Navarro incomparece en la conciliación con Contín y agrava la crisis ética del PP en Aragón

Los excompañeros del PP, Sebastián Contín y Pedro Navarro, estaban citados este pasado viernes en los juzgados de Zaragoza para un acto de conciliación tras las acusaciones de Navarro a Contín de “extorsionar con unos supuestos vídeos de carácter sexual a una joven afiliada del partido”.

Sebastián Contín, Jorge Azcón y Pedro Navaro, en su época de concejales del Ayuntamiento de Zaragoza.

El actual diputado del PP en el Congreso español, Pedro Navarro, no se presentó en los juzgados de Zaragoza, este pasado viernes, a la cita judicial de conciliación con su excompañero Sebastián Contín. Tampoco delegó su comparecencia en una representación legal, ni entregó escrito alguno para justificar su ausencia, o aclarar sus acusaciones contra Contín.

El del viernes era un paso previo a la presentación por parte de Sebastián Contín de una querella contra Pedro Navarro “por injurias y calumnias”, como ya anunció el primero el pasado junio. Así, tras la incomparecencia del diputado del PP, Pedro Navarro, el exdiputado Contín aseguró en las puertas de los juzgados de Zaragoza que “quien calla, otorga”, y que iba a llegar “hasta el final, para defender su honor tras los ataques de Navarro”, igualmente reiteró su intención de querellarse contra Navarro enfatizando que “no voy a tolerar ni una calumnia más”. Contín también reiteró que “las acusaciones de extorsionar con unos supuestos vídeos de carácter sexual a una joven afiliada del partido, son falsas”, y por ello solicitaba “rectificación, y una disculpa pública” de la dirección del PP.

Cabe recordar, que el trío formado por Azcón, Navarro, y Contín protagonizó uno de los períodos más agrios de la vida política en el Ayuntamiento de Zaragoza mientras estaban en la oposición. Eran conocidos como los cachorros hooligans del PP, y en sus intervenciones políticas no escatimaban esfuerzos para acusar, con o sin pruebas, a sus contrincantes políticos con un verbo radical y sectario. Dirigidos entonces por otro político radical del PP, Eloy Suárez, comenzaron su ‘peculiar y radical estilo’ político con el último mandato de Juan Alberto Belloch -PSOE-, pero su fijación más destacada fue el acoso político y mediático -pues el trío de hooligans contó con la complicidad de medios afines como Heraldo, Ok Diario, o 13TV- al anterior alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común. Como anécdota, cabe destacar que el hoy concejal de Vox, Julio Calvo, también formaba parte del equipo del PP liderado por Suárez.

Y viene al caso, porque es el propio Sebastián Contín, quien sitúa el inicio del enconado conflicto ético con su compañero Pedro Navarro, en la época en que ambos eran concejales del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza durante el mandato de Zaragoza en Común.

Según asegura Contín el inicio de los ataques de Navarro comenzó cuando “le trasladó al entonces portavoz del grupo municipal, Jorge Azcón, las discrepancias del resto de concejales con la votación en un asunto urbanístico”, porque quien entonces era el responsable interno de Urbanismo del PP de Zaragoza, Pedro Navarro, “no explicaba a su grupo municipal el sentido del voto”. Tras las quejas de Contín “el grupo municipal del PP cambió el sentido de su voto” de afirmativo a abstención, y, a juicio de Contín, “dicha situación dio inicio a una fuerte animadversión por parte del demandado hacia el demandante”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies