fiscal general, Avichai Mandelblit, de que tiene intención de imputarle por corrupción. El actual primer ministro rechazó las acusaciones y denunció una “caza de brujas.

El mismo Netanyahu anunció que si ganaba las elecciones y es nombrado primer ministro, anexionará a Israel los territorios palestinos ocupados en los que se ubican las colonias judías de Cisjordania. Además, rechazó cualquier posibilidad de que exista un Estado palestino. Según el entorno de Netanyahu contaría con el respaldo del presidente estadounidense, Donald Trump.

Sus argumentos son los de siempre que “haría peligrar nuestra existencia” y ha defendido la necesidad de garantizar el control de Cisjordania. Para ello ha explicado que anexionará no solo las grandes colonias, sino también los asentamientos aislados y el desalojo del poblado beduino de Jan al Ahmar.

Cisjordania —incluida Jerusalén Este—, la Franja de Gaza y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra, tal y como reconoce el Derecho Internacional. Unos 400.000 colonos israelíes viven en la Cisjordania ocupada mientras que otros 200.000 en la parte oriental (palestina) de Jerusalén.

10 abril, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR