Nace la Coordinadora contra las eléctricas en Zaragoza: "Que esta subida les haga caer"

Crece el malestar por la subida en las facturas de la luz de los últimos meses, pero también se están dando pasos hacia una acción colectiva y organizativa como esta iniciativa para "evitar que esto les salga gratis"

Electricas iberdrola energia luz
Foto: Coordinadora contra las eléctricas de Zaragoza.

Cada día nos despertamos con una nueva noticia del nuevo récord histórico en el precio de la luz. En Zaragoza, se comienzan a gestar respuestas a esta "agresión constante". De ahí surge la Coordinadora contra las eléctricas en la ciudad, un colectivo que pretende luchar confrontar este problema y no permitir "que se convierta en una costumbre".

Según la propia Coordinadora, su tarea es doble: por un lado, organizarse contra lo que entienden que son agresiones y confrontar a las eléctricas; por otro, realizar acciones para "evitar que esto les salga gratis y se asuma como algo inevitable". Su objetivo es "trasladar el malestar que se acumula en las facturas de cada vivienda trabajadora hacia una acción colectiva en las calles".

La creación de esta coordinadora busca llevar a cabo acciones y movilizaciones que "aumenten la conflictividad" y sean la semilla de movilizaciones más masivas en el futuro. Consideran que esta lucha podrá agregar a un amplio abanico de sectores militantes y colectivos.

Electricas iberdrola energia luz

Contra la subida de los precios

Desde inicios de este año 2021 se ha ido viendo un continuo aumento del precio de la electricidad en el Estado español. Se han llegado a triplicar y cuadriplicar los precios del año pasado. La factura media de septiembre de 2021 ha sido 30 euros más cara que en septiembre de 2020. Para esta nueva Coordinadora, esto supone una "agresión directa" hacia las clases trabajadoras, cada vez más empobrecidas mientras que las grandes empresas eléctricas aumentan sus beneficios.

Las explicaciones a estas subidas se escudan en aspectos técnicos de la formación de los precios en el actual mercado eléctrico. Así mismo, las medidas llevadas a cabo por el gobierno han sido incapaces de evitar que los precios continúen aumentando. El poder político e económico que tienen estas empresas es innegable. Además, "este no se trata de un problema técnico ni que se vaya a resolver con reformas fiscales", dice la Coordinadora, que señala que el conflicto está entre los beneficios de las eléctricas y el conjunto de las clases populares.

Es por esto que consideran fundamental organizarse para dar una respuesta que "confronte" a estas empresas y "señale la complicidad del gobierno", una lucha que entienden debe tener un claro carácter anticapitalista y de clase. Para la organización los culpables están claros: "Pero no se trata únicamente de los directos de las empresas eléctricas, o los políticos que han acabado en los consejos de administración", sino de toda la estructura política y económica que mercantiliza un suministro básico, como es el acceso a la energía.

Electricas iberdrola energia luz

Reivindicaciones

Sus reivindicaciones son claras: piden la expropiación bajo control popular de las empresas eléctricas. "La clase trabajadora debe tener la capacidad de decidir sobre la forma y las condiciones en las que se produce y se consume la electricidad", continúan. Esta es una forma de cuestionar también la gestión capitalista que se realiza desde el Estado, "cuyo margen de actuación se restringe a garantizar los intereses del gran capital".

Exigen una transición hacia fuentes energéticas renovables para acabar con la dependencia de los combustibles fósiles. Pero para este nuevo colectivo "no cualquier transición es válida". En el último año hemos visto cómo el cambio tecnológico hacia las energías renovables "ha sido adoptado como una estrategia de acumulación de capital por parte de grandes empresas privadas", analizan.

La transición energética que proponen se tienen que llevar a cabo desde los territorios, con procesos de decisión democráticos y que sitúen la producción junto a los focos de consumo. En este sentido, rechazan el extractivismo energético llevado a cabo por grandes empresas sobre múltiples lugares del medio rural, el cual ha quedado demostrado que destroza el territorio, impide el futuro de sus habitantes y empeora la situación de despoblación.

"La producción, la distribución y el suministro de electricidad no pueden estar en manos de empresas privadas. De poco nos sirve una producción renovable si nos siguen cortando la luz si no podemos pagar", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies